“Espesísimo Sludge De Quilates Desde Barna

Crítica escrita por Butch

Isaac y Marcos , o sea, Ground, son unos colegas de Barna que a primera vista, si te los tropiezas en un bar de cañas, no repararás en ellos. Tipos normales, en el mejor sentido de la palabra. Pero resulta que tienen algo perverso dentro, los muy bellacos. Por ahí detrás de esa normalidad laten dos sucios asesinos a sueldo de la melodía, a la que destripan con gusto, arte, y saña. Pues seguramente eso sea el sludge metal, o el remedo de doom que se marcan en I estos dos brutos con pinta de amiguete del barrio; Destripar las melodías como quien se las saca a un ruibarbo recien pescado, boqueando, mientras ensucias todo lo demás con el bajo y la batería.

Ground lanzan desde los Estudios Aqueron su primer largo, grabado entre Marzo y Agosto del 2017. Mezclado por Héctor Baeza y masterizado por Brad Boatright en Portland, Oregón, y puede ser que al mezclador y a Héctor le dijeran simplemente: “Saca todo lo que no sea ruido que puedas, y lo mandas a la mierda; de lo demás nos encargamos nosotros”. Y en Destello, el track 4, verás de qué hablamos. Vadean del sludge al puro metal más agresivo sin apenas discernir una frontera, una gota de sudor. En medio pueden aparecer destellos de old school metal tipo Celtic Frost, pero estos van más de Electric Wizard, los doom británicos, o de High On Fire o los japoneses Church Of Misery. Ahí es nada lo que te espera.

Un disco muy, muy espeso, doom sucio o sludge metal, bien producido, mejor ejecutado ( ojo, se busca lo básico, destripar al corazón la canción y los instrumentos, piensa en unos Venom o Celtic Frost pasados por los mencionados Church Of Misery con resaca y depresión, por ahi vamos…) que debe darles una plaza en los circuitos de esta guisa a Ground, pues lo que proponen lo masterizan. Toda vez que son conscientes que esta música nunca les llevará a las masas, hay que felicitarles por un disco que me hace pensar que Krokodil son unos vulgares metalerillos ( Iba a decir nenazas pero en este 2018 estoy concienciándome del poder de las palabras, y si uno lleva a gala el no ser racista, o machista, quizá sea bueno empezar por no denigrar… buenos propósitos). Escucha Tormenta y cuando te des cuenta te estarás subiendo los pantalones, y notarás el olorcillo… Y todo esto te hace no menos que admirar a los brutotes colegas de Ground cuando ves que llevan desde 2016. Unos bebés malpensados, groseros, sucios, asesinos en potencia.

Y lo de doom que no te eche para atrás, no pienses en Anathema o cosas asi, ponte Cazador, el track 6, y luego cobíjate bajo la cama. Bienvenidos, Ground, espero veros en el campo de batalla, a ver si me acerco a Llodio el 2 de Febrero.

Banda:

Marcos (voz, guitarra, bajo)

Isaac (baquetas, voz)

Deja un comentario