“Oli Brown sube un peldaño más y lo demuestra aquí”

Crítica escrita por Tony Barrios

El nuevo proyecto del joven Oli Brown, el cual tuve la suerte de ver en su gira del 2013 abriendo para Satriani, suena contundente. Un power trío formado por el batería Gunnar Olsen y el bajista Aaron Spiers (Junk Squire) donde conjuntan estilos como el blues, hard rock, con toques psicodelicos, que lo hacen muy atractivo. A las voces se encarga el propio Oli. Este disco es la continuación del EP “Breaking Out” del año pasado, y que tan buen sabor de boca había dejado entre los medios, y que esperábamos este disco ansiosamente. Y os puedo asegurar que no ha defraudado en absoluto. Menudo bombazo de disco, donde los sonidos Zeppelianos o están por todos lados, a la vez que el puro y contundente sonido del propio Oli, que arrastra una genial escuela de blues británico en sus venas.

Recordar que este jovenzuelo de 25 años ya tocó para genios como Jeff Beck, John Mayall o Satriani entre otros y que posee los premios como Mejor Vocal Masculino o Mejor Músico Joven en los Brithis Blues Awards. Todo un talentoso con una gran proyección, que en este proyecto se ha juntado con otros dos claros exponentes del rock inglés.

La banda ya rodó con Slash en el año pasado y que en el 2017 fijo dará mucho ruido en los escenarios de Europa, pues se merece un mejor valor a grupos que apuestan por el rock directo.

El álbum se grabó en New Jersey, gracias a la labor del productor Warren Riker, quien les ha sacado la esencia del sonido que ellos llevan dentro de sus venas. Once grandes bombazos que paso a desgranar.

El disco abre con “I Wanna Feel You” de manera contundente y dejando a la vista la tarjeta de presentación que poseen, musicalmente hablando. Un tema directo, con unos riffs brutales y un sonido añejo, que a los amantes de los sonidos setenteros nos vuelve locos. Power Trio sin complicaciones. Blues sangrante y eléctrico, con un solo de guitarra saturado al máximo, que desprende esa esencia de Hendrix o Cream. Mejor no se puede empezar.

Come With Me” es un temazo, pues en vez de suavizar el ritmo, aumentan la potencia con una batería y bajo arrolladores. El trabajo de Oli en las voces es muy destacable y el estribillo muy potente, pero sin perder esa esencia bluessy de los ´70. Fuerza y calidad por doquier, con un solo de guitarra muy del estilo Rory Gallagher. Brutal.

Inside” sigue machacando los tímpanos de manera audaz y continuada. Ritmo trepidante donde el bajo y la batería siguen dando una lección de fundamentos. Este tema posee uno delos mejores estribillos del disco y de la mano de la guitarra de Oli es súper adictivo. En parte llega a recordar a los Faith No More, pero más bluessys.

Hero” es el tema que han elegido para single y primer vídeo, y se nota que ha sido así, pues es más comercial, con una esencia al rock moderno de mediados de los ’90, como grupos de la talla de Foo Fighters, y con ese deje rockero con voces rasgadas, junto con los riffs directos e incesantes de esa guitarra fantástica de Oli.

Entramos en “Supernova” de manera suave y pausada. Pero en breve nos dará una bofetada de realidad para poseernos de nuevo con su infernal guitarra, donde sus riffs nos enganchan cada vez más. En este tema, lo que más me atrae es la buena capacidad vocal que demuestra. Limpia y sin grandes artificios, pero que engancha por su excelsa calidad en estos temas más psicodélicos ligados al blues.

Walls” sigue el camino marcado en sus comienzos, con esa sección rítmica tan poderosa, que alimenta las ganas de seguir escuchando un CD excelente desde sus inicios. Y es que cuando mezclas el portentoso talento de estos chicos con la magia del experimentado productor, sacas temas como este en poco tiempo. Y es que la duración de grabación no llegó a un mes, donde otros necesitan el doble para sacar bodrios inigualables. Secciones orquestadas y potencia medida es lo que hayas aquí. Otro gran tema.

Oh My Love” es un tema que suena crudo y macerado en sentimientos bluessys. Riffs pesados como piedras, con ese regusto a los primeros Black Sabbath, con Ozzy a la voz y esa cadencia musical tan característica La voz se me asemeja mucho a la de un Vedder rejuvenecido y menos ronco. Toda una mezcla exquisita, condimentada con la marca de los propios músicos

Madeline” es un medio tiempo con un riff contundente, que define perfectamente el sonido de la banda, y que poco a poco se acelera, para dar un brutal estribillo que acongoja de principio a fin. Con joyas como esta da gusto volver a escuchar un trabajo no dos ni tres veces, sino mil. Temazo impresionante.

Hate” nos introduce en las tres últimas canciones a ritmo pesado, con la dupla batería-bajo a toda velocidad. Que gusto escuchar estos riffs que tan famosos se habían hecho a mediados de los ’60 con Cream.

Out Of The Rain” empieza oscuro y expectante, para dar el hachazo definitivo con un riff contundente por parte de los tres, y seguir de manera potente en todo el tema. Unos buenos coros adornan el tema para darle un toque interesante al tema.

Y cierra con “Eternity”, un tema acústico y precioso para poner un broche perfecto. La voz melódica de Oli, la guitarra acústica, a la par del bajo acústico van de la mano, para dejarnos esta balada preciosa, llena de sentimiento, con un estribillo para enmarcar. La finalización del tema es en eléctrico para darle más emotividad aún. Todo un lujo de cierre, para un disco que se merece una gran relevancia.

En definitiva, si te gustan los sonidos psicodélicos de Zeppelin, con aires modernos de Soundgarden, fijo que este disco te cautivará, pues posee todos los ingredientes necesarios para ello. Uno de los grandes discos de lo que falta de año.

Line Up

Oli Brown: Guitarra y Voz

Aaron Spiers: Bajo

Gunnar Olsen: Batería

Track List

1. Wanna Feel You

2. Come With Me

3. Inside

4. Hero

5. Supernova

6. Walls

7. Oh My Love

8. Madeline

9. Hate

10. Out Of The Rain

11. Eternity



 

Escrito por Tony Barrios


Deja un comentario