“Dulce melancolía progresiva”

Crítica escrita por José Meh

Los suecos Katatonia son una de esas bandas que van más allá de la música que hacen. El principal objetivo de su propuesta no es otro que buscar la fibra sensible del oyente y así lo han ido buscando a lo largo de su dilatada carrera, en la que han ido evolucionando constantemente su sonido pero siempre manteniendo intacta esa esencia oscura y melancólica.

A lo largo de sus 25 años de carrera, hemos visto que Katatonia han ido evolucionando disco a disco, haciendo que sea muy complicado encasillarlos en un estilo. Han jugado con un doom/death, Rock Alternativo, Metal Alternativo… y ahora se encuentran en una fase en la que juguetean con el progresivo. Así fue en Dead End Kings y así es en The Fall of Hearts, su décimo disco de estudio, donde han dado otra vuelta de tuerca a ese sonido, presentando 12 temas cargados de detalles y matices que han hecho que haya tardado semanas en escribir la reseña, pues a cada escucha iba descubriendo cosas nuevas. Al final la impresión que me queda es que Katatonia han sacado la obra más enrevesada de su carrera y les ha quedado una auténtica maravilla.

La cosa abre sin contemplaciones con Takeover, un tema tranquilo, liderado por la serena voz de Jonas Renkse y un alarde de complejidad instrumental durante sus 7 oscuros minutos. Serein, algo más directa y con más protagonismo para las guitarras, deja paso a la delicada Old Hearts Fall, que sacaron como adelanto y que, al igual que el resto del disco, va ganando peso con las escuchas. Una exhibición de delicadeza, con algunos arreglos sinfónicos que le aportan un toque oscuro, dejando un fantástico tema. Decima relaja más el ambiente, siendo un tema acústico acompañado por una batería que marca el ritmo con total suavidad, contrastando totalmente con Sanction, donde las guitarras recuperan la fuerza en un arranque casi digno del Djent con ese ritmo pesado que se va repitiendo, pero solo al principio, luego va variando, con pasajes más duros y otros más atmosféricos. La progresiva Residual, que arranca muy tranquilita y va creciendo poco a poco, deja paso a dos de mis cortes favoritos del disco, Serac y Last Song Before The Fade, dos temas en los que el lucimiento total corre a cargo de Daniel Molainen, el nuevo batería de la banda, que luce una marabunta de tremendos ritmos cambiantes y se presenta de esta forma a los fans de Katatonia. En Last Song Before The Fade destaco ciertos guiños al jazz que he podido apreciar, al arranque del tema y en algún pasaje por la mitad. O igual son sensaciones mías.

Nos vamos acercando al final, quedan 4 temas y la sensación es de que Katatonia, sobre todo para los seguidores que se han incorporado en los últimos años, han vuelto a cumplir. También queda claro que si esperas un regreso a los sonidos más densos y duros de sus inicios, puedes esperar sentado, colega. Shifts, con un arranque suave con el teclado como protagonista, se presenta como un tema cargado de sentimiento, de esos de escuchar en días de lluvia. The Night Suscriber, plagada de detalles y con gran presencia del teclado y Pale Flag, otro dulce corte acústico, dejan paso al final del disco, que llega con Passer, uno de los cortes más potentes del disco, con Molainen reventando el doble pedal por primera vez en todo el trabajo.

Si bien es cierto que al final este The Fall of Hearts se puede hacer algo largo, al final queda la sensación de siempre con esta gente, Katatonia es un grupo para escuchar en oscuros días de lluvia o cuando la melancolía te invade. Esa esencia la mantiene, suenen como suenen, en este caso, tirando de un disco variado y con mucho tinte progresivo, con cambios constantes de ritmo, enrevesados pasajes instrumentales… un disco para cerrar los ojos y dejarse envolver por la oscuridad que sale de la música de estos suecos. En lo puramente musical, The Fall of Hearts es el disco más progresivo de su carrera, complejo y cargado de matices que van apareciendo a base de escuchas y que van engrandeciendo la obra cada vez que le das al play.

Tracklist

1. Takeover

2. Serein

3. Old Heart Falls

4. Decima

5. Sanction

6. Residual

7. Serac

8. Last Song Before the Fade

9. Shifts

10. The Night Suscriber

11. Pale Flag

12. Passer

Formación

Jonas Renkse – Voz

Anders Nyström – guitarra

Roger Öjersson – guitarra

Niklas Sandin – bajo

Daniel Moilanen – batería


Escrito por José Meh


Deja un comentario