Devin Townsend Project - Transcendence

“En nombre de la perfección”

Crítica escrita por Moralabad

Hola a todos, hoy os presento un disco que está dando mucho que hablar a nivel técnico, y no podía ser de otro compositor que del afamado canadiense Devin Townsend. Bajo el nombre de Devin Townsend Project es ya su octavo disco, se dice pronto, más que nada porque comenzó esta nueva andadura en 2009.

Lo que aquí nos encontramos no es un disco que ofrezca ideas novedosas, sonido nunca escuchado o esos tópicos que le distinguen del resto de compositores y que le hacen único tras cada lanzamiento. Pero tampoco es un disco con aspectos comerciales o utilizados por otras bandas. Entonces, ¿qué es “Transcendence”? Muy sencillo, es un trabajo con una serie de canciones que resumen la carrera del canadiense desde que comenzó a componer, hasta el día de hoy, sin olvidar ninguno de sus discos, pero con un importante matiz, como ya veremos.

En el aspecto técnico, producción, masterización y tratamiento de las capas de sonido, es (considerado por los entendidos, véase Mattias Eklund, Steven Wilson, Ihsahn, Markus Teske y un gran número de sobresalientes mentes dentro de este mundo), como “una obra maestra considerada perfecta”. Eso, nuestros oídos no lo perciben, por lo que, si ellos lo dicen, me lo creo.

Pasemos a hablar del disco. “Transcendence” es su nombre, con solo ver su portada nos viene a la mente una sensación de grandiosidad, como si este trabajo estuviera destinado a ser venerado como una divinidad. Me gusta el arte empleado. Está compuesto por ocho canciones y media, me explico: esa media que digo es “Truth”, la cual está regrabada, porque la original pertenece a su debut en solitario, “Infinity” (de 1997), y ha querido homenajearse a sí mismo por el 20 aniversario de la composición de la misma, que le ha ayudado para abrir todos sus conciertos durante estos veinte largos años. Si echamos la vista atrás, esto no es nuevo, la primera vez fue con “Hyperdrive”, original del primer “Ziltoid” que se rejuveneció en “Addicted!”, y la segunda fue “Kingdom”, original del “Physicist”, que resurgió en “Epicloud” hace cuatro años. Tras este pequeño inciso vuelvo al disco.

La otra canción que no es original de este año es la que cierra, “Transdermal Celebration”, la cual es una versión del veterano grupo canadiense de rock, Ween. Un cover bastante fiel y que aporta frescura y personalidad al disco.

Stormbending” es la primera de la nueva colección del canadiense, aquí es donde más elementos propios se pueden detectar, tiene una tendencia más experimental, es decir, un sonido a sus discos más recientes, pero cogiendo ideas del pasado, como, por ejemplo, de sus dos discos como The Devin Townsend Band y el “Epicloud”. Se percibe gracias a las partes de guitarra y las voces rodeadas de grandiosos coros.

Pasamos página para adentrarnos en las oscuras profundidades de su mente, al ritmo de “Failure”. Nada más comenzar me viene a la mente el riff de “Planet Of The Apes” de su “Deconstruction”, porque es muy parecido. El ritmo es difícil de seguir, todo ello junto a unas voces y melodía melancólicos. Sin embargo, el solo intermedio de guitarra, nos hace recordar el “Terria”, por la personalidad y sonido inigualables.

Cambiamos de tercio con el sonido moderno y fresco de “Secret Sciences”, muy en la onda de “Addicted!” y “Synchestra”. La técnica es abundante de comienzo a fin, sobre todo en la batería. Los temas hasta ahora no son muy rápidos ni muy lentos, son típicos del progresivo más clásico.

Seguimos con la influencia del “Epicloud”, porque “Higher” tiene un comienzo y final con mucho sabor al citado disco, los coros tipo góspel le dan ese toque, tanto como su comienzo acústico. Este es el tema más largo del disco, muy cercano a los diez minutos y bien se podría considerar el más experimental. Tras dos “intentos” de arrancada la cosa cambia, y mucho, la voz se enfurece, las guitarras se enrabietan y la batería se desboca hasta el punto de invocar a los espíritus que, hasta hace diez años, vivían bajo el nombre de Strapping Young Lad. Una canción de 10.

Stars” reúne todas las características esenciales de Devin Townsend Project, medio tiempo con varios cambios de ritmo, cuyas voces tienen el gancho habitual de la banda y hacen que este tema parezca simple debido a su melodía pegadiza a la primera escucha. Recomendable.

Llegamos a la canción homónima, aquí experimentamos la transformación de la que habla Devin Townsend refiriéndose al disco. Logra, a mi parecer, el objetivo que se planteaba: “mezclar las ideas de discos que no tienen nada que ver musicalmente unos con otros, extrayendo de cada uno su particularidad y terminar una única canción que sea agradable a los oídos”. Ya digo que para mí lo ha conseguido, porque unir el gancho de “Deconstruction” con el de “Epicloud”, no es sencillo, pero aquí se fusionan. Y si además le sumamos un final épico a lo “Solar Winds” del primer “Ziltoid”, no queda lugar a debates. Otro temazo de 10.

Offer Your Light”, por otro lado, es directa y al grano, caña marca de la casa. Aquí se mezclan varios palos, tanto del “Addicted!”, en sus tonos modernos, como de sus primeros discos en solitario, sobre todo del “Infinity” y “Physicist”, pasando por momentos guitarreros con una clara reminiscencia al “Accelerated Evolution”. Todo, en casi cuatro minutos.

Finalmente, “From The Heart”, que resulta emotiva, aunque algo larga al final, se asemeja mucho a su, también favorita, “Deadhead”, un fijo en sus directos, no me extrañaría oírla como un medley de ambas. Después de la distorsionada melodía llega el turno de la sección acústica y ambientaciones que hicieron de “Ghost” una revolución mundial en ese campo musical, aquí es su amigo Mattias Eklund quien se ocupa de redondear el resultado hasta rozar la perfección.

Termina el disco tras una hora de duración y solo queda decir que cada vez que lo escucho me gusta más, y esto no es algo que todo el mundo pueda conseguir. Si hay algo de lo que me he dado cuenta, es que este trabajo no está enfocado a que todo el mundo tenga la misma visión de él. “Transcendence” está claro que está más enfocado a los que les gusta TODA la discografía del canadiense, no solo sus cuatro discos más populares, porque de lo contrario, los comentarios carecerían de sentido.

Por eso, seguramente, la calificación que le dé a continuación, no va a gustar a la mayoría, pero si quieren criticarme, pónganse a escuchar antes toda su discografía, sin dejarse ninguno. Nota, 9,7/10.

Canciones

1. Truth

2. Stormbending

3. Failure

4. Secret Sciences

5. Higher

6. Stars

7. Transcendence

8. Offer Your Light

9. From The Heart

10. Transdermal Celebration

Devin Townsend Project (logo)

Devin Townsend Project

Devin Townsend – Voz, guitarras, bajo, teclados y programación

Ryan van Poederooyen – Batería

Dave Young – Guitarra y teclados

Brian Wadell – Bajo

Mike St-Jean – Teclados, sintetizadores y programación

Invitados

Anneke van Giersbergen – Voz

Che Aimee Dorval – Voz

Katrina Natale – Voz

Niels Bye Neilsen – Orquestaciones

Mattias Eklund – Ambientaciones

Devin Townsend Project


 

Escrito por Moralabad


Deja un comentario