«Toque mágico retro que encandila en la primera escucha»

Por Luishard

Heavy Metal – Suecia

Amigos de Dioses del Metal, esta joven banda sueca (Falkenberg), Sweet Lich, está formada por solo dos músicos pero teniendo detrás en la sombra a «gente importante», tanto en la producción como en el resto instrumental. Lanzaron a primeros de año, justo después del día de resaca, este álbum de Heavy Metal de nombre Never Satisfied, que espero no hay pasado desapercibido, porque las estelas de Black Sabbath se dejan notar en varias canciones, dotadas de cierto misticismo que las acercan al Occult Metal pero dejando siempre que el Heavy lleve el peso.

Tras una simplona portada, imperan los medios tiempos con labor guitarrera de fondo y cierta monotonía en ellas, mejor cuando lanzan solos con cierto feeling aunque cuando largan plomizos riffs llenan el oido. Las composiciones pecan quizás de falta de energía, no terminan de romper y tampoco es que sean un derroche de inspiración, pero tienen ese toque mágico retro que encandila en la primera escucha que se va a apagando según le das más vueltas. Jakob cumple como vocalista con una voz guerrillera, sin temor ante los falsetes, aunque siempre la veo dentro de la trinchera, por lo que hay margen para que la interpretación libere los sentimientos. Resumiendo, disco más que aceptable para una banda con tiempo y ganas por delante, interesante.

Track List

1.Aim
2. Never Satisfied
3. Feelings
4. Rebellion
5. Life on the Run
6. Solution
7. Fight
8. Peace of Mind

Formación

Jakob Kramsjö. Voz
William Schakonat. Batería

Deja un comentario