“Seguro que volveremos”

Por Pol Metalhead

Segunda edición del Pyrenean Warriors Open Air, celebrado el sábado 10/09/2016, un cartel que este año contaba con muy buenas bandas como para pegarse un viajecito: Los norteamericanos Manilla Road (Grandes leyendas del Metal épico), el puro Heavy Metal de los alemanes Metal Inquisitor, la clase y la experiencia de Ostrogoth o nuestros paisanos de Iron Curtain.

Unas dos horas teníamos de viaje desde Barcelona para asistir al festival Pyrenean Warriors en la localidad francesa de Torreilles. Lo primero que cabe destacar, la ubicación con la zona de acampada a muy pocos metros  de los escenarios. Dentro, en los servicios, una chica y un chico preparados para limpiarlos tal como entraba o salía el personal y un sitio perfecto para conciertos al aire libre, con muy buen trato de la gente que trabajaba, zona merchadising, puesto de helados, de hamburguesas… ¡y de caracoles!.

Empezaba el Pyrenean sobre las 14:00 del mediodía con la banda local Electric Shock, con un Heavy Metal muy clásico y con unas ganas enormes sobre el escenario, venían presentando su Ep Burn Out sacado en este 2016, del cual tocaron temas como “Dressed to Kill” o “Heavy Metal Resistance”, animaron muchísimo con la versión del “Nice Boys (Don’t Play R’N’R)” de Rose Tatoo y acabaron con una gran ovación por parte del público, gran banda para abrir el festival.

Pasados 20 minutos los belgas Horacle, hacían su aparición en el escenario, irrumpiendo con una fuerza enorme y descargando puro Heavy Metal, venían presentando su nueva obra Dead Eyes Revelations, discazo coma la copa de un pino y muy influenciado por bandas como los primeros Queensrÿche o Iron Maiden, abrieron fuego con el tema que abre el disco “Premonition/Carnage Stalion”, y continuaron como quién no quiere la cosa con “King Slayer” y “No Resistance”, demostrando que la grabación del álbum no fue pura casualidad ya que en directo son aún mejores!!!. Sus guitarras sonaban súper afiladas acompañadas con gran maestría por una muy buena base rítmica, y qué decir de su cantante, buenísimo!!!. Los gritos de “Dead Eyes Revelations” los clavaba, siendo un sorpresón en toda regla, no paraba de saltar, ir hacía las primeras filas y dejarse la piel en las tablas, con la que estaba cayendo a estas horas, entre 34 o 35 grados!!!. Siguieron con “Axes of Blood”, “Sing of The Beast”, y acabando con “To Face The Fire” y “The Hounds (Wicked Child)”, gran concierto de una banda que recomiendo y que nos dejó un gran sabor de boca a los allí presentes, chapeau !!!.

De la siguiente banda, los italianos de Punk-Heavy Metal Hi- Gh no puedo comentar ya que fue el momento de descansar e ir a comer algo, ya que aún quedaba mucho festival por delante y la que estaba cayendo era descomunal, y la deshidratación estaba haciendo mella en nosotros.

Saltaban a escena los únicos representantes españoles, los murcianos  Iron Curtain, nos iban a dar caña con su Speed Heavy Metal en unos 45 minutos intensísimos, contaban con 1 hora pero la anterior banda se pasó en tiempo y esto hizo que se lo acortaran a nuestros compatriotas. Dos telones a los costados de su obra Jaguar Spirit adornaban el escenario, que a estas horas, pasadas las 6 de la tarde hacía un sol de justicia, comenzaban con “Jaguar Spirit” y sin apenas descanso y unas breves palabras de agradecimiento especialmente a los muchos españoles allí congregados nos metían de lleno en “Black  Fist”, las primeras filas, casi todos venidos desde Barcelona, se volvían locas con ellos, continuaban con un tema de su nuevo trabajo Outlaw, muy bien recibida por cierto y con “Satan’s Race”, todo iba como la seda, “Get Out Of My Way”, “Loud & Load”, “Heads Will Roll”… Llegaba el momento de presentarnos una canción de su disco que saldrá para Octubre llamado Wild & Rebel, con el tema del mismo título, finalmente y con los típicos oe, oe, oe llegaba el triste final con un himno totalmente metálico, “Heavy Metal Nation”, nos puso a todos a cantar y a levantar el puño, gran concierto de Iron Curtain. Si llegan a vuestra ciudad no dudéis en ir, no os defraudarán para nada, os lo puedo asegurar.

Era el momento de una de las mejores bandas para mí de esta edición del Pyrenean, los belgas y claros referentes del Heavy Metal de los 80’ Ostrogoth, se llevaron al público y al festival de calle, de largo los grandes triunfadores del Pyrenean Warriors II. Comenzaban a las a las 18:25 de la tarde con “Heroes’ Museum” y ya se veía que lo que estaba por venir iba a ser histórico, todo lo que tocaron, uno tras otro, eran grandes clásicos de la banda, “Scream Out”, “Rock Fever”… El Heavy Metal llegaba y nos ponía a mover la cabeza sin descanso con “Ecstasy and Danger”, con unas guitarras afiladas que se te metían dentro del estomago y ya no te soltaban hasta el final, si hay que destacar algo realmente que se sale en la formación  es sin duda su cantante Josey Hindrix espectacular en todos los sentidos!!!. Un gran frontman que no paraba ni un solo momento de animar, correr y darlo todo y si encima tienes la capacidad vocal ya tienes todo ganado, muy curioso el pie de micro que llevaba con el símbolo de Ostrogoth en su base.

