“El excesivo canto de cisne del Glam Metal de Los Ángeles”

Crítica escrita por Butch

Las ondas que rigen la Vida en este planeta que habitamos siguen siempre el mismo patrón, ese ir y venir que ya conoces. En nuestro planeta metálico particular, dichas subidas y bajadas han ido creando legiones de fanáticos, especialmente cuando hablamos de movimientos, de estilos, de épocas. Que si el Doom, o el Death, el Sleaze, o el PowerProg, o la NWBHM, o la primera época de Metallica hasta el Master, todas estas idas y venidas han ido captando adeptos, corazones, por el camino. Viéndolo en nuestra web, www.diosesdelmetal.org, podemos observar con cariño cómo la gente se pelea casi virtualmente por ver qué época de MAGO DE OZ fue mejor, peor, etc…

Y es que debemos reconocer que nuestra “pasión por el ruido” no es ni mucho menos monotemática ni monótona, pues el Metal está compuesto de decenas de estilos, de miles de compositores y artistas, de decenas de estilos de producción, de diferentes presupuestos, de melodías y falta de ellas. Y esta perogrullada viene al caso porque quiero hablaros de un estilo en concreto, el llamado GLAM METAL, o GLAM HARD ROCK, que bandas como MOTLEY CRUE o POISON, o RATT, o LA GUNS, FASTER PUSSYCAT, DOGS D’AMOUR , TIGERTAILZ o TWISTED SISTER y muchas otras elevaron al status más alto allá por mediados de los 80s, principalmente en clubes míticos como el TROUBADOUR, con aportes valiosos también en Europa, Sobre todo Reino Unido (En España se intentó con BELLA BESTIA, cuyo segundo disco fue más que meritorio). Y también quiero hablaros de cómo surgen, crecen y perecen las ondas estilísticas. Y mezclando ambas conversaciones, llegaréis a amar este LEATHER BOYZ WITH ELECTRIC TOYZ.

Un movimiento como el Sleaze, o el Glam, surge cuando un grupo de bandas como las que se juntaron en aquellos clubes de LA captaron la atención de la prensa, no tanto por la calidad musical, como por la espectacular pinta (explosiva a partir del segundo largo de los CRÜE), la sangre (WASP y sus shows con cubos de a saber qué…), o la extrema elegancia de unos RATT que por entonces eran el culmen del estilo, les llevan a distraer la atención de las “vacas sagradas” europeas de entonces, como MAIDEN, PRIEST, SCORPIONS, etc… Fueron la respuesta americana, basada no tanto en el metal como en la pinta y un rocanrol ruidoso y casi siempre divertido. Grandes álbumes de bandas como DOKKEN o POISON encumbraron el movimiento, que se dedicó a llenar estadios los siguientes años (recordemos el show de Moscú de infame backstage por las cantidades de sustancias ilegales que se consumieron en un concierto que el propio promotor McGhee fue obligado a montar por la ley debido a sus sentencias condenatorias por tráfico de cocaina). Fue la época dorada del SEXO, DROGAS Y ROCK N ROLL, ejemplificada en Nikki Sixx, y Mr. T-Bone Tommy Lee con un tatuaje en su miembro del nombre de su pareja, la espectacular bomba PAMELA ANDERSON (video porno robado incluido).

Llegamos al pico de altura del estilo cuando se consagra y cientos de bandas imitan con menos calidad, el público se decanta por otro estilo, se produce un hastío. Ejemplo sería la aparición de WARRANT, o de BRITNY FOXX. Desviaciones con mayor o menor éxito de una fórmula trillada y condenada a desaparecer. Además, las pintas de borracha loca que en su época llevaron Lee, Sixx, o Brett Michaels ya no parecían cool. Estamos llegando al final de un estilo, a la caída en picado de una onda, una ola que ya está pasando. Y es en estos momentos cuando la melodía de la Belleza entra en acción y nos regala un último esfuerzo, un pequeño atisbo de lo mejor que dio un estilo, una falta de sincronía temporal que produce una sensación de confusión en el oyente, que no llega a entender cómo es posible que una música tan excelsa sea producida cuando esto se hunde ya, cuando se acaba, cuando ya nadie presta atención. Y jode. Ese es el CANTO DEL CISNE, que sabe que va a morir, y deja su mejor melodía para el final, sabedor de que no se repetirá, pues no podrá. Y así es, nunca nadie volverá a hacer un largo como este.

