¨Forzados a la asiduidad¨

Por Christian Darchez

Se veía venir en cualquier momento. Los americanos oriundos de Nueva York y liderados por el incombustible Tommy Victor Prong vienen editando un disco por año desde aquel Ruining lives (2014) pasando por el estupendo disco de covers Songs from the black hole (2015) y el atronador X – no absolutes,  del año pasado; una trilogía interesante que sin embargo, resulta determinante a la hora de encarar este décimo cuarto álbum de Prong y lo cierto es que si bien la banda no derrapó en absoluto la asiduidad del disco por año le jugo algo en contra.

Zero days muestra a la banda enfocada en su Metal groovero y crossover de siempre y lleno de variedad en los tempos aunque el riff suene idéntico pero con diferentes variantes de velocidades, esta vez se los ve algo holgazanes para crear estribillos atractivos y eso repercute en alguna manera en el gancho. Hay, eso si, canciones cañeras y veloces como “However it may end”, “Zero days”, la quiebra cuellos “Forced into tolerante”, el proto new metal de los 90’ de la mano de “Self righteous indignation” y un cierre bastante raro y plano como lo es la displicente “Wasting of the dawn” que aun no me explico como terminó incluida en el disco.

La producción tampoco maquilla esta cuesta cuestión ya que esta vez no va de la mano con el producto final, parece haber sido hecha primero a desgano y luego a las apuradas cuando notaron que ya debían editarlo. No se trata en si de un disco flojo sino de uno que requiere paciencia para digerirlo correctamente. Esperen 2 años a partir de ahora, muchachos!.

Formación

Tommy Victor. Voz y guitarra

Mike Longworth. Bajo

Art Cruz. Batería

Tracklist 

01.However It May End
02. Zero Days
03. Off the Grid
04. Divide and Conquer
05. Forced Into Tolerance
06. Interbeing
07. Blood Out of Stone
08. Operation of the Moral Law
09. The Whispers
10. Self Righteous Indignation
11. Rulers of the Collective
12. Compulsive Future Projection
13. Wasting of the Dawn
14. Reasons to Be Fearful (bonus track)

 

1 Comentario

Deja un comentario