“Un cambio poco consistente”

Crítica escrita por Moralabad

Finlandia – Progressive Rock/Metal

Tras una dilatada carrera junto a su banda Tarot, así como con los exitosos Nightwish, en ambos casos prestando su voz y bajo, el finlandés Marco Hietala se aventura en un nuevo proyecto en solitario llamado como él mismo, sólo cambiando la “c” de su nombre por una “k”. El estilo que realiza tampoco es algo que acostumbre a su horda de fans, porque presenta un rock progresivo cantado en su idioma natal con algunas partes más cercanas al heavy. Se podría decir que se puede escuchar con este disco una versión más “señorial” de Marco Hietala.

Si bien el resultado global a este cambio no me ha parecido del todo convincente, sí se notan ciertos aspectos que destacan debido a la calidad indiscutible de este músico. La verdad a la que se tienen que acostumbrar sus seguidores es que este disco no tiene mucho sentido que entre dentro de la lista de mejores del año, puede que lo haga, pero hay mejores propuestas sin tanto nombre detrás.

El disco no empieza mal, “Kiviä” nos hace entrar en materia con buena letra, un progresivo tranquilo con voz limpia algo melódica que poco tiene que ver con lo que nos viene acostumbrando. Algo más flojo encuentro “Isäni Ääni” en la que se repite la forma vocal, aunque la música se torna más cercana al doom de corte melancólico. Sin embargo, muy buena música, esta vez muy cerca de ser llamado metal progresivo en “Tähti, Hiekka Ja Varjo”, con una guitarra en pleno estado de forma y un estribillo más alegre que junto a los teclados consiguen un ambiente fiestero.

A partir de aquí se van a suceder una serie de cortes en los que, a pesar de escucharlos varias veces va a ser difícil diferenciarlos entre sí. El motivo es la linealidad, duraciones muy similares, salvo “Laulu Sinulle” que, con siete minutos no consigue mostrar ese más que siempre aparece en los cortes más largos del progresivo. No son temas malos, pero tampoco son fascinantes, tan solo “Juoksen Ratateitä” despunta sobre las demás por el cambio de velocidad que aporta desde su riff inicial.

Caso aparte son los tres que finalizan el disco, siendo los dos primeros bastante sosos y de los que no es posible destacar algo más que la voz de Marco, canciones que se hacen repetitivas y pesadas.

En definitiva, un disco que puede suponer el comienzo de algo prometedor o el de algo sin mucho sentido, espero que sea lo primero y que la próxima vez que quiera sacar disco de este palo sea más sólido.

Nota: 6,4/10.

Canciones

1. Kiviä

2. Isäni Ääni

3. Tähti, Hiekka Ja Varjo

4. Kuolleiden Jumalten Poika

5. Laulu Sinulle

6. Minä Olen Tie

7. Juoksen Rautateitä

8. Vapauden Kuolinmarssi

9. Unelmoin Öisin

10. Totuus Vapauttaa

Marko Hietala

Marco Hietala – Voz, bajo y guitarra

Anssi Nykänen – Batería

Tuomas Wäinölä – Guitarra

Vili Ollila – Teclados

Deja un comentario