«Los orígenes del true metal»

Crítica escrita por Sikanda

Estados Unidos – Heavy Metal

Este disco de 1982 fue el primero de la banda estadounidense Manowar, amados y odiados casi por igual. Yo me encuentro en medio (jajajaja) Hay grabaciones, como la que voy a reseñar, que me encantan… y otras…o su super machotismo que no soporto. (O cuando te haces 700/800 kms para verles y te tocan las castañuelas… entonces me enfurecen…)

Pero este “Battle hymns” su primer disco, de tan solo ocho temas y que no llega a los 40 minutos de duración es una obra maestra del metal, del verdadero y puro heavy metal, que dirían ellos mismos. Aquel grupo formado por Joey DeMaio al bajo, Ross the Boss como guitarra y teclado, Donnie Hamzik a la batería y el inconfundible Eric Adams a la voz, se sacó un discazo de debajo de su musculoso brazo.

Tuve además la oportunidad de ver la gira de los casi 30 años de este disco en abril de 2011 en Madrid, en lo que fue un concierto apoteósico y espectacular que además sirvió de homenaje y recuerdo al que fue su batería durante muchos años, Scott Columbus, que había fallecido en fechas previas. Además, en dicho tour justo se encargaba de las baquetas Donnie Hamzik, que grabó este disco.

El disco se compone de trallazos potentes, contundentes, veloces, puro metal hecho con toda la garra y la fuerza. Destaca entre todos el que le da título al disco y que es el que cierra el cd; “Battle hymn” con un inicio de bajo sobrio y acústico casi… luego la batería entrando sola también y ya todo el conjunto de instrumentos y la voz de Adams con sus característicos agudos. Un silencio transforma la canción en un tema diferente… acústico, melódico y de nuevo la batería y unos gritos la devuelven al metal. El Kill, kill… la convierte en un momentazo para los directos, con la gente puño en alto poniendo todo el alma, épico no, lo siguiente.

“Death tone” lo abre con el sonido de las motos al arrancar y circular y continúa con la voz de Eric Adams con unos agudos casi imposibles y de tintes muy rockeros. “Metal daze” saca a relucir toda la potencia vocal de Eric Adams. En temas como este se nota que el disco tiene una producción algo pobre. En  “Fast taker” también se evidencia el mismo problema con el sonido, pues las guitarras y el bajo se escuchan un tanto lejanos y a la batería le falta contundencia. Otro de mis favoritos es “Shell shock” porque tiene un ritmo muy pegadizo y  por los cambios de tono del vocalista, que no abusa tanto de los agudