“Les tengo fe”

Crítica escrita por: Christian Darchez

Bueno, acá no me voy a poner a hablar de ¨la magia se ha ido bla bla bla¨ porque las bandas estan integradas por músicos y no por alumnos de Hogwarts o ¨Warlock, el brujo¨ (1989); pero si de un desgaste brutal y perdida de frescura y de gancho gradual que los lobos alemanes Powerwolf vienen arrastrando desde 2013 tras la edición de ¨Preachers of the night¨. Se que no debe ser sencillo lograr un estilo propio (y mas en tiempos modernos) dentro de un estilo ya por demás saturado y estancado como lo es el power metal, y menos luego mantenerlo a flote porque si hay algo en lo que nunca creí es eso de ¨Si tienes un estilo propio es muy difícil fallar¨; aunque eso también depende de la óptica que se lo vea. Dejando de dar tantas vueltas conceptuales me dispongo a reseñar el nuevo disco de los alemanes Powerworlf, que es justamente solo eso: el nuevo disco de Powerwolf.

¨Sacrament of sin¨, séptimo disco de Powerworlf, muestra a una banda hundida en las medias tintas producto del desgaste de su formula, con el gancho y la espontaneidad a cuenta gotas y  los pocos (poquísimos) experimentos que intentaron para esta ocasión no lograron aunque sea sacarlos a la luz. Tenemos canciones prototipicas de su Power de riffs ensamblados con clavicordios eclesiásticos/barrocos con sus consabidas letras vampiricas/licantropicas/sacrilegas/sagradas como la apertura a toda velocidad de Fire & Forgive una fija con la que vienen desde 2005, algunas canciones con aires de hits como Demons Are A Girl’s Best Friend (y que cuenta con un videoclip muy provocador y sexy, con mujeres con muy poca ropa) la breve intro de Incense & Iron que pese a esas estructuras se las escucha bastante desabridas. Seguidos de bodriazos inexplicables como la power ballad Where The Wild Wolves Have Gone, Killers with the cross o la insulsa Nightside Of Siberia en las que uno se pregunta si de verdad tenían ganas de componer a la hora de plasmarlas. Por suerte la cosa se pone un poco mejor hacia lo ultimo cuando los lobos alemanes apelan al gancho y espontaneidad de esa que hicieron gala en aquel gran ¨Blood of the saints¨ (2011) como en la canción homónima The Sacrament Of Sin una muy buena pieza a toda velocidad y un estribillo coreable y recordable, merced también a su gran solo asesino. Venom Of Venus es un medio tiempo típico de ellos salvo que acá con gancho la cosa es mas fácil de seguir, la muy oscura marcha marcial de Nighttime Rebel y el final con la también muy veloz y ganchera Fist By Fist (Sacralize Or Strike) y que quizás le da uno de los pocos datos anecdóticos al disco ya que es la primera canción en romper la tradición que comenzaron en ¨Blood of the saint¨ en cerrar el disco con una canción de marcha lenta casi Doom. Estos últimos temas terminaron salvando al disco de irse a pique.

Desde la producción como ya saben esta todo impecable y el tratamiento es el mismo de hace ya 7 años y la gran portada que seguro les va a recordar a una en particular (creo que no hace falta decirlo) no hay muchas objeciones que hacerles; pero debo decir que ¨The Sacrament Of Sin¨ se trata de un trabajo regular y desparejo, quizás el mas flojo de los que llevan editados en el que cada uno tendrá su propia visión de el. Yo creo que cambiar musicalmente nunca lo van a hacer pero en ellos esta el recuperar otra vez el gancho y espontaneidad, elementos que hicieron a Powerwolf una banda muy a tener en cuenta. Les tengo fe que eso alguna vez volverá a ocurrir.

Powerwolf:

Attila Dorn – Voz

Matthew Greywolf – Guitarra

Charles Greywolf – Guitarra y bajo

Falk Maria Schlegel – Órgano

Roel van Helden – Batería

Track list:

1. Fire & Forgive

2. Demons Are a Girl’s Best Friend

3. Killers with the Cross

4. Incense and Iron

5. Where the Wild Wolves Have Gone

6. Stossgebet

7. Nightside of Siberia

8. The Sacrament of Sin

9. Venom of Venus

10. Nighttime Rebel

11. Fist by Fist (Sacralize of Strike)

Deja un comentario