Un ladrón que vuelve a ser rey”

Crítica escrita por: Christian Darchez

No cabe ninguna duda de que el ex Queensryche Geoff Tate después de su gran colaboración con Avantasia tanto en  ¨Moonglow¨ de este año y la gira presentación del mismo esta cebadísimo con volver al metal. Ya sea la edad o simplemente salir de la zona de confort en la que estuvo por mas de 15 años con discos bochornosos con Queensryche y sus proyectos individuales de corte experimentales, este año unió fuerzas con el guitarrista italiano Simone Mularoni (DGM) y a muchos nos tomo por sorpresa cuando largaron el primer video promocional del proyecto y el enfoque musical…nuevamente esperábamos con ansias un trabajo de Geoff Tate por mas que en la portada diga ¨Feat.¨! Finalmente tenemos el disco bien calentito (aunque tiene fecha de lanzamiento para el 14 de Junio) y también tengo que agrado de decir lo siguiente: con el debut de Sweet Oblivion se confirma la vuelta de Geoff Tate al metal!

¨Sweet Oblivion¨ debut homónimo de la asociación y como decía  anteriormente, marca el regreso de la prodigiosa voz de Geoff Tate al servicio del metal en un formato de metal progresivo directo, sumamente ganchero y cancionero. Otra de las buenas noticias y las virtudes de este trabajo ademas de escuchar a Geoff otra vez cantando metal es que las composiciones de Mularoni pese a sonar mas minimalista de lo que nos tiene acostumbrados en los intrincadísimos DGM, supieron aprovechar al máximo las posibilidades del cantante americano. No se trata en si de una obra maestra (ya después aclarare por que) pero ahí están los riffs, pasajes, melodías y solos característicos de Mularoni y la gran voz del ex Queensryche (también sumado a puntuales y bien ubicadas intervenciones de teclados) para alumbrar muy buenas canciones gancheras y con estribillos pegadizos como la ya conocida True colors con un riff lleno de groove pero con la dosis de intrincamiento justa para darle paso a la voz de Geoff que se apodera enseguida de la canción. El inicio melodico del medio tiempo de tema homónimo, quizás el tema mas puramente Queensryche del disco que remite bastante a ¨Breaking the silence¨ y ¨Eyes of a stranger¨ tanto en su marcha como en su estribillo. La cadencia progresiva a flor de piel de la gran Behind your eyes con Geoff animandose a notas mas luminosas y siempre jugando a conmover. Todo un acierto de parte de Mularoni. La marcha lenta y amenazante de Hide away tal vez le falto mas trabajo en su puente aunque su estribillo y su breve interludio oscuro y progreta la compensa bastante. Justo cuando creíamos que los medios tiempos dominarían el disco aparece el ritmo acelerado y pesado pero a la vez melódico de A recess from my fate y que se conjuga muy bien con Transition con sus interesantes cambios de ritmos entre el medio tiempo y la onda movida sumado a un breve pero sutil pasaje progreta oscuro que parece salido del Fates Warning de ¨Perfect symmetry¨ (1989) que no le sienta para nada mal. Como si no fuera poco, Geoff nuevamente vuelve a brillar en una balada como Disconnect que si bien es la mas normalita del disco, logra conmover con lo justo y mas con la exquisita y sanguínea performance de Geoff. Los tempos se vuelven a acelerar en la veloz The deceiver que cuenta con un buen duelo de guitarra y teclados aunque sin salirse del guion establecido pero eso si, el solo de Mularoni en este tema aunque es corto es totalmente asesino, convirtiéndose en un gran destacado. Para el final llega la marcha lenta de Seek the light que sin ser una mala canción se nota un poco el piloto automático ya que no explota nunca y el cierre con la estupenda versión a piano de Disconnect como bonus track de la edición japonesa en el que Mularoni mete algunas guitarras eléctricas que quedaron perfectas y hasta me animo a decir que gana mas en emoción en este formato, dandole un muy buen cierre a la obra.

La producción a cargo del mismo Simone Mularoni jugo totalmente a favor del enfoque elegido para el proyecto, con la dosis justa de pesadez en las guitarras y el resto de los instrumentos confluyendo en perfecta armonía, y sin olvidar la fantástica performance de Geoff que se lo vuelve a escuchar animado y mucho mas aprovechado. Otra vez Frontiers Records acierta reuniendo músicos tras el desastroso proyecto Kiske/Sommerville! Hace 2 años se redimieron con The Dark Element y ahora lo vuelven a hacer acá! Si tengo que objetarle algo al disco es que justamente el enfoque cancionero del mismo si bien jugo a favor del gancho, se quedo bastante corto en jugar y desarrollar mucho mas con el costado progresivo de pura cepa con el cual Mularoni se despacha a gusto en DGM, aunque tampoco debemos olvidar también que se trata de un debut; y uno bastante bueno hay que decir! El debut de esta asociación es un muy buen disco que agradara mucho a los fans del metal progresivo y le servirá también a aquellos fans de Queensryche para  reencontrarse con Geoff Tate tras verse desilusionados con discos como sus últimos trabajos con Queensryche o sus discos individuales como ¨Kings & thieves¨ (2012) o su tibia trilogía con Operation: Mindcrime. Ah y no me quiero olvidar de aquellos críticos que hasta hace 2 años daban por muerto a Geoff Tate, ya veo muchas bocas cerrarse! Hace poco Geoff Tate declaro que por el momento no tiene pensado volver a grabar nueva música al menos en su propia andadura, por lo que podemos esperar que el proyecto tal vez en el futuro tenga continuidad. Ojalá así sea, porque con Sweet Oblivion esta tan, pero tan bien!

Bienvenido de vuelta al metal, Geoff Tate, te extrañábamos!

Sweet Oblivion:

Geoff Tate: voz

Simone Mularoni: guitarra y bajo

Emanuele Casali: teclados

Paolo Caridi: batería

Track list:

1 true colors

2 sweet oblivion

3 behind your eyes

4 hide away

5 my last story

6 a recess from my fate

7 transition

8 disconnect

9 the deceiver

10 seek the light

11 disconnect (piano version)

Deja un comentario