Seguidamente nos presentaban una canción de su última obra The Last Tribe del 2015 y el tema “Clouds”, que la gente estaba claro que se la sabía al no parar de tararear su contagioso estribillo, esto cada vez iba a más, “Love In The Streets” era el aperitivo para el mejor tema que sonó en el escenario del Pyrenean Warriors este 10 de Septiembre del 2016. Cuando hablo de este festival con la gente o público asistente siempre les pregunto qué les pareció “Paris By Night”, no hay palabras, inmejorable lo vivido aquí y ahora, la carne de gallina con cada nota, y cuando llegaba la hora del estribillo todo el mundo dejándose la voz (especialmente yo, jejeje). Cuando parecía que esto ya era para enmarcar y que nada podía ser mejor, llegaban los últimos cortes de la velada y nos dejaron aun más con la boca abierta, “Samurai” fue la siguiente, en la cual Josey sacó una enorme bandera con el logo de la banda, ondeándola de un lado a otro al mismo tiempo que se dejaba la voz y el alma, seguíamos con una de esas canciones que recuerdan porque el Heavy Metal es tan grande, “Too Hot”, con “Queen of Desire” nos dejaba tocados y el final de “Full Moon´s Eyes” nos mataba literalmente, con esta última canción el cantante se subió a las vallas de las primeras filas para darse “un baño de masas” y demostrando en la gran forma física que esta, épico final de un concierto inolvidable, sólo por ellos, ya valió la pena el viaje, Chapeau , Ostrogoth !!!. 

Después de reponernos de lo vivido con Ostrogoth, y después de 20 minutos saltaban al escenario los alemanes Metal Inquisitor, puro Heavy Metal es la apuesta de esta banda venida desde las tierras germanas, con un cantante llamado así mismo “El Rojo” que recuerda mucho en movimientos a Boby Blitzer de Overkill , pero con un tono vocal totalmente distinto, ya eran sobre las 8 de la noche y poco a poco se iba haciendo de noche y pudimos disfrutar de un concierto sin darnos el sol de lleno en nuestras cabezas, comenzaban con “Doomsday for The Heretic” y ya las guitarras sonaban atronadoras , continuaban con “Self Denial”, con “Legions Of Grey” hacía un pequeño parón para dirigirse al público en francés y pedir disculpas de no saber más del idioma de nuestro país vecino y hacernos gritar y tocar la canción ya mencionada y empalmar con “Call The Banners”, tema de su última obra hasta el momento  Ultima Ratio Regis del 2014, un enorme disco por cierto.

Unas guitarras lentas daban paso a “Quest For Vengeance”, para ya no parar hasta el final de hacer headbaging con “Restricted Agony”, “Infamia”, “Take Revenge”, “Run For Your Life”… El concierto iba a más pero el cansancio de muchos de los allí presentes cada vez era superior y muchos se guardaban las fuerzas o bien para la banda local ADX o los cabezas de cartel, los norteamericanos Manilla Road, el resto del concierto estuvo marcado por grandes clásicos de la banda “Zombie Driver”, “Confessions Save Blood” y los bises “Star Chaser” y el final con “Persuader”. Muy buen concierto de los alemanes Metal Inquisitor, lo malo tener que lidiar después de lo ofrecido por Ostrogoth que los eclipsaron totalmente.

La última banda que pudimos ver y que fue nuestro final del Pyrenean Warriors 2016, eran los locales ADX , que realmente desconocía bastante parte de su discografía, el grupo practica un Heavy Metal clásico cantado en francés y por lo que pudimos apreciar la gente está con ellos, un amigo me dijo estos son los Obús franceses y la verdad no es que estuviesen muy alejadas sus palabras, tocaron canciones como “Calígula”, “Broceliande”, increíblemente bien recibida por el respetable, o la hiper heavy “Red Cop”, su cantante me recordaba por su forma de cantar a Blaze Bailey pero cantando en francés.

Después de más de 8 horas de festival, soportando un gran sol y muchísima calor, nuestro cuerpo dijo basta y tuvimos que irnos a descansar y con la cabeza baja por perdernos a los cabezas de cartel Manilla Road, según me explicaron estuvieron espectaculares y junto a Ostrogoth lo mejor del Pyrenean Warriors de este 2016, fue una pena no poder disfrutar de su show, pero cuando el cuerpo dice basta, hasta aquí hemos llegado

En resumen un festival que a partir de ahora estará marcado como obligatorio para las citas veraniegas en los próximos años, un sitio espectacular, con muchas sombras por muchos lados, grandes servicios, especialmente en los baños, y un gran trato por parte de seguridad y demás, y muy importante, un sonido en cada uno de los conciertos bestial y ya solo con esto y si las bandas te gustan. ¿Cómo no vas a seguir viniendo?, nosotros por nuestra parte seguro que volveremos.

Escrito por Pol Metalhead

Deja un comentario