“Y Dios cogió su bajo, para volver a rezar sus nuevas oraciones”

Por Tony Barrios

Y así como si nada, desprendido de sus antiguos discos mediocres, como fueron Afterglow con BCC y el disco homónimo de California Breed del 2013 y 2014 respectivamente, La Voz Del Rock necesitaba un descanso compositivo, para volver a subir los escalones que estaba bajando en picado. Pero el que sacara un disco tan llano a finales del año pasado con los VooDoo Hill de Dario Mollo, me dejaba un poco mosca y algo confuso por donde irían los pasos de este nuevo trabajo. Se comentaba que podría ser más Heavy que los anteriores en solitario, pues el anterior disco de Glenn Hughes, fue un buen disco, en tono Funk, llamado First Underground Nuclear Kitchen del 2008, pero fuera del Hard Rock conceptual que nos vuelve a ofrecer en este disco.

Otro de los “miedos” que tenía, es que el fichaje por la compañía Frontiers, podría resultar un cambio radical en la estructura musical del artista, pues podía ser una producción llana y melosa, como está acostumbrada a hacer la compañía con discos de AOR que toca gente como Del Vecchio o Denander, que suenan de fábula, pero lineales a más no poder. Y nada más lejos de la realidad. El disco suena a Hard Rock con alma y feeling marca “Hughes”. El sonido en temas, me recuerda a lo ofrecido en discos como Soul Mover o Building The Machine, pero con la ganancia de mejores producciones, gracias a la mano de Soren Andersen que además de ser el guitarrista elegido para este trabajo, hace las veces de co-productor, dándole un empaque más metalero al trabajo. Junto a ellos dos, vuelve al grupo un bestial Chad Smith a la batería, para dos temas y el genial Pontus Engborg (Steve Augeri, Robin Beck, JL Turner)y la gran sorpresa, para mi, al menos, del teclista Lachy Doley (Vai, Jimmy Barnes) que ejecuta el teclado de forma magistral.

Es lo bueno de amar la música de un Dios, que nunca sabes por donde va a salir esta vez. Y este disco, es uno de los más duros que ha grabado en su historia. Es como si hubiera guardado miles de historias en un baúl, desde su estancia en los Purple, a día de hoy. Pues suena al grandioso Come Taste The Band de Deep Purple, pasando por el extraordinario From Now On… de su carrera en solitario con los miembros de Europe (Leven. Haughland, Micheli) o al sobrio Adiction con un espectacular Marc Bonilla a la guitarra. Y hasta retazos del proyecto Black Country Communion con Bonamassa. Y esto es lo que nos encontramos en este disco. Once temas bien estructurados, donde llevan la impronta del Hard Rock, con esencia de Funk y Soul por bandera.

Y como una muestra vale más que cualquier otra cosa, el tema que abre y que sirvió de presentación “Heavy”, es precisamente eso, una brutal carta de presentación de lo que nos vamos a encontrar en el disco. Pureza en estado puro. Como la fantástica “How Long”, que posee el mejor solo de guitarra de todo el disco, brindando un final épico. O las rockeras “My Town”, “Stumble And Go” o “Flow” que marcan los ritmos más potentes con base Funk. Y es que el bajo de Glenn Hughes suena como un trueno en todo el disco. Pero sigo diciendo, que en este disco me ha sorprendido Lachy Doley, pues el sonido de su Hammond en temas como “Flow” es simplemente ejemplar. Pero ya entrando en temas como “God Of Money” o “When I Fall” sobresale por encima de todos, y desde la época que Michelli estaba al teclado de Hughes, no había pasado otro genio de estas características y dejando la impronta en su música como lo ha echo Doley en este trabajo.

También destacar el trabajo menos visto, pero que le da otro aire al sonido de este disco, que son el de Pontus Engborg aporreando la batería de la manera que el sabe hacerlo y la guitarra de Soren Andersen, que le pone unos riffs muy potentes en todas las canciones.

En definitiva, nos encontramos con la magia de nuevo a escena del único que puede caerse y levantar con la potencia vocal que posee un Dios. Glenn Hughes a vuelto para consagrar de nuevo a los fieles a su religión. Sólo nos queda observar el siguiente paso de la tan ansiada reunión de Black Country Communion y que Dios y los apóstoles nos brinden algo épico para el año próximo. Amen hermanos del Metal.

 Track List

01.Heavy
02. My Town
03. Flow
04. Let It Shine
05. Steady
06. God Of Money
07. How Long
08. When I Fall
09. Landmines
10. Stumble & Go
11. Long Time Gone

Formación

Glenn Hughes: All Vocals, Bass Guitar, Acoustic Guitar
Søren Andersen: Guitars
Pontus Enborg: Drums & Percussion
Lachy Doley: Keyboards
Chad Smith: Drums on “Heavy” & “Long Time Gone”

Escrito por Toni Barrios

Deja un comentario