«El Inner Circle… rechazándose a morir???»

Reseñado por Mutamorfo

Black Metal – Noruega

Por el poder de la oscuridad y los debidos conjuros, no habrá dos álbumes de MAYHEM que hayan sido o sean los mismos. En el transcurso de la carrera histórica de 35 años de MAYHEM, desde “Deathcrush” (1987), hasta “Esoteric Warfare” (2014). Los noruegos han desafiado continuamente la ortodoxia del género que ayudaron a crear. Originalmente formado, por los grandes: Hellhammer, Venom, Bathory y Sodom. MAYHEM eventualmente impuso su ataque con influencias de todo el espectro extremo de la música, primero en el EP áspero y angular “Deathcrush” y, sobre todo, en el emprendedor brutal y “Grand Declaration of War” (2000). En 2019, Mayhem una vez más dejará a la Tierra Santa arrasada con su nuevo álbum, Daemon.

«Mayhem siempre será Mayhem«, dice el guitarrista y compositor Teloch (también conocido como Morten Bergeton Iversen). “Si dejamos de lado un poco el juego de género, nadie más suena como MAYHEM. Incluso cuando salió “De Mysteriis…”, al principio no se consideró como un álbum de black metal, si mi memoria me sirve. Difícil etiquetar a esta banda. El metal sería el más adecuado; No es puro black metal, en mi opinión. No estoy seguro de que haya sido en realidad, a pesar de la opinión general. La gente puede llamarlo como quieran. Si es metal negro para ellos, entonces está bien. Realmente no nos importa. Para mí, es importante mantener algún tipo de ambiente de Black Metal, al menos”.

No olvidemos que MAYHEM, tuvo sus inicios en 1984, en el pintoresco pueblo de Langhus, Noruega, por mi difunto amigo, corresponsal y visionario líder Euronymous (también conocido como Øystein Aarseth), Necrobutcher (también conocido como Jørn Stubberud) y Manheim (también conocido como Kjetil Haraldsson), los orígenes de la pequeña ciudad de MAYHEM no impidieron ellos de lograr la dominación global. Para 1986, los noruegos se habían aventurado de lleno en el abismo proverbial con el lanzamiento de su primer maldito demo “Pure Fucking Armageddon”, una multitud de metales cacofónicos que clasificaciones tan extremas de la época no se aplicaban. Ciertamente, los lados «Fuck» y «Off» fueron indicadores de la estética frenética de MAYHEM, pero fue su EP debut “Deathcrush” (1987), lo que hizo sonar las alarmas.

No todo estaba bien en Noruega. Desde líos en la formación, tiendas de discos y suicidio (el vocalista Dead (también conocido como Per Yngve Ohlin), se pegó un tiro en 1991; de ahí, a sellos discográficos, The Inner Circle y la muerte: Varg Vikernes mató a Euronymous en 1993 (el espíritu y la carne eterna de MAYHEM). No sólo han soportado, sino que también se han convertido en un monstruo tan peligroso para la mente como para el cuerpo.

Sin dudas, todo lo anterior se conjuga en que “Daemon” continúa con la implacable malicia y la estética perversa de MAYHEM.

Aaaahhhhrrrgggg!!!!! LA MIERDA… No alcance a sentarme, para tomarme mi trago y estos malditos ya rompieron tooodooo!!!! “The Dying False King” inicia como tromba, ni siquiera una piscolita, antes de llevarte a lo oscurito (como decimos en Chile), y ya te dieron por todas partes!!!! Que inicio más brutal, envolvente, oscuro y lujurioso… Si estabas expectante acerca de si MAYHEM lograría seguir devastando cuerpos y almas con su sonido… pues el primer tema lo destruye todo!! Es intenso, veloz y claramente anclado en el Black Metal de calidad y abominaciones.

Es cierto que desde el frío inicio, tan sólo queda el bajista Necrobutcher (1 de 3), pero también está Hellhammer, el batero, que se unió en el ‘90 (demo Studio Tracks). Así que se mantiene la misma base atemporal, y virulenta, que ha estado prácticamente en cada realización de los íconos noruegos del Metal.

