Un arma de destrucción masiva… Made in Chile

Crítica realizada por Mutamorfo

Death Metal – Chile

Para ingresar al nuevo trabajo de mis compatriotas  ATOMIC AGGRESSOR; siento que lo primero por hace, es esforzarme por ayudarlos a ingresar al mundo de ATOMIC AGGRESSOR. Y éste lúgubre, monstruoso, despiadado, pero fraternal círculo, se remonta y brota como una demencial respuesta a mediados del ’85, a toda esa política autoritaria (Dictadura de Pinochet), que tenía sumergido al país, en la total oscuridad y muy aislado del resto del mundo. Donde nada entraba (tecnología, alimentos, cultura y ni hablar de música y mucho menos de un nuevo estilo que estaba esparciéndose a nivel global… El Metal!!). Contra todos esos contratiempos, a los que directamente se les sumaba, el que por nuestra apariencia, ya éramos culpables de los peores crímenes y lo más grave, es que prácticamente no existían instrumentos, para poder generar Metal. Aún, así, cuatro jóvenes… eso sí, perturbados mentales, se reúnen para dar forma a una de las bandas insignes del Death Metal chileno, quienes ostentan un sello de calidad y singularidad, que pocas agrupaciones poseen a nivel mundial.

Tras esa breve intro. Qué tal, si nos introducimos al nuevo EP “Invoking the Primal Chaos” que acaban de lanzar, para seguir manteniendo ese enclave de categoría, que los caracteriza?

“Primal Chaos”, es el primer salmo de la presente herejía y se abre paso al mejor estilo de los ATOMIC AGGRESSOR… ósea, un, dos y nos fuimos derramando sangre, con cortes afilados y precisos de las  cuerdas, en general y tras ellas, una excelsa batería, a cargo de Llanquitruf, otorga una clase demencial de peso, velocidad y técnica, la cual no se amilana, ni siquiera cuando entra una de las mejores voces nacionales del estilo Death Metal y una, si no la más reconocible de todas… Alejandro Díaz, quien se encarga de destrozar todas las estanterías.

“Summoners Absolution”, le sigue los pasos, manteniendo ese halo de oscuridad y malicia, tan propia de la banda. Como te mencionaba anteriormente, la técnica de cada integrante y del conjunto, luce y engalana cada atmósfera, pero sin caer en demasías y crear algo intrincado, que atente contra la bestialidad, que es fin último y único que persiguen los ATOMIC.

Con soberbios cambios de ritmos y cortes en el sentido del tránsito de las melodías, van generando estadios espeluznantes de locura y desesperación. Cosa que es fácil distinguir en “Primordial Wisdom”, que es otro ataque, al mejor estilo de los peores cataclismos bíblicos!!! Estos weones (Como decimos acá), ni siquiera te dan la opción de escapar. Si lo intentas, te agarran las cuerdas, los palos o la voz y te devuelven al sitial de la tortura y continúan contra tu carne.

“Archetypal Balance” lamentablemente cierra la ceremonia, pero por lo menos es el track más extenso, con casi seis demenciales minutos, llenos de ira, mucha técnica. Donde la complejidad compositiva y suprema ejecución musical resaltan, a niveles pocas veces logrados.

Están en la senda de los últimos trabajos de Deicide, Cáncer, At The Gates, Necrophobic, Monstrosity y como tuve la suerte, no hace mucho tiempo, de reseñar a todos los anteriormente mencionados, te puedo comentar, aunque arriesgue demanda… Que “Invoking the primal Chaos”, les vuela la raja, a todos ellos!!!!   

Formación:

Enrique Zúñiga: Guitars

Julio Borquéz: Guitars

Alejandro Díaz: Vocals

Álvaro Llanquitruf: Drums

Tracklist:

The Primal Chaos

Summoners Absolution

Primordial Wisdom

Archetypal Balance

Deja un comentario