Y ese es LEATHER BOYZ WITH ELECTRIC TOYZ de PRETTY BOY FLOYD. Una arruga extraña en el espacio tiempo, producida por cuatro tipos con pinta de puta borracha pintarrajeada cuando ya NIRVANA empezaba a decir CHINPON. Una delicadeza de GLAM METAL con melodías infecciosas de instituto o high school, con guitarras chirriantes, con coros espectacularmente ridículos, divertidos al máximo, con un cantante que depende de la canción suena como VINCE NEIL o como una mujer (ambos registros geniales), y con unos solos de guitarra de los cuales el mismísimo CC de POISON ladraría de envidia y quizá se largaría a los juzgados a poner demandas de plagio.

Producción de 1989 de MCA Records que llegó al 130 de las listas yankees, y produjo dos singles, I WANNA BE WITH YOU y la infecciosa ROCK N ROLL (IS GONNA SET THE NIGHT ON FIRE). Ventas estimadas de 750.000 en todo el mundo. Cuando parecía que iban a tener un cierto éxito en Europa, su discográfica les dejó caer, por todo lo expuesto arriba. Ya eran entonces una anacronía en un mundo cambiante. Esta banda de HOLLYWOOD, CA, no podía existir, y cuando vieron que no había apoyos ni público para su segundo largo, lo dejaron. Luego han vuelto en el mercado de la nostalgia, el de la gente joven de aquella época que ahora puede permitirse los viajes o los tickets, y se acerca a verlos si pasan por la ciudad. Y la nostalgia es un poderoso afrodisíaco, pues te hace recordar aquella época con claridad meridiana, y ves que estabas allí cuando GNR salieron explotando con Welcome To The Jungle, o que Saltaste con Feelgood de los Crüe, o que puedes razonar que tenían RATT de estrellas a alguien de 2016. Tú lo viste.

Y es que lo que la voz de Sex consiguió, o los riffs de Krash, y el acompañamiento de Vinnie Chas, tristemente fallecido, aportó, o los platillos de Kari, trajeron, es de otro planeta, si te gusta disfrutar de un HARD ROCK de la mejor calidad, de un sonido limpio en exceso, de unas melodías quinceañeras de amores rotos, de unos arreglos de teclados de otro planeta. No les tocada triunfar, pero por San Dio que si hubieran empezado a dar caña en 1981 hablaríamos de gente muy muy millonaria ahora. Gordos, seguro, pero millonarios gordos. Como AXL, vamos…

LEATHER BOYZ WITH ELECTRIC TOYZ es un maldito trallazo de Rock duro acelerado hasta la extremaunción con el bajo de Vinnie desbocado, que adelanta unos coros brutales quinceañeros, una canción explosiva sobre sexo, guitarras, y un desmedido amor por MOTLEY CRUE presente en todo el largo. Una primera joya de muchas que te esperan. La voz de Sex Summers es confusa aquí, porque de verdad no puedes discernir si canta él o su novia. Pero no importa, porque si disfrutas de POISON o CRUE, este disco es una catedral del GLAM METAL. Se atreven a parar la canción en medio para enchufar el bajo a tope y lanzar el final estilo tren descarriado. Vaya comienzo… Y hablando de monumentos RnR (IS GONNA SET THE NIGHT ON FIRE) nos muestra el camino al Paraíso del pelo cardado, de los lápices de labios masculinos, de las botas de cuero negro y los látigos. Pop Metal de lo mejorcito que ha producido el bípedo, con coros iluminados, un riff repetitivo y efectivo que cuando da paso al solo de Krash te deja saltando como loco. Incluso hay regalos como el del minuto 1:15 de Krash. Épico… No sé decidirme ya si la primera o la segunda son mis favoritas, cuando aparece un bombón de chocolate en la puerta de un colegio titulado WILD ANGELS. Un medio tiempo bellísimo donde Krash brilla por la tenue atmósfera que saca de sus rasgueos, para crear un himno a lo efímero de la juventud, un canto de amor a los días que no volverán.

