«Se aupó al Olimpo musical con este disco»

Crítica escrita por Tony Barrios

Desde que en el año 1985 ganaron la octava edición del Concurso Villa de Madrid, en la sección de Rock Duro, por delante de Esfinge y Furia Animal, tuvieron el premio de la grabación de un videoclip (“Todo Mi Mundo Eres Tú) y un Maxi con cuatro canciones (“Rey De La Ciudad”, “Chicas, Whisky Y Rock And Roll”, “Todo Mi Mundo Eres Tú” y “Rock And Roll Es Liberta”) no han dejado de crecer y han llegado a ser el grupo de Rock melódico más exponencial en este país.

Tras el cambio en la formación de Tony Solo a las voces por José Castañosa, y hacer al cargo de la banda el manager Javier Gàlvez, comenzaron a rodar por Madrid y en el ’87 consiguieron la firma por el grupo Hispavox, con el que grabaron su primer larga duración. Obsesión. Un disco que levanto claras esperanzas de lo que significaría el trabajo que hoy tenemos entre manos.

Tras los buenos números y la participación de algún festival de nivel y muchos conciertos por la estampa española, el mismo equipo de grabación de su anterior LP, formado por Dario McBryan como productor y con Steve Taylor y Dennis Herman como ingeniero de sonido, en los estudios Mediterraneo de Ibiza, donde antes habían grabado Judas Priest su Defenders Of The Faith.

El disco estaba totalmente orientado al sonido que en esas fechas hacían los mas grandes del Hard Rock, como lo hacia Whitesnake, Europe o Bon Jovi. Estética similar y construcción en sonidos y voces por el mismo sitio. Todo lo que en esta época necesitaba  un grupo para hacer un disco a la perfección. Pero lo más arriesgado es que era completamente en castellano. Y triunfó. Gracias a este disco giraron por países del continente sudamericano.

Pero hablemos de por qué este disco fue una de esas joyas que todos deberíamos escuchar al menos una vez en la vida.

Abre con “No Eres Nadie”. Un tema perfecto, inmenso y poderoso. Pura pegada directa que define lo que denota el estilo más melódico del Rock. Estribillos potentes y pegadizos y un solo de guitarra de manos del señor Carlos Raya que dejan huella. Una de esas joyas que con el paso de los años se revalúan más y más.

El siguiente tema es el clásico “Cuerpo A Cuerpo”. Un tema muy Whitesnake por todo. Música, sonido, estribillo, potencia y sencillez. Este tema lo vi por primera vez en el programa Aplauso de TVE y me engancho de golpe. Un tema que entra directo, sin compasión, y eso me paso durante ese año, tarareando ese estribillo y punte anterior durante mucho tiempo. Y como no, haciendo air guitar por casa con ese solo tan brillante que poseía esta canción.

Que decir de “Nacido Para Ganar”. Empezar un tema con un riff tan portentoso es solo un ápice que contrastaba que este disco sería una joya en la joyería más valorada de mi casa. Un tema que después del shock de la anterior, tenía ese hándicap, y lo supera con creces. Y es que después de temas como “Crying In The Rain” de Whitesnake o “Supertitious” de Europe vienen buenos temas, pero claro los anteriores eclipsan a los posteriores. Bad Boys y Let The God Times Roll respectivamente.

En “Dueño Y Señor” le mete una atmósfera creciente que hace digna a la canción de este disco, gracias a un teclado especial que rodea el estribillo de forma única. Una letra que te pone la piel de gallina con la escalofriante perdida de una persona que jamás tuvo nada. Lo bueno de este tema, que cada vez que lo escuchas coges mas detalles y te das cuenta del bestial trabajo en este tema de ambos guitarras.

Y por fin llegó la balada. “Si Tú Te Vas” saca el lado más sentimental de la banda y no tiene nada que envidiar a temas como “Is This Love” de Whitesnake. Melancolía a raudales y pasión en cada nota esgrimida por Tony, es lo que entrega este tema, que estremece el corazón desde el primer momento que lo escuchas.

“Mil Y Una Noches” le da un cambio radical al sentido del disco. Hard Melódico de manual, con una construcción de libro que posee la valía de unas guitarras que rayan la perfección y que nos posee de principio a fin. Un tema que gana muchísimo gracias a los coros cristalinos de la propia banda que le dan un empaque total al tema.

La canción tributo a todo músico es “Noche De Acción”, que recita en su letra …otra noche, otra ciudad y vuelvo a vivir ese instinto animal que hace de mi un luchador, depredador… La canción se basa en u estribillo potente y un ritmo a las guitarras que engancha poderosamente mientras la voz de Tony conduce el tema de manera perfecta.

“Síguelo” es un tema, que en composición y sonido, se parece mucho al anterior. Directo y alegre. Un tema rockero con matices del mejor AOR creado en este país, que por mucho tiempo que pase, siempre acaba gustando. En este tema, igual que en el anterior, lo que más engancha es el estribillo, donde los coros y la voz de Tony, hacen que recuerdes para siempre. Y es que en general, este trabajo, es un disco para recordar siempre, gracias a la fantástica construcción de sus canciones y la elaboración de la música que en ella habitan. Una mezcla que muchos años después sigue siendo mágica.

“Dame Tu Amor” es el último tema cantado, y Tony se guarda esa magia vocal con la que nos ha cautivado en este disco, para afrontar este temazo romántico, donde la historia cuenta la suplica de una última noche de pasión que suplica el propio Tony antes de irse. ¿Realidad o ficción?, pero un tema muy recomendado para escuchar una y otra vez.

Y finalizamos con la instrumental “Alejandria”. Un tema de algo más de cuatro minutos, donde las guitarras del señor Raya y Martín son las protagonistas del mismo. Un tema que despide frescura y excelsos fundamentos de unas seis cuerdas bien acariciadas. El buen hacer de la sección rítmica es de aplaudir, pues Diaz y Santurde acompañan genial a los dos guitarras y que acopla genial con las teclas de Miguel Ángel Collado (Casablanca, Ñu y Salamandra).

Aunque en este país se sigue haciendo AOR de mucha calidad, y cada día los jóvenes talentos sacan discos  preciosos, siempre tenemos una punta del Iceberg, y en esta ocasión el AOR en España se aupó al Olimpo musical con este disco. Meses más tarde y con la salida de J.A. Martín de la banda y tras los resultados no deseados del siguiente trabajo, la banda se disolvió, pero en nuestro recuerdo nos quedará el disco con el que toda una generación aprendió a amar el AOR echo en este país, para gente de aquí y de allí. Un placer siempre escuchar este disco, que pasará a la historia como uno de los discos más comentados de la historia del AOR.

Track List:

1. No eres nadie – 4:32
2. Cuerpo a cuerpo – 4:00
3. Nacido para ganar – 3:50
4. Dueño y señor – 5:20
5. Si tú te vas – 3:45
6. Mil y una noches – 3:58
7. Noche de acción – 4:34
8. Síguelo – 3:52
9. Dame tu amor – 4:14
10. Alejandría (instrumental) – 4:15

Line Up:

Tony Solo – voz

Carlos Raya – guitarra

Jose Antonio Martín – Guitarra

Julio Diaz – Bajo

Luis Santurde – Materia

Músico Adicional:

Miguel Ángel Collado – Teclista

Deja un comentario