“Caerás y renacerás en un paseo por entre la bruma del amanecer.”

Crítica escrita por Luishard

Amigos de Dioses del Metal, hoy llueve y a veces nieva tras esa ventana, lo cual no tendría la mayor importancia, dadas las fechas, si no fuera porque un sorprendente trabajo de Folk/Death Metal melódico, Downfall And Rebirth,  hace que en mi Cueva del Metal impere la Primavera y espero que eso haya ocurrido en muchos otros lugares, porque lo tenemos disponible desde el pasado 1 de Enero. 

En la brecha desde 2004, los barceloneses Northland pueden presumir de ser una de las formaciones, con más años a sus espaldas en este género. No tienen una discografía amplia, tan solo en 2007 la demo Freezing Sadness y casi un lustro ha pasado desde que publicaran su primer disco homónimo, pero esto no ha sido óbice, para que los conciertos estén por el centenar y dado lo escuchado, creo que la espera ha merecido la pena.

Comparando ambos trabajos, se nota que éste está mucho más elaborado, notas que los temas van fluyendo uno tras otro, como si fueran los remolinos de un torrente de alta montaña. La atmósfera que se recrea huele a madera húmeda y las melodías a musgo y a runas, como la instrumental The Rite. Según la escuchas, te ves a ti mismo recorriendo un bosque escandinavo entre la niebla. La gran variedad y cantidad de sonidos están bien superpuestos, sin dejar en el oído sensación de bullicio, lo cual denota una producción, a pesar de ser autoeditado, mucho más que decente. Como suena ese solo de bajo de Vic en Whispers In The Wind,  ha hecho temblar las cristaleras.

La portada y el título parecen unirse en ese ser demoniaco. Su caída es observada por el fuego del cielo, tiene una expresión que refleja consternación, porque está a punto de ser engullido por las aguas, aunque se va, sin duda, con la esperanza de renacer, impactante. Tanto como las letras, que nos hablan de apocalipsis, luchas y naturaleza. Y así se desarrolla When Nature Awakes, turbadora, rebosa melodía y ritmo épico, despertándose la naturaleza con esos acordes iniciales en un nuevo renacer, un comienzo de disco muy acertado.

Bandas como Ensiferum, están presentes en las influencias que percibes en  esos once temas y casi cincuenta y cinco minutos, en los que parece que vas recorriendo un bosque escandinavo entre la bruma, dejando atrás hechiceros y poblados abandonados, como cuando suenan los violines de Bloodred Sunrise , llevando hacia adelante un estribillo de pura miel druídica. 

Tampoco hay combates singulares entre instrumentos, todos van perfectamente conjuntados hacia un único fin, recrear el típico sonido Folk norteño en múltiples ambientes, aun cuando si los hay en la letra de Together We Die, que bien podría servir para arengar a una jauría de guerreros azules pictos. Por contra, la lucha encarnizada se desarrolla a nivel vocal en Downfall And Rebirth, entre dos voces guturales, las de Pau M. contra Eric Baule (Moonloop), brutal y oscuro envite. 

Hay temas que destacan desde el principio por la garra y contundencia, rozando la thrasher, como Fury’s Unleashed, o por los cambios de ritmos y melodías, como Duskriders, más festiva e incluso por parecer medios tiempos heroicos, Spirit in Darkness, que permite apreciar mejor esos matices del vocalista.

Si acaso, las guitarras están un poco escondidas en la penumbra, aunque cuando desencadenan riffeos pegadizos y punteos técnicos, ese detalle es lo de menos. Muy destacable son las voces, Pau Murillo hace un trabajo encomiable y creíble, agresivo, sutil, rezumando matices guturales en esa voz típica del Death melódico. Cuando se combina con los coros en uno de los muchos estribillos épicos, es como si se abriera ante ti un espectacular fiordo noruego entre la niebla. 

Además, tenemos esos aportes femeninos de  Lady Morte en Moonlight Spell, un gustoso corte acústico, muy lánguido, que sirven para que te envuelva la melancolía. En definitiva, ambos constituyen un aporte fundamental al conjunto. Para finalizar, un disco que se precie en este estilo, debe terminar con una pista que reúna todas las mejores características de las anteriores y aquí se consigue con Newborn Star, notable canción.

En definitiva, es un trabajo muy recomendable y gustará sin dudarlo a los seguidores del género, al menos tanto como a mí.  Es completo y variado, por lo que lo catalogo como de notable alto, de 8,1 puntos sobre diez. Un saludo metálico a todos.

Canciones

1. When Nature Awakes  

2. Bloodred Sunrise 

3. Together We Die 

4. The Rite 

5. Fury’s Unleashed 

6. Duskriders 

7. Spirit in Darkness 

8. Whispers In The Wind  

9. Downfall And Rebirth 

10. Moonlight Spell  

11. Newborn Star 

Componentes

  • Pau Murillo. Vocalista, guitarra
  • Alex Fernández. Guitarra
  • Vic A. Granell. Bajo
  • Pol Lemaire. Teclados
  • Jose Rosendo. Batería
  • Pau Vázquez. Violín, coros

Deja un comentario