“Un Huracán llamado Jhonny Gioeli paso por Barcelona”

Por Pol Metalhead

La fecha del 26 de Noviembre del 2017 será muy difícil de olvidar por los amantes del Hard Rock que nos dimos cita en la sala Bóveda, es realmente complicado  o prácticamente imposible describir lo allí vivido, yo lo intentare como humanamente pueda, solo puedo decir que fue impresionante.

La velada comenzaba sobre las 20:45 de la noche con los navarros Xtasy, una de las mejores bandas de Hard que tenemos en nuestro país, que durante este 2017 han sacado para mi uno de los discos con más calidad que se han publicado en España durante este año, Second Chance.  Comenzaban  con “Broken Heart” un temazo  marca de la casa  en la cual se les veía ya las ganas de agradar a la banda, al principio la respuesta del público fue un poco fría pero según iba transcurriendo el concierto la cosa se animó, y mucho, el sonido no acompañaba pero se fue arreglando y hacia la mitad del show ya todo sonaba como tenía que sonar, la siguiente en caer fue la segunda de su último álbum “One In a Million” con una gran Silvia Idoate a la voz que desgranaba fuerza y poder vocal a raudales.

Para este concierto la banda sacó todo su arsenal para demostrarnos lo bien que saben hacer Hard Rock , con sus temas más duros que en directo aun lo son más,  y hablando de temas duros, la que venía a continuación es una de las más heavies de la banda “Under The Gun”, con una impresionante sección rítmica que sonaba aplastante, y David Clavero (bajista) dándolo todo en el escenario, los coros que tiene el tema empezaban a sonar bien de verdad, la cosa ya estaba prácticamente arreglada con el sonido. Llegaba el momento de uno de sus mejores temas y esto se notó en el público al ver la reacción del respetable con  “Said and Done”, muy ochentero a lo Vixen o Bon Jovi  que nos puso a todos a saltar y a cantar su pegadizo estribillo, la banda  ya nos tenía donde quería, Chema Herrero y Jorge Olloqui (guitarras)  se pusieron delante del escenario para abrir con la introducción de “Speed of Light” y con la velocidad de la luz como se llama el tema pasó de una forma vertiginosa, con Silvia saltando y animando al público, estaba en su salsa.

Si  hay una canción que demuestra lo buena que es esta banda, es el que da título a su última obra, lo tiene todo, gran melodía, enormes cambios de ritmo, una Silvia impresionante (aún más en directo), y un solo de guitarra para enmarcar, esto es “Second Chance” la cual se llevo el aplauso y el reconocimiento por parte del público, estaban enormes, cuando salió Xtasy yo apenas había escuchado nada y busque por youtube a esta banda (esto hace  tres años ya) y lo primero que vi el video-clip del tema que viene a continuación  y ya me hizo  buscar todo lo que podía encontrar de ellos, el disco me lo enviaron para hacer su crítica y me dejo perplejo por su buen Hard/ AOR y la exquisitez que demostraban, Revolution y animo a cualquier amante del género a escucharlo, no os defraudara para nada, este disco comenzaba con “Stronger” que fue el tema que vino a continuación y por lo visto mucha gente la conocía entre otras cosas por la cantidad que lo cantaban y disfrutaban, seguíamos con su Second Chance y esta ocasión su primer single y video “Into the Fire” que en directo suena mucho más Heavy que en estudio, con ese intervalo entre las guitarras y la preciosa voz de Silvia hace de él toda una delicia encima del escenario, se escuchaban unos teclados de fondo para empalmar con “Never Surrender”, último corte de su discazo de este 2017, y que lo bordan totalmente, me encanta como va subiendo poco a poco y como consiguen encima de las tablas que suene potentísimo.

Desgraciadamente esto se iba acabando y lo hacían con la canción que da nombre a su primer disco, Revolution y que hizo que los allí presentes saltásemos y disfrutásemos como ellos lo estaban haciendo encima del escenario, esto se terminó con una enorme ovación y un hasta pronto, mención también al gran trabajo de su nuevo batería Gari Irazu, la próxima vez que vuelvan allí estaré con toda seguridad, solo me queda desearles toda la suerte del mundo en la inminente gira que comenzaran  en enero abriendo para Eclipse en Alemania y Suiza, si están junto a la banda del momento del HardRock europeo no es por casualidad sino por meritos propios y con conciertos como este así lo demuestran.

Hacía muchos años que no veía en directo a Johnny Gioeli, las otras veces fue con la banda del guitarrista alemán Axel Rudi Pell (que continua en la actualidad siendo cantante de dicho grupo) pero jamás lo había visto con su banda Hardline y lo que voy a narrar a continuación fue de un concierto ¡apoteósico!. El estado de forma del cantante norteamericano es simplemente espectacular, de lo mejorcito de su género en la actualidad sin lugar a duda, pero  no sólo estaba el bueno de Johnny, toda la banda estaba a un nivel asombroso, la bajista Anna Portalupi, el guitarrista Josh Ramos, el batería Francesco Jovino y sobre todo la mano derecha del líder del grupo Alessandro Del Vecchio que aparte de tocar el teclado hacía de segunda voz y en ocasiones de voz principal junto a Johnny Gioeli.

Sobre las 10 de la noche se apagaban las luces y comenzaba la típica introducción para meternos de lleno en Where Will We Go From Here” tema que abre su último álbum de estudio, Human Nature del pasado 2016, ya la banda salió entonada con este trallazo del mejor Hard Rock. Como bien anunciaba el cartel y las camisetas que allí vendían, venían presentando el 25 aniversario del disco debut Double Eclipse y llegaron a tocar ¡8 temas del mismo!. El segundo corte de este concierto fue la primera de su obra cumbre Double Eclipse, fue “Takin’ me Down” y ya se notaba como esto era lo que el público quería, con un gran Johnny, que estaba en su salsa y haciendo cantar a todos los allí presentes, una pequeña introducción por parte de la guitarra de Josh Ramos nos metía de lleno en “Dr.Love”  y el júbilo dentro de los que estábamos asistiendo a esta lección de Hard Rock fue impresionante, todos cantábamos su fácil estribillo y lo disfrutábamos a la vez con la banda.

Volvíamos a su última obra y nos relajábamos todos con la balada que da título al disco Human Nature,  con Johnny Gioeli  demostrando que es uno de los cantantes más en forma  en la actualidad, con una capacidad vocal que hoy en día pocos tienen, seguíamos en Human Nature con la preciosa y dulce “Take Your Home” que cantó al unísono con Del Vecchio y quedó aún mejor de lo que suena en estudio, un momento memorable. Dejamos la parte más romántica  del show para volver al Rock más duro con “Trapped In Muddy Waters” acompañada por un solo de batería de Francesco Jovino y acabar el tema empalmándolo con otro corte de su primer disco, “Life´s  a Bitch”, con Gioeli pegando saltos y corriendo de un lado para otro y animando al público para que le acompañase y evidentemente respondió, lo mismo que cantando su estribillo, el único tema que interpretaron y no correspondía ni a su primera ni a su última obra fue “Fever Dreams” single y video de su disco del 2012 Danger Zone, espectacular, aquello sonaba y rugía como nunca, los teclados de Del Vecchio simplemente se te metían dentro a la vez que la voz del bueno de Jhonny que aquí se dejaba la voz y el alma literalmente, llegaba para mí el mejor momento del concierto con la interpretación de “In the Hands of Time” tema que escribió Gioeli  cuando falleció su padre hace ya muchos años, la manera con la que interpretó esta canción es para vivirla allí, emocionante y emotiva a la vez, Johny rezando  mientras cantaba el corte y  mirando hacia arriba como si lo estuviesen observando, sin palabras…

Volvemos al Hard y seguimos con Double Eclipse con dos de sus mejores piezas, Everything” y “Hot Cherie” en la cuales se formó tal estallido de fiesta y buen rollo que aquello se convirtió en uno de esos momentos que guardas para el recuerdo toda tu vida, la complicidad banda-público fue tal que parecía que todos éramos uno sólo, la banda se retiró y volvían con su primer bis, evidentemente del disco que este año hace su 25 aniversario, la canción “I’ll Be There” muy Hard americano de aquella época que tanto nos gusta, sabor yankie total, nos hizo sentir a todos como si estuviésemos en Los Ángeles del año 92 y regresando a un pasado que nunca debió de desaparecer, desgraciadamente esto se acababa y que mejor manera de hacerlo que con Rhytm From a Red Car” con Gioeli desatado y todos saltando, cantando y dejándonos la voz y la vida en el tema, la ovación final fue apoteósica y sabiendo que habíamos disfrutado de un espectáculo y de una velada simplemente histórica, algo que los amantes de este estilo y por que no decirlo, de la música en general  no olvidaremos jamás, para mí y no soy el único que lo piensa así presencié uno de los conciertos del año  sin duda y por suerte  estuve allí para poder narrarlo y explicar lo que allí viví.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario