Crítica del 22º álbum de Rage, esta vez junto a la Lingua Mortis Orchestra

A simple vista, según podemos observar en la portada del disco, el título hace referencia más a un disco de Lingua Mortis Orchestra con Rage como colaboradores. Sin embargo, para que no dé lugar a equivocaciones, se trata de lo contrario, es un disco de completamente de Rage, principalmente de Smolski en el que, eso sí, se nota mucho la participación de la orquesta y las voces de la misma.

Para los seguidores habituales de los veteranos alemanes este disco va a quedar como uno de los buenos de su carrera (que para mí son todos). El estilo que se maneja es el de heavy metal clásico con clara firma Rage pero que se mezcla muy bien con el metal sinfónico de la Lingua Mortis. Ya hemos podido escucharlos juntos en ocasiones anteriores tanto en disco como en directo y finalmente esta colaboración ha culminado en un disco completo de ambas bandas.

Las canciones tienen una duración más larga de lo normal, pero esto se debe a la integración de los aspectos sinfónicos, que, si nos remontamos a la historia, vemos como los grandes conciertos y sinfonías no es que tuvieran duración corta. Debido a esto y a la integración de varias voces perfectamente sincronizadas se percibe de una forma amena y que termina siendo menos larga de lo que parecía.

También hay tiempo para encontrarse con canciones como “Lament”, claramente una balada donde el dúo vocal es el claro protagonista alcanzando un clímax inmejorable. O incluso la canción instrumental “Oremus” interpretada por Viktor con esa facilidad con la que nos tiene acostumbrados y que llega incluso a tocar el blues. Personalmente creo que el tema final es de lo mejor del disco, donde se mezclan una serie de ideas progresivas, clásicas y a la vez modernas alcanzando un gran nivel compositivo.

LMO es un disco que ha sido compuesto principalmente por Viktor Smolski sin dejar de lado al resto de Rage y los miembros más habituales de la Lingua Mortis Orchestra. Sin embargo ha sido grabado por un total de más de cien personas.

Miembros principales:

        – André Hilgers: batería.

        – Peter “Peavey” Wagner: bajo y voz principal.

        – Dana Harnge: voz adicional

        – Jeannette Marchewka: voz adicional.

        – Viktor Smolski: guitarra, teclados y cello.

        – Henning Basse: voz adicional.

Canciones:

  1. Cleansed By Fire
  2. Scapegoat
  3. The Devil’s Bride
  4. Lament
  5. Oremus
  6. Witches’ Judge
  7. Eye For An Eye
  8. Afterglow
  9. Straight To Hell
  10. One More Time

Nota: 9/10

Texto: Moralabad

Deja un comentario