Y estas bases no tan solo se mantienen, si no que han evolucionado e incorporado miles de atmósferas densas y blasfemas. Como es posible atormentarse en “Agenda Ignis” y “Bad Blood”, donde pasajes que simulan enloquecidas y negras liturgias, a lo que nos ha acostumbrado Batushka o Behemoth. Acá, son efímeros toques, pero que logran trastornar cualquier mente.

Según el despiadado Teloch, al ser consultado por el nuevo insulto, nos comenta: “Esoteric Warfare”, fue estrictamente un álbum temático conceptual. Lírica, visual y musicalmente. Con “Daemon, probamos un enfoque diferente y dijimos «¡A la mierda los temas!», Pero de todos modos se convirtió en un álbum temático. Siempre habrá algún tipo de línea roja entre los álbumes, incluso si puede ser realmente delgada. Es fácil vincular casi todo a un tema si eres lo suficientemente creativo. Nunca habrá un “De Mysteriis Dom Sathanas II”. El escritor principal Euronymous está muerto, y todos son mayores. No vemos mucho de la rebelión juvenil que estaba ocurriendo en ese momento. Progreso natural. En aquel entonces, no sabían lo que estaban haciendo, de alguna manera. Ahora hemos estado en el juego demasiado tiempo y sabemos lo que estamos haciendo. O al menos intentamos fingir sabiendo lo que estamos haciendo. Todo lo que hicimos durante un par de años, antes de escribir “Daemon”, fue estar de gira, por “De Mysteriis Dom Sathanas”. Naturalmente, estábamos un poco inspirados por esa gira. Pero no lo hicimos pensando que haríamos un nuevo “De Mysteriis Dom Sathanas”. Eso habría sido un suicidio (juego de palabras)”.

Bueno, la versión más sencilla incluye 12 infernales temas, en una hora de intenso Black metal, con muchos toques progresivos, dentro del mismo Black, no me entiendan que trato de decir que insertan notas del Metal o rock progresivo… Nada de eso!!! Si no que el actual sonido de MAYHEM, se mantiene depravado, extremo y blasfemo. El asunto es que en muchos pasajes encontrarás deliciosos y sangrientos toquecillos de guitarras, bajos o de los tarros que son disonantes o que no encajan y que le otorgan  e incrementan las atmósferas ya sobrecargadas de maldad e inhumanidad.

MAYHEM ingresó a NBS Audio Studio (también conocido como Necromorbus Studio), en Söderfors, Suecia, para grabar batería y voces con el productor e ingeniero Tore Stjerna. El Estudio A recién consagrado (el estudio de Stjerna, en Estocolmo continuará operando como Estudio B). En una antigua iglesia, Hellhammer y Csihar grabaron sus respectivas partes para “Daemon” y así captar esas lúgubres y mostías esencias. Luego, la banda hizo que Ghul grabara sus guitarras en los Países Bajos, mientras que el bajo fue diseñado por Teloch e interpretado por Necrobutcher en el Lupercal Studio en Oslo, Noruega. Teloch llevó su seguimiento de guitarra a SleikBallaMi Studio, también en Oslo. Luego llevaron a “Daemon”, a Stjerna para mezclarlo y lo enviaron al insano Thomas Johansson a The Panic Room. Todo el asunto tardó unos tres meses en concretarse. El resultado es extraordinariamente intenso.

Deseas saber cómo suenan los covers??? En especial el de Death… Tardé más de los tres meses, sólo para recuperarme… corre y vende tu sangre, para obtener una de esas ultra limitadas copias… si es que quedan!!! No te arrepentirás… nada más diré!!!

Formación:

Necrobutcher – Bass

Hellhammer – Drums

Attila – Vocals

Teloch – Guitars

Ghul – Guitars

Temas:

The Dying False King

Agenda Ignis

Bad Blood

Malum

Falsified And Hated

Aoen Daemonium

Worthless Abominations Destroyed

Daemon Spawn

Of Worms And Ruins

Invoke The Oath

Bonus:

Evarlasting Dying Flame *

Black Glass Communion*

Evil Death (cover de Death) **

The Truth (cover de Death Strike) **

Disgusting Semla (cover de Morbid) **

* Disponible en la limitada version Mediabook y en el limitado LP Boxset, así como también en las plataformas de streaming

** Disponible en la limitada versión del LP Boxset de lujo.

 

Deja un comentario