El Maestro Lovecraft, observa otra de sus creaciones.

Crítica realizada por Mutamorfo

Death Metal técnico – Usa

Desde su EP homónimo, del 2008, que le tenía ganas a VALE OF PNATH, pero nunca coincidíamos en algún lugar común, pero la paciencia siempre es retribuida, y por fin tengo la instancia de referirme en profundidad a ésta agrupación proveniente de Denver, en Colorado; USA y que desde el 2006, vienen ejecutando un excelso Death Metal ultra técnico, o para otros un Deathcore técnico… en fin, la realidad, es que independiente del segmento, en donde desees ubicarlo, el lugar común, es la alta técnica y despliegue de energía.

El significado de su nombre está tan bien escogido, que grafica de forma sublime las atmósferas de aterradoras sinfonías que van acumulando cadáveres de gigantes incrédulos o profanos. Lo primero a mencionar es que visites o revisites las obras completas del maestro Lovecraft y podrás ir haciéndote una pequeña idea de lo que VALE OF PNATH, te tiene reservado!!!

La presente entrega “Accursed”, viene en presentación de EP, con siete elementos y casi media hora. La que inicia, con una breve, espeluznante y desesperanzadora ambientación instrumental, para dar paso a “The Darkest Gate”, que con un tibio y oscuro inicio, más cargado al Black Metal, se suelta, como un perro rabioso y al mejor estilo de Beyond Creation u Obscura, van soltando intrincados  e híper veloces riffs, los que van demoliendo tu carne. Los cambios de estilo y quiebres en la concepción misma del tema, te dan la loca idea de que son varios, cientos o tal vez miles de temas en uno solo.

“Skin Turned Soil” se introduce a si misma de forma demencial e inesperada, como puñalada por la espalda, es sorpresiva y mortal!!! Inferi, brota por todas partes!! Estos gringos están locos!!! Que tremendo nivel compositivo y mejor nivel de ejecución. En donde, no hay pausas, no hay respiro… ni el aire es capaz de escabullirse entre la densidad de cada nota. La voz de Reece, está cada vez más enferma y gruesa, cubre cada espacio que le dan y va arrojando aterciopeladas frases, que van modificando la intensidad de cada ataque, al igual que las tétricas notas de teclado, que lo único que logran, es aterrarnos aún más.

El tema homónimo y “Obsidian Realm” (me salto “Audient Void”, pues es una breve instrumental),  mantienen el nivel de la matanza, donde las tapping de bass, van coronando una base estructural melódica muy densa, como concreto de puente sumergible y por otro lado Eric, da cada batatazo y patada a los tarros, que dudo que le duren más de un tema. El tipo es una bestia posesa inclemente e irracional. Las melodías agresivas, veloces, técnicas y sangrientas, son tantas y tan veloces, que te avasallan, como en el corrida de San Fermín… sólo para valientes. Y esas pequeñas pausas…ufffff, son solamente, para ver la cantidad de osamentas al pie de la montaña.

Como nos grita Reece, en “Accursed”: “A través de los residuos y las mareas de imágenes que recorren tu cerebro,Se expuso un lugar frágil y decolado. Un grillete para atrapar.”

        

Reviviendo algo del despiadado sonido de The Black Dahlia Murder, cierra “Spectre of Bone”, que siendo la de mayor extensión, es también la que despliega una mayor cantidad de disyuntivas. Es como encontrarse con cinco patas del camino. En éste caso, las alternativas  que confluyen son miles y todas sangrientas y construidas en huesos y carne. Sólo resta que decidas, por cual sendero llegarás a tu inminente destino.

Formación:

Vance Valenzuela: Guitars

Harrison Patuto: Guitars

Reece Deeter: Vocals

Andy torres: Bass

Eric W. Brown: Drums

Tracklist:

Shadow and Agony

The Darkest Gate

Skin Turned Soil

Accursed

Audient Void

Obsidian Realm

Spectre of Bone

 

 

Deja un comentario