¨Asesinato justo y certero¨

Por Christian Darchez

Muchos de ustedes se estarán preguntando que carajos hace un último disco de los noruegos Ulver en nuestra página. La respuesta es muy fácil: en Dioses del Metal somos abiertos musicalmente y no nos quedamos solamente en el Rock y Metal, consideramos que hay mucha música que es digna de ser disfrutada, siempre y cuando esté  ligada a las corrientes en las cuales solemos movernos.

En el caso de los noruegos Ulver sabemos que sus orígenes vienen del Metal extremo y el Folk europeo, con obras como Bergtatt (1995), Kveldssanger (1996) y finalmente Nattens Madrigal, el más ortodoxo y radical de la era Black Metal, pero a partir de Perdition city (2000) y su Jazz trip hipero la banda ha sabido cagarse en las etiquetas y hacer caso omiso a las acusaciones de sus fans del grito de ¨vendidos¨. Y que así fueron pasando sus discos como el fantástico y hermoso  Dark ambient de  Shadows of the sun (2007), el Rock psicodelico de Childhood’s end (2012) y el post rock de ATGCLVSSCAP del año pasado por citar ejemplos y constatar que los noruegos jamás repiten formulas. Y con The assassination of Julius Caesar, su décimo tercer disco lo vuelven a demostrar con uno de sus álbumes más logrados y que directamente ya entro en lo mejor del año!.

The assassination sigue esa línea experimental de siempre, donde el Synth Pop, el Dark ambient y la electrónica de los 80’ y 90’ conviven en perfecta armonía; y está bastante en sintonía con el Depeche Mode de ¨Violator¨ (1990) y el más variado ¨Song of faith and devotion¨ (1993), previos a la americación de los ingleses, afirmación que se alarga aún más cuando notamos que la estupenda interpretación de Kristoffer Rygg está más cerca de Martin Gore que a la otrora lúgubre voz de David Gaham (ambos de Depeche Mode).

Aunque el arranque del disco con “Nemorabilia” y su media marcha electrónica no termina de levantar vuelo y hasta falla como punta de lanza, es ahí cuando la más animada “Rolling Stone” con su estribillo bailable conjugados con voces femeninas dan catedra. Pasando por la oscurita y muy lograda “Southern gothic” con sus pocas guitarras y sus teclados ensamblados que recuerdan mas al Pink Floyd post Watters de los 80’ que a Depeche Mode. El Dark ambient de la más pausada “Angelus novus” le prepara el terreno a la joya de la corona del disco: la estupenda “Transverberation”, que cuenta con quizás el mejor estribillo del disco sumado a su perfecta conjunción entre lo oscuro, triste y lo elegante. Tal vez el cierre del disco con “Coming home” y su pulso errático entre el ambient y el noise no terminan de convencer pero aun así no consigue empañar el gran resultado del disco.

Obviamente la producción del disco delinea perfectamente el resultado sonoro del álbum: oscuro, cautivante y seductor. Si Martin Gore y David Gaham escucharan este disco seguramente se replantearían una vuelta a las raíces con Depeche Mode, ya que Ulver demuestra con creces que se puede hacer un perfecto balance entre lo viejo y lo moderno, y aun así los ingleses no se repetirían para nada. Ulver lo volvió a hacer y entrego una gran obra experimental recomendado para los mentes abiertas de siempre. OTRO A MI LISTA DE FAVORITOS DEL AÑO, GRACIAS ULVER!.

Formación

Kristoffer Rygg: voz

Tore Yimizaker: teclados y programaciones

Jorn H Svaeren: micelaneos

Daniel o’ Sullivan: guitarras

Track list

  1. Nemorabilia
  2. Rolling stone
  3. So falls the world
  4. Southern gothic
  5. Angelus novus
  6. Transverberation
  7. 1969
  8. Coming home

 

Deja un comentario