“Un monumento al estilo”

Crítica escrita por Moralabad

Reino Unido – Progressive Metal/Djent

Es muy posible que estemos ante uno de los mejores discos del año en lo que a híbrido entre metal progresivo y metalcore se refiera. Estos británicos lo han vuelto a hacer, tras cuatro años desde su anterior disco, “The Amanuensis”, el cual les permitió subirse a amplios escenarios, habiendo pasado una serie de momentos complicados, finalmente la banda ha podido completar este “Phronesis” con el que el público que han ido consiguiendo les pueda volver a disfrutar como es debido.

Nos encontramos con un disco mucho más maduro, con una mejor producción final, un cuidado excelso de las guitarras que combinan fuerzas incluyendo pasajes puramente progresivos y otros más cercanos al djent más extremo o metalcore de corte americano. Todo ello enfundado en un estilo muy personal que ya contiene su propia firma. Antes se podía decir, “esto se parece a tal y cual”, ahora, “esto se parece a Monuments”.

Este tercer álbum de estudio no tiene ni un minuto de desperdicio, los temas contienen la intensidad necesaria para apoderarse del oyente gracias a sus ritmos endiablados, partes solistas e instrumentales, así como la variación que su vocalista aporta entre voces limpias y agresivas de corte harsh y semiguturales.

Canciones como la inicial “A.W.O.L.”, “Leviathan”, “Ivory” y “The Watch” son claros ejemplos de lo que significa tomar el control musical por parte de los miembros que llevan el ritmo, la calidad del bajo y batería llevan a que las guitarras puedan mostrar un grado más de calidad y, por tanto, ahondar más en un ritmo más profundo e intenso. Otros cortes, como “Stygian Blue” y “Jukai” pueden parecer más melosos, porque sus cambios de lento a veloz no son muy habituales en este estilo, pero como he dicho antes, Monuments no trata de hacer lo de siempre, sin de crear su propia firma. Esta es la solidez que completa “Phronesis”, así como la cualidad que hace que este tipo de canciones sean vistas como las mejores del disco.

En definitiva, un disco muy a tener en cuenta, claro candidato a mejor del año en el estilo con el que la banda será llamada a eventos internacionales de alto calibre, si no, tiempo al tiempo.

Nota: 9/10.

Canciones

1. A.W.O.L.

2. Hollow King

3. Vanta

4. Mirror Image

5. Ivory

6. Stygian Blue

7. Leviathan

8. Celeste

9. Jukai

10. The Watch

Monuments

Olly Steele – Guitarra

Adam Swan – Bajo

Chris Barretto – Voz

John Browne – Guitarra

Daniel Lang – Batería

Deja un comentario