“Doble sorpresa”

Crítica escrita por Moralabad

Suecia – Progressive/Power Metal

El pasado 8 de noviembre se lanzó de forma independiente el debut discográfico de Dimhav, una formación sueca liderada por los hermanos Staffan y Olle Lindroth, encargados de componer toda la instrumentación que se puede escuchar, que es bastante. El apartado vocal ha sido la primera de las sorpresas cuando escuché el disco por primera vez, Daniel Heiman, que desde Lost Horizon y su posterior proyecto, Heed, no había vuelto a aparecer como líder de las voces en ninguna banda. Este nuevo proyecto se cubre de buenas secciones instrumentales en las que los solos de guitarra y teclado cubren buena parte de las secciones más cañeras. A grosso modo, se puede decir que beben de influencias dispares como Wintersun, Symphony X, evidentemente, Lost Horizon, así como de bandas puramente power de los 90, tipo Blind Guardian, Rhapsody o Angra.

El disco tiene una duración de 54 minutos, dividido en apenas siete canciones, de las cuales “The Aerial” es un interludio a teclado de minuto y medio. Esto quiere decir que el meollo de la historia se centra en seis cortes, que, salvo en dos casos, superan con facilidad los nueve minutos. Esto hace que sean canciones muy completas, la variedad se desarrolla conforme avanza el disco, debido a que cada tema contiene una esencia propia. Cada corte tiene una musicalidad distinta, no hay variación entre ritmos rápidos y lentos dentro de los temas, no, aquí cada uno o es de un estilo, o es de otro, no hay medias tintas.

Nada más comenzar con “Boreal Ascent” nos hacemos a la idea de las influencias remarcadas con anterioridad, es un corte rápido, con guitarras y voces muy bien sincronizadas alcanzando registros puramente melódicos, la batería alterna muy bien entre velocidad y técnica progresiva para ahondar más en los aspectos sinfónicos creados para dar ambiente por parte de los teclados. Por otro lado, “Realms Of A Vagrant King” tiene una esencia puramente tranquila, no se parece en nada a la anterior, son como la noche y el día. Aquí predomina un ritmo medio tiempo a lo hard rock para dar a conocer la faceta más tranquila de Daniel Heiman, el cual, a mi parecer, logra desarrollar un buen papel, en el que se “desencasilla” de sus afamados gritos.

El single “The Flame Transcendent” fue la primera que escuché, y donde apareció mi interés por el disco. De aquí quiero destacar la actuación de Heiman, nuevamente, por recordarme tanto a su banda inicial, Lost Horizon. Pero también, la actuación de los hermanos a nivel instrumental en la sección solista, muy virtuosa, por momentos neoclásica y acercándose al death metal de corte melódico que encumbró a Wintersun con su debut. Una canción muy buena. Del estilo, aunque con más espacio para virtuosismo de carácter progresivo, será “Star And Crescent” justo al final, en la que las guitarras parecen bajar un tono para dar más énfasis a la voz y que ésta predomine aun cuando la instrumentación hace de las suyas.

From Southern Shores” es quizá la canción menos atractiva, al repetir la esencia del segundo corte, se hace algo larga y carece de variedad entre estrofas y estribillo a nivel vocal. Claro está, el nivel general es bastante alto, el que haya una canción que no lo sea tanto, muchas veces es más notable que cuando el nivel está más equiparado.

En definitiva, estamos ante un disco que ha dado la sorpresa, tardía pero efectiva, sin duda hubiera estado entre mis discos favoritos del año. Un placer escuchar una música tan fresca y motivadora como la que aquí hacen Dimhav, así como descubrir que Daniel Heiman sigue en la brecha con las mismas aptitudes vocales que hace casi veinte años.

Nota: 8/10.

Canciones

1. Boreal Ascent

2. Realms Of A Vagrant King

3. The Flame Transcendent

4. Chtonic Elegy

5. The Aerial

6. From Southern Shores

7. Star And Crescent

Dimhav

Staffan Lindroth – Bajo, guitarra y teclados

Olle Lindroth – Batería

Daniel Heiman – Voz

Invitados

Pär Lindqvist – Viola

Deja un comentario