“La voz de Ratt en un disco que no dejará huella”

Crítica escrita por Rob Jalford

Los Ratt son una referencia en sleazy desde mediados los ochenta, discos como “Invasion of your privacy” o “Out of the Cellar” son referencia para los seguidores del estilo. La voz de Stephen Pearcy bien aguardentosa y las guitarras de Warren  DeMartini con sus afilados riffs y punteos virtuosos (al mas puro estilo George Lynch, Akira Takasaki o Jake E Lee) dejaron su huella cuando los Mötley Crüe también arrasaban en este género, después vendrían L.A Guns, Skid Row, Guns ‘n Roses o Cinderella.

Pues bien, Stephen  Pearcy en solitario ya ha editado unos cuantos trabajos, en este 2017 publica “Smash” que a mi particularmente me ha agradado pero no creo que lo rescate mucho en el futuro, lleva trece canciones y hay algo de relleno, aunque no todo es negativo ya que en unas cuantas pistas tenemos el sabor Ratt vacilón y macarra. Me gusta mucho la voz de Stephen, amigos de Dioses y en estudio se mantiene bastante digna, otra cosa es el directo, claro.

El comienzo oscurito y pausado de I Know I’m Crazy no levanta muchas expectativas salvo el punteo, yo personalmente arrancaría con algo mas ganchero, misma idea se me ocurre para el cierre, a mi me mola cuando un disco acaba con algo potente y rápido, que deje sabor de boca fuerte al oyente, en este caso Summer’s End me deja poco motivado.

Si buscamos la identidad de los Ratt os puede servir Ten Miles Wide, que aunque no es una pasada, recupera esa esencia. En plan mas sureño y con slide aparece Shut Down baby aunque repite demasiado el guitarreo principal y se mueve en medio tiempo típico.

A partir del cuarto tema mejora bastante el asunto, recordando a las ratas ochenteras claramente, canciones como la serpenteante Dead Roses, la festera y vacilona Lollipop con sus coros y acelerón final y la mejor de todas Hit me with a bullet (hard 80 del guapo, del adictivo, tendría cabida en un “Infestation” o un “Reach for the sky” sin problemas),  de este rollo también podemos incluir Want too much, otro picotazo estilo L.A.

Mas moderna se presenta Rain, con  una melodía vocal muy lograda de Stephen y un final con piano que le da un toque diferente. En What do ya think se me viene a la mente los Guns pero en su etapa mas tranqui, tanto por la guitarra como el tratamiento de voz, no me ha gustado esta.

Los temas son breves, sobre tres minutos, entran rápido y fácil, caso de Jamie o la nueva versión de I can’t take it, pero igual que los escuchas, los olvidas, no dejan un poso realmente intenso al oyente.

La mas rápida con diferencia es Passion Infinity que nos mete un chute importante de adrenalina a las neuronas, contando además con un punteo trepidante, que seamos realistas echo de menos mas así en el disco, los guitarristas que acompañan a Pearcy en este viaje (Erik Ferentinos y Chris Hager) no es que sean malos, pero no son muy virtuosos, la verdad.

Un disco agradable, para incondicionales del cantante, pero que tampoco pasará a la historia del rock, la verdad. Salvo cuatro temas el disco se mantiene en un nivel medio bajo y trece temas son demasiados, en mi opinión.

NOTA. 6.25 Jalfords

TRACKLIST:

1. I Know I’m Crazy

2. Ten Miles Wide

3. Shut Down Baby

4. Dead Roses

5. Lollipop

6. Hit Me With A Bullet

7. Rain

8. Want Too Much

9. What Do Ya Think

10. Jamie

11. I Can’t Take It (Album Version)

12. Passion Infinity

13. Summer’s End

MIEMBROS:

– Stephen E. Pearcy – Voz, coros.

– Erik Ferentinos – Guitarras, coros.

– Greg D’ Angelo – Batería

– Matt Thorne – Bajo

– Chris Hager – Guitarras

Escrito por Rob Jalford

Deja un comentario