«Espada desafilada»

Crítica escrita por: Christian Darchez

Al igual que Fu Manchu, sus compatriotas oriundos de Texas The Sword supieron aprovechar al máximo el esplendor del Stoner cuando aun gozaba de la estima de la prensa y el publico sin ser músicos o compositores por demás eximios. Claro que digo esto sin desmerecer sus méritos y los dotes que poseían les sirvió como para crear discos no muy originales pero muy potentes y gancheros como lo fue ese gran muestrario de Stoner y Heavy metal clásico de ¨Gods of the earth¨ (2008); después de eso vinieron otras experimentaciones para que no creamos que habían tocado su techo creativo como ¨Apocryphon¨ (2010) una raza mezcolanza entre el progresivo fumado y el psicodélico mas narcótico y finalmente ¨High country¨ (2015) que prácticamente mantenía la misma linea que el anterior pero con un rebaje brutal de guitarras que trajo las primeras voces detractoras, y eso que dejo de lado a ¨Low country¨ (2016) su disco de versiones acústicas. Hoy a ya 3 años de aquel lanzamiento, The Sword demuestra, tristemente, que el tiempo tomado no les fue en zaga.

¨Used future¨, sexto disco de los americanos, evidencia los 2 mayores problemas que la banda viene arrastrando desde 2010. En primer lugar en su afán de querer sonar distintos (algo que no esta mal) y disimular la falta de ideas se meten de lleno en la onda revival actual y segundo es que la gradual perdida de potencia con tal de querer adaptarse a dicho formato los hace sonar endebles e idénticos a miles de bandas actuales que están mas preocupados en repetir los mismos yeites que sus héroes en lugar de usarlos en pos de la creatividad. Vamos a ser sinceros, el Stoner es un estilo revivalista y con afirmar eso no estamos descubriendo America, pero la diferencia es que al menos las bandas se preocuparon en hacer que creamos que escuchábamos algo novedoso y aunque después se estanco muchos intentaron mestizar su sonido eso al menos hizo que hubiera variedad. No ocurre lo mismo con la onda revival actual donde sonar como las glorias pasadas al pie de la letra no solo los priva de tener creatividad  sino también potencia. Esto fue lo que le ocurrió ahora a The Sword, que ahora riffeando suena como una banda inofensiva y sin un atisbo de identidad propia. Y así tenemos canciones desabridas y chatas en su tratamiento como el comienzo de Deadly Nightshade, ese horrible efecto de voz en delay en el estribillo de Twilight sunrise molesta mas que darle un toque exótico. Sea of green parece un mala copia del Kiss de los 70’ si bien la banda de Gene Simmons y Paul Stanley nunca fue mi favorita. Nocturne en cambio suena como un descarte climático y errático de ¨A momentary lapse of reason¨ (1987) de Pink Floyd y no deja muy bien parado a los muchachos en cuestión de cohesión musical para con el disco. Tal vez Don’t Get Too Comfortable es la que mas simpatía despierte es porque es una de las pocas que suena con gancho. El resto sigue la misma tesitura de canciones endebles, sin gancho e identidad propia, y nombrarlas no haría otra cosa que estirar la reseña.

Siendo justos al menos el trabajo de la producción se condice bastante con el enfoque elegido, mas allá de que la portada de carácter pseudo futurista post apocalíptica indique otra cosa. En lo personal el disco me aburrió bastante pero seguro ustedes tendrán otra percepción de él y sacaran lo mejor de sí. Claro está.

The Sword:

J. D. Cronise: voz y guitarra

Kyle Shutt: guitarra

Bryan Richie: bajo

Santiago Vela III: batería

Track list:

1. Prelude

2. Deadly Nightshade

3. Twilight Sunrise

4. The Wild Sky

5. Intermezzo

6. Sea of Green

7. Nocturne

8. Don’t Get Too Comfortable

9. Used Future

10. Come and Gone

11. Book of Thoth

12. Brown Mountain

13. Reprise

Deja un comentario