«Cuarto disco de la banda australiana de metal progresivo…  la técnica es excelente y la calidad de los integrantes es indudable, pero no es un disco en el que se pueda destacar canciones por encima de otras, es decir, se aprecia más monótono.»

Crítica escrita por Moralabad

Cuarto disco de la banda australiana de metal progresivo, a su vez, la segunda parte de This Global Hive. Un disco complicado para los que ya entendemos de progresivo, bajo mi punto de vista este disco excede de cambios de ritmo consiguiendo que las canciones no tengan un patrón claro. Cierto es que la técnica es excelente y la calidad de los integrantes es indudable, pero no es un disco en el que se pueda destacar canciones por encima de otras, es decir, se aprecia más monótono.

Se pueden destacar momentos puntuales, como el buen solo que hay en la canción An Architects Farewell. Para mi gusto el mejor corte se lo lleva Manifest My Obsession, que es la más constante de todas, tiene un ligero parecido en las voces a lo más comercial de Queensryche y los ritmos de batería y cuerdas se asemejan a Evergrey.

To Be King, hace finalizar un disco que no ha alcanzado el nivel esperado, de una forma algo más movida.

Como comentario final, decir que no es un mal disco de metal progresivo, pero en el que sí se pasan con los matices progresivos que no dejan paso en ningún momento a un ritmo continuo.

No descarto futuros éxitos en esta banda, pero creo que si no mejoran esos aspectos, no conseguirán llegar a un público más amplio.

Nota: 6/10


Lista de canciones:

  1. Show Me Oblivion
  2. The Guiding Lie
  3. Of Leprous Minds
  4. Hate Remembers/Love Forgot
  5. Empty Shell
  6. Through The Lens
  7. Manifest My Obsession
  8. An Architects Farewell
  9. To Be King

Miembros:

      –   Evan Harris: bajo

      –   Andrew Hurst: batería

      –   Conny Dee: guitarras

      –   David Bellion: guitarras, voz y teclados

      –   Eddie Katz: teclados

Deja un comentario