Piensa en lo que LIKE A ROCK de BOB SEGER transmite y por ahí vamos… Una pieza bellísima, donde la voz de Summers alcanza la perfección del Hard Rock. 48 HOURS tenía que cambiar el registro, y nos trae un Hard Rock poderoso, rítmico, muy CRUE, que te reanima después de la cara bobo que se te quedó con la canción anterior. Inteligente movimiento. TOAST OF THE TOWN por si no te había quedado claro, es un clarísimo plagio de los primeros MOTLEY CRUE, de la época de TOO FAST FOR LOVE. ¿O será una versión? Pues sí, una versión de los reyes del exceso angelino. Y la clavan. ROCK N ROLL OUTLAWS es una oda al gamberrismo, una mezcla poderosa de medio tiempo, coros, y afilado hard rock, donde los coros llevan la canción a lo alto. Ojo al solo cómo plagia a CC DEVILLE sin ningún tipo de contemplación. Con un par que diríamos…Y nos preparamos para una joya imperecedera en mi corazón, llamada…

ONLY THE YOUNG es una delicadeza digna de ser elevada a los altares. La voz de Steve alcanza el culmen en un comienzo de balada que se transforma de golpe en un infeccioso himno pop a la juventud incomprendida, rapidísimo, espectacularmente ejecutado por Krash a los riffs, y poseedor de un riff marca de la casa, rápido, pop, donde los dedos muestran que no solo de pintalabios vive el glamero. Una joya del disco, una canción que debería ser analizada por sesudos estudiosos, junto con la rueda o la siesta. Atención al bellísimo final…No crees que pueda subir la calidad, pues es demasiada, cuando llega la mejor canción pop de la Historia del GLAM METAL y posiblemente del Hard Rock. THE LAST KISS es una canción frontera entre el Rock, el Hard Rock, el Pop, precursora de muchos himnos pseudo-punkpop de gente como BLINK 182 o GREEN DAY, donde la guitarra afilada es lo único que te dice que esto es irreverente. Una melodía de libro, una voz en su culmen, una guitarra de fuego, un solo a medida, unos coros juveniles que te hacen bailar, y unos teclados detrás casi sacrílegos. Un Obra de Arte Musical que se aleja a la frontera más exterior del Metal.

YOUR MAMA WONT KNOW vuelve por los recorridos del Hard Rock acelerado marca de la casa MARS. Las baquetas de Kane brillan aquí, metiendo metal donde no lo hay, y el solo de Krash sube notas sin descanso. Una gran canción para bailar, de temática invariablemente juvenil, donde conseguir sexo es casi la única razón de vivir (¿No lo es acaso?). I WANNA BE WITH YOU es una balada típica de aquellos años, que tuvo su minuto de gloria en la MTV y que a mí personalmente, siendo una gran canción con una preciosa voz, me dejó y deja casi indiferente. Me sorprende que fuera single y tuviera éxito, vistas las joyas de las que está rodeada, pero la aceptación de la diversidad es una virtud, y los coros a fin de cuentas son de otro planeta, así como la guitarra acústica. Ni hablo de la andrógina voz de Summers otra vez. Única… dales una oportunidad, casi 30 años después. Piensa en la orquesta del Titanic, que dio lo mejor de si al final, con el agua por los tobillos, piensa en tu primer beso, o polvo, piensa que un CANTO DE CISNE por definición será un elogio de los excesos de un movimiento, y esta gente lo consiguió; Parecían más unas prostitutas borrachas que otra cosa, plagiaban a los ídolos Crue mejor que nadie, hacían hit singles mejor que POISON o al menos igualitos que los de CC Deville. Mostraron la imagen de sus estrellas del BOULEVAR mejor que nadie, cuando ya todos desaparecían o morían en el olvido. Llegaba el GRUNGE para comerse todo el pastel. Pero la Historia es tozuda, y hoy te recuerda que lejos de cualquier otro detalle, la música que este largo dejó es un bellísimo canto de amor a la juventud, al gamberrismo, al primer amor.

 

Formación:

Steve «Sex» Summers – Voz (Presente)

Kristy «Krash» Majors – Guitarra (Presente)

Vinnie Chas – Bajo (R.I.P)

Kari Kane – Batería (Presente)

Tracklist

  1. Leather Boyz with Electric Toyz 4:48
  2. Rock and Roll (Is Gonna Set The Night On Fire) 3:13
  3. Wild Angels 5:08
  4. 48 Hours 2:59
  5. Toast of the Town* 3:18
  6. Rock and Roll Outlaws 2:33
  7. Only the Young 3:51
  8. The Last Kiss 2:39
  9. Your Momma Won’t Know 3:42
  10. I Wanna Be With You 3:57

 Escrito por Butch

Deja un comentario