“Renovando la frescura de su estilo”

Escrito por Moralabad

El disco 16 de Megadeth aterrizó el pasado 2 de septiembre (al igual que Blind Guardian) y he de decir que esperaba poca cosa teniendo en cuenta la trayectoria de los americanos en los últimos años. Pero se ve que “Dystopia” en 2016 no fue un espejismo y, realmente, la banda había vuelto a encontrar la fórmula del éxito compositivo, a pesar de los escándalos y decisiones de su líder para con los miembros (véase el caso Dave Ellefson, a mi parecer, muy desafortunada decisión).

Nuevamente, la aparición de Kiko Loureiro a la guitarra y Dirk Verbeuren a la batería le ha sumado ganancia a la gran mayoría de las canciones y, el bajo, interpretado por el “mercenario” Steve DiGiorgio, que acude a la llamada del contrato temporal, lo cual le ha convertido en uno de los mejores bajistas de estudio del mundo, capaz de grabar el estilo que sea. Con ese equipo, Dave Mustaine ha vuelto a demostrar que se pueden hacer grandes canciones en un disco cuyo título y arte de portada recuerda a sus primeros años.

Doce nuevos temas en 55 minutos, con alguno que otro algo flojo y minutos de relleno, en general se puede decir que cumple con los requisitos indispensables para reconocer el trabajo general como notable. Por supuesto está lejos de entrar en los discos top de la banda, pero sí merece reconocimiento como uno de los mejores de thrash metal en este 2022. Canciones como la inicial, homónima al disco, “Night Stalkers”, “Junkie” y “Célebutante” dejan muy buen sabor de boca, con buenos riffs de guitarra y batería, solos, estribillos potentes y un ambiente thrash al más puro estilo Megadeth.

Otros temas como “Dogs Of Chernobyl”, “Killing Time” y “Mission To Mars” son de esos que llaman la atención por su título y que luego acaban sorprendiendo, en este caso para bien, contando historias realistas con instrumentación algo más mainstream, la primera de ellas algo macabra y más para la situación actual en Ucrania (donde se encuentra Chernobyl), y que entiendo se compuso antes de los primeros ataques.

El resto de temas siguen una misma línea compositiva, en algunos casos con más melismas como el caso de “Life In Hell” y “We’ll Be Back”, que en general cumplen y están por encima del promedio, aunque los no mencionados, no es que no lo merezcan, sino que no me han llegado tanto y me parecen un producto de relleno para engordar la duración del disco, algo que pienso no era necesario. Al final, lo que me queda por decir es que es un disco muy recomendable que vuelve a dejar a los norteamericanos en los puestos altos de la tabla.

Canciones

1. The Sick, The Dying… And The Dead!

2. Life In Hell

3. Night Stalkers

4. Dogs Of Chernobyl

5. Sacrifice

6. Junkie

7. Psychopathy

8. Killing Time

9. Soldier On!

10. Célebutante

11. Mission To Mars

12. We’ll Be Back

 

Megadeth

Dave Mustaine – Guitarra y voz

Kiko Loureiro – Guitarra

Dirk Verbeuren – Batería

Steve DiGiorgio – Bajo

Deja una respuesta