“El Heavy Metal está más vivo que nunca”

Por Pol Metalhead

Concierto en homenaje a Juan Mata Góngora, alguien que amo el Heavy Metal como nadie y que sus amigos le rinden un tributo en modo de concierto/ festival anualmente y con está van ya  4 ediciones. Yo, desgraciadamente, no tuve el placer de conocerlo en persona pero donde esté tiene que estar muy orgulloso de cómo sus amigos le recuerdan año tras año y le han puesto su nombre a un festival para recordarlo.

Esta cuarta edición contaba con tres grandes bandas, desde Barcelona la banda de Old School Heavy Metal  Streamer, de Terrassa (Barcelona), una banda de culto dentro del Heavy Metal nacional, A.D.N  y como cabezas de cartel una banda surgida de la NWOBHM, que para mi sacaron uno de los mejores trabajos realizados en el 2013, Forgotten Dreams , Salem.

Sobre las 19:30 de la tarde abrieron puertas y la gente fue entrando poco a poco hasta llegar a una muy buena entrada y sobre las 20:00 salía a escena los locales Streamer que literalmente me dejaron con la boca abierta, sin duda una banda muy a tener en cuenta en un futuro y sin lugar a dudas la banda revelación de este Matarock IV.

Se apagaron las luces y una introducción dio paso a “Stab In The Back” y la banda salió a comerse el escenario literalmente, se notaba que a este concierto le tenían muchas ganas, les siguió como si una locomotora pasara por Bóveda “No War Heart y “Soulless”, su manera de tocar Heavy Metal recuerda totalmente a los primeros Running Wild o Accept  allá por los años 80’, se iban subiendo en los altavoces y bajando y con una compenetración totalmente perfecta como si llevaran muchísimos años juntos, atacaron con “Dressed To Kill” (uno de sus mejores temas) y una declaración de principios con “Kings of The Old School, unas guitarras punzantes nos metían de lleno en “The Beach”, para seguir con el Heavy Metal acelerado a lo Mötorhead con “Broken Dreams”, esto poco a poco se iba acabando , pero faltaba una buena versión de las grandes bandas que este grupo tanto admira de los 80 y fue de Tokyo Blade y su “Sunrise In Tokyo”, fue la elegida, esto ya no había quien lo parase y “Sign of The Panzer”  fue la antesala para el tema que dio nombre a su primer EP , “No way Out”  y acabó como debe ser con una autentica y verdadera fiesta de Heavy Metal, por cierto se vio muchísima gente en el público con camisetas de Streamer.

Los siguientes en subirse al escenario fueron la banda clásica de Heavy Metal de Terrassa (Barcelona) ADN, formados en 1981 y que cuenta con grandes clásicos entre sus temas y por lo que se pudo ver en el festival muchos seguidores. Tengo que decir que el principio del concierto fue de lo más original que he visto nunca, se subió un chico a las escaleras más altas de la sala Bóveda con un megáfono y otro entre el público también con otro megáfono iban anunciando el concierto y lo que iba a venir, realmente hacía que si o si estuvieras mirando para todos los lados a ver qué pasaba!!!. Y de repente salía la banda poco a poco al escenario con el líder y único integrante de la formación original Ricard Dick al frente, portaba un casco militar en el cual se leía las letras de la banda, al igual que la guitarra que llevaba.

Arrancaron a lo grande con  la canción que abre su disco hononimo de los 80’ “No Sé”  y sin dar un respiro atacaron con “Miedo Me Da” y “Calabuch”, el concierto se estaba convirtiendo en una fiesta y les acompañaron en ella unos amigos que se subieron con la banda para cantar “Heavy Metal”, era un concierto entre hermanos de la música que más amamos y era lo mejor del show que veías a todo el mundo con una sonrisa en la cara y disfrutando de lo que estaban viviendo, siguieron con “La Fulana en la que creo que fue en este tema que el organizador del evento Tony Martin se subió al escenario a interpretarla junto a Ricard, pero no pudo cantar mucho porque estaba un poco afónico, bueno para otra vez será. Seguimos con  la instrumental  “ADN”,  esto se iba acabando y lo hacía con “El Tunel” y su canción más conocida y un grande de los 80’ “Bicho Malo”, solo puedo dar las gracias a la banda por haberme hecho pasar un rato tan agradable y que desde aquí les apoyaremos para lo que sea, se lo merecen.

Llegaba el turno para los cabezas de cartel, los británicos surgidos de la NWOBHM, Salem. Tenía unas ganas enormes de ver a esta banda que recomiendo fervientemente, son impresionantes, su disco Forgotten Dreams del 2013 es de lo mejor que he escuchado en mucho tiempo. Es curioso que muchas bandas de la época dorada del Heavy Metal sacan mejores discos actualmente que en los 80’ y no es a la única banda que les pasa, (Battleaxe, Mythra, Hell…). Una de las grandes características de la banda es la voz de su cantante Simon Saxby con una voz entre Marc Storace (Krokus) y Bon Scott, aparte con una puesta en escena enorme, se tiraba al suelo no paraba de saltar, animar al público, muy grande este señor.

Comenzaban sobre las 22:00 con todo un temazo del álbum que antes mencionaba, Forgotten Dreams y la canción “When Love´s In Your Heart” y seguían con dos grandes clásicos de los 80’, Cold As Steel” y “Fool’s Gold”, la banda estaba dándolo todo, como si hubiesen visto los conciertos de las bandas que tocaron antes que ellos y demostrar que aquí no habían venido a pasearse, continuaban con el tema que da título a su último (y gran disco) “Dark Days”, canción muy hard-rockera, muy de los principios de AC/DC pero con ese toque británico que hace que te enamores del tema con dos escuchas y volvíamos a su obra maestra con “Ask The Lonely” , esto se venía abajo!!!.

Como curiosidad su cantante salió al escenario y ya no soltó en todo el concierto una bandera  del Reino Unido (estos británicos son muy británicos jejeje). Siguieron con una especia de medley de dos temas de los 80’ The Keeper” y “The King”, y volvíamos a sus actuales trabajos y como de una tormenta de Heavy Metal se tratara llegaban con “Tormented” del Dark Days del 2016 y con el single y video-clip del 2013 “The Answer” (impresionante temazo) continuaron con el 2013 con “Break The Chains”, nadie tenía ganas de que se acabara un concierto que estaba siendo simplemente sublime. Dos temas antiguos venían a continuación , The Other Side of Hell” y “Rock Fever” en el que Simon no dejaba de hacer tocar las palmas y saltar al público, para despedirse con un temazo del 2016,  “Not Guilty”.

Llegaban los bises y con ellos la magia, comenzaban con una de mis canciones preferidas de la banda (si no la que más me gusta) High Stakes”  con esa melodía que se te mete dentro del cuerpo y te hace temblar literalmente y  si esto lo unimos a la forma de cantar de Simon quiere decir que el éxtasis está cerca, la siguiente fue el preludio a un final de un concierto que yo realmente jamás olvidare, “Make the Grade” y obra maestra de la NWOBHM, ”Forgotten Dreams” con ese riff de guitarra híper-heavy y que te hace dejarte la voz en cada estrofa.

Con Salem se acabo una nueva edición del festival Matarock, la cuarta concretamente y que su máximo responsable de dicho evento Tony Martin anuncio que habría una quinta y que con toda seguridad allí estaremos. Festival de tres bandas que lo dieron todo en el escenario y que hizo que todo el mundo saliese contento del mismo, gran trabajo por parte de la organización y todos los responsables de la asociación Matarock, solo queda que felicitarlos por un trabajo muy bien hecho.

Escrito por Pol Metalhead

Deja un comentario