“El disco más absurdo de su género”

Crítica realizada por ElyAngelOfDeath

Slamming Brutal Deathgrind/Brutal Death Metal – Reino Unido

Los británicos Crepitation, vuelven este año con nuevo material debajo del brazo. Y, es que, después de la salida de su primer disco, “The Violence Of The Slams” en 2015, por fin están de vuelta con su segundo trabajo de larga duración, que lleva por nombre “Monstrous Eruption Of Impetuous Preposterosity”, que vio la luz el pasado 23 de Junio, a través del sello discográfico Vicious Instinct Records.

Antes de profundizar más en el disco, quería aclarar que me he centrado sólo y exclusivamente en la música y en la calidad sonora por la que han apostado los ingleses, teniendo en cuenta que éste es quizás de los géneros de Metal más “retorcidos” y sobretodo de los más difíciles de enganchar al público metalero. Lo cierto, es que poco más se puede rascar de este trabajo, ya que si empezamos por las letras de la mayoría de las canciones, son un sinsentido y llegan más allá de lo absurdo (lo podéis ver mejor con vuestros propios ojos en el video-lyric que comparto abajo).

La primera pista que suena, es Carcinogenital Space Hopper, que junto con Superkalifragelisticexpibabyshakeus, la encargada de cerrar este plástico, son las dos canciones que cuentan con una duración mayor (más de tres minutos). En ellas, la formación, deja buenas muestras de su arrolladora personalidad, en la que hay que destacar sobretodo la excelente labor de las guitarras, que resuenan con una potencia y una fiereza exquisitas. Además, en ambas, veremos como los guturales a veces quedan en su segundo plano, para que sea el instrumental el que lidere buena parte de las composiciones. Continuamos con Rancid Blubbery Encrustments, donde la agresividad sigue subiendo como la espuma. Los ritmos, se aceleran cada vez más, dejando a su paso una estela acometedora la que la rabia puede palparse a cada instante. Asimismo, las cuerdas vocales se endurecen también cada vez más, creando una atmósfera de lo más cruda. Methanated Propulsion Of Gaseous Levitation, fue el corte escogido a modo de Single. En él, nos encontramos con una de esas letras tan poco elaboradas en las que se limitan a hacer ruidos y onomatopeyas pero con una buena base demoledora. Menos mal que los instrumentos al menos se encuentran muy bien compenetrados y ofrecen una calidad sonora digna de este género tan extremo. Como recalco, no es la única pista que recoge estas características.

The Gyrospastic Photomancer (Purging Of The Able-bodied), es la canción de duración más breve del nuevo álbum de los británicos con apenas un minuto. No dudan ni un solo instante en poner toda la carne en el asador desde el primer segundo, sacando de esta manera toda su bilis y esa agresividad tan explosiva que lleva de serie. Le sigue Vicious Entwattering Of Obstinant Nepotistic Shithouses, donde las cuerdas continúan haciendo un trabajo magistral en las manos de Joe Mortimer y Ste Moses; mientras son acompañadas por una monstruosa batería marca de la casa, y que esta vez, se encarga de liderar a todo el conjunto a través de unos cambios de ritmos de lo más bruscos, creando así, un dinamismo de lo más interesante. En la misma línea, continúan con las canciones Priapismic Whisking Of Mucilaginous Concrete Slurry, Devourification Of Skewerised Rottiserie Hominids, Reeking Blobs Of Globular Viscosity y Barkkake. El séptimo lugar, lo ocupa Custardized Urethral Vomit Cannon, donde la agrupación británica, ha optado por una composición de gran fiereza y belicosidad, pero en la que se mantienen dentro de una ambientación algo más comedida en algunas partes. De forma contraria, apreciaremos a las cuerdas vocales, que posicionadas en un primer término, no solo lideran a toda la formación, sino que además arrojan una crudeza bastante acertada. Por el mismo camino, escucharemos también a Bloated Festering Mass Of Corpulent Immensity. Mientras que en Molecular Testicular Spectacular Dracula Vernacular, dicha crudeza sigue aumentando al máximo, dando lugar al tema más salvaje y despiadado del nuevo álbum de Crepitation. Nunca imaginé que podían subir los decibelios de semejante manera.

Mi valoración final, es que es un disco que te rompe la cabeza desde el primer corte y que cualquier persona que sea amante de los géneros más extremos lo valorará al máximo. Pero sí que es cierto, que me echa para atrás las letras tan poco elaboradas y que la formación se limite a hacer solo ruidos y onomatopeyas cuando tienes una sonoridad de calidad y bien trabajada que te respalda en todo momento. También puede ser, que no entiendo y ni me hace gracia ese “humor” que nos intentan vender los ingleses, así que, que cada uno/a lo escuche y saque sus propias conclusiones.

Track List:

  1. Carcinogenital Space Hopper
  2. Rancid Blubbery Encrustments
  3. Methanated Propulsion Of Gaseous Levitation
  4. The Gyrospastic Photomancer (Purging Of The Able-bodied)
  5. Vicious Entwattering Of Obstinant Nepotistic Shithouses
  6. Priapismic Whisking Of Mucilaginous Concrete Slurry
  7. Custardized Urethral Vomit Cannon
  8. Bloated Festering Mass Of Corpulent Immensity
  9. Devourification Of Skewerised Rottiserie Hominids
  10. Molecular Testicular Spectacular Dracula Vernacular
  11. Reeking Blobs Of Globular Viscosity
  12. Barkkake
  13. Superkalifragelisticexpibabyshakeus

Banda:

Mark Pearce – Voz

Joe Mortimer – Bajo

Chris Butterworth – Voz

Tripy Pijin – Batería

Ste Moses – Guitarra

 

Deja una respuesta