«Buscándose a si mismos a través de sonoridades que rozan el hastío»

Crítica realizada por ElyAngelOfDeath

Funeral Doom Metal – Estados Unidos

Chalice Of Suffering es una banda procedente de Minneapolis (Minnesota, Estados Unidos), caracterizados por su Doom Metal con influencias celtas. En 2016, debutaron con el disco «For You I Die«, al que le sigue tres años después, «Lost Eternally«, su nuevo trabajo, que tiene prevista su salida para el próximo 19 de Abril con el sello Transcending Obscurity Records.

El nuevo álbum de los estadounidenses se inicia con el corte In The Mist Of Once Was, que desprende la mejor atmósfera de Doom Metal que nos podamos imaginar. A la ambientación pronto se le une la voz, casi susurrada, que nos va introduciendo poco a poco a la fría personalidad de Chalice Of Suffering, donde casi a la mitad del mismo, el gutural es uno de los elementos que no sólo va a caracterizar a esta pista, sino también al resto del plástico. Con un cambio muy brusco, un instrumental pesado y repleto de fuerza hace las delicias de la canción con unos ligeros toques de Música Celta llevados a cabo por la gaita a manos de Kevin Murphy, aportando consistencia así como un mínimo de luz a tanta negrura. Continuamos con Emancipation Of Pain, donde la intensidad va subiendo a través de unos instrumentos a los que no les falta ni una pizca de vigor, especialmente a las guitarras, fusionadas a la perfección con la atmósfera que escucharemos de fondo y con el denso gutural que nos acompañará hasta el final del tema. Cabe destacar el entorno en el que se recrea todo el corte, pues crea una diversidad de emociones muy contradictorias entre sí siendo lo que le da «viveza» a la pista. Por otra parte, hay que mencionar algunos de los fragmentos melódicos que, junto a la gélida voz de John McGovern, nos transportan a la melancolía más profunda. Se trata de una canción de lo más completa donde nuestras emociones estarán siempre a flor de piel. 

Una introducción inquietante y pausada nos da la bienvenida en Forever Winter, donde hay que destacar a un gutural poderoso a la par que crudo que hace su aparición algunas veces hasta que vuelve a ser una voz hablada la que nos mete de lleno en el corazón del tema. Un estruendoso chirrido de guitarra hace su aparición siguiéndole rápidamente el resto de instrumentos engendrando de esta forma un sonido pesado y potente caracterizado por unos ritmos lentos propios de un Doom Metal bien hecho. Otro detalle del corte es su constante cambio de ritmos donde la banda vuelve a jugar con nuestras emociones más profundas. Bajo mi punto de vista, pienso que es de las mejores del plástico. De forma contraria, escucharemos a la pista homónima, Lost Eternally, de comienzo fuerte con una atmósfera llamativa donde los ricos matices que se desarrollarán a lo largo de ella refuerzan la personalidad de una formación tan interesante como es Chalice Of Suffering. Además, el vigor de los estadounidenses se dispara por completo en esta canción, ya que la faceta tan lánguida del Doom trabaja codo con codo con unos instrumentos llenos de belicosidad.

Rozando casi los sombríos senderos del Black Metal, llegamos hasta The Hunt, donde las cuerdas vuelven a tomar una gran importancia acompañadas por una voz de lo más intensa y una ambientación sublime creada a través de sutiles cánticos. John continua poniendo la guinda al pastel gracias a ese gutural demoledor que lleva de serie sobresaliendo por encima del resto de miembros de la formación estadounidense. Es una auténtica maravilla por la decadencia y el hastío que desprende desde el primer segundo. No podemos quedarnos indiferentes ante Miss Me, But Let Me Go, en el que a nivel instrumental es aplastante gracias en parte a un belicoso instrumental donde se lleva la palma el bajo a manos de Neal Pruett. En este tema habita un profundo abismo destrozándonos de forma integral por dentro haciendo, además, que todo nuestro entorno se vuelva gris y vacío. Es el corte con menos duración de «Lost Eternally» con poco más de seis minutos. Llegamos al final con la pista Whispers Of Madness, en la que la banda pone toda la carne en el asador para traernos unos instrumentos imponentes y demoledores por igual donde la mejor esencia del Doom Metal nos recorrerá cada uno de los poros de la piel. La intensidad con la que cierran su nuevo trabajo es admirable, dejando un buen sabor de boca que perdura bastante tiempo. Increíble. 

Si queréis un buen disco de Doom Metal, este es el vuestro. Chalice Of Suffering, juega mucho con las emociones del espectador, apreciándose en la mayoría de las canciones de «Lost Eternally«. Os lo recomiendo porque no defrauda en absoluto. 

Track List:

  1. In The Mist Of Once Was
  2. Emancipation Of Pain
  3. Forever Winter
  4. Lost Eternally
  5. The Hurt
  6. Miss Me, But Let Me Go
  7. Whispers Of Madness

 

Banda:

Neal Pruett – Bajo

Kevin Murphy – Gaita

Aaron Lanik – Batería

Will Maravelas – Guitarra/Teclados

Nikolay Velev – Guitarra/Teclados/Percusión

John McGovern – Voz

 

Deja un comentario