“El Power Metal se desespera una vez más”

Crítica escrita por Moralabad

Estados Unidos/Suecia – Power Metal

De la mano de Nuclear Blast nace una nueva banda de esas apodadas como “supergrupos” formada por miembros de otros proyectos, músico con una dilatada carrera individual que se unen para dar forma a un nuevo intento de rescatar al power metal de su inevitable caída al fondo del abismo.

Y es que no parece haber un fin a todo este embrollo, ahora ha sido Nuclear Blast la que ha acudido a la llamada de rescate de un estilo que está obsoleto desde hace años o, más bien, han sido una promotora más que se han aprovechado de la excusa de querer rescatar el power metal, esto segundo me lo creo más. Por todo el mundo llevamos viendo proyectos, unos más serios, otros más bizarros, en los que el power es el elemento más notorio y sí, se habla de ellos, pero por poco tiempo como era de esperar, bandas que sacan uno o dos discos, llenan salas importantes por el mundo y a los 4 o 5 años desaparecen porque ha salido otro grupo, con el mismo pretexto, que los reemplace.

De esas bandas que quedan vivas al final nada más que están destinadas a ser elencos de apertura para los grupos de siempre y los que no desaparecerán en el olvido. Pues esto es lo que viene siendo un resumen de las posibilidades que les espera a estos NorthTale. “Welcome To Paradise” no deja de ser un buen disco de power metal, las cosas claras, pero de ahí a rescatar un estilo hay mucho trecho. Lo que no se puede hacer es intentar rescatar algo haciendo un copia y pega de lo que había porque para eso me quedo como estoy, ejemplo de ellos son los insulsos cortes “Playing With Fire” y “Everyone’s A Star”.

Sí, sonido, producción, mezcla, sección rítmica, solos, voces… todo en su justa medida y adquiriendo un resultado ejemplar, los temas adquieren el poder necesario para hacernos llegar a la conclusión de que es un buen disco. Prueba de ello son los cortes “If Angels Are Real”, “Time To Rise” y “Higher”. Lo que sí echo en falta es la versatilidad en las composiciones, si escuchamos un disco de cualquier banda alemana de los años 90 obtendremos más matices diferentes que aquí y ese es el principal problema de hoy día, queremos recuperar algo por la fuerza, el sonido y aspectos demasiado técnicos. Dejemos toda la técnica para el progresivo que aquí es lo de menos.

Evidentemente, la promoción aquí juega un papel demoledor, sin ese trabajo realizado tras los telones este disco no hubiera alcanzado, ni de forma remota, el reconocimiento internacional que ahora tiene. Es por eso que, al final, lo que estamos alabando no es más que un producto con el único fin de llenar los bolsillos de aquellos que se aprovechan de la situación precaria de los demás.

En definitiva, siempre quedarán las bandas clásicas y aquellos que se lo han ganado por méritos propios, que sin ellos esto sí que estaría realmente muerto.

Nota: 6/10.

Canciones

1. Welcome To Paradise

2. Higher

3. Follow Me

4. The Rhythm Of Life

5. Time To Rise

6. Way Of The Light

7. Shape Your Reality

8. Everyone’s A Star

9. Siren’s Fall

10. Bring Down The Mountain

11. Playing With Fire

12. If Angels Are Real

13. Even When

NorthTale

Mikael Planefeldt – Bajo

Patrick Johansson – Batería

Bill Hudson – Guitarra

Jimmy Pitts – Teclados

Christian Eriksson – Voz

Deja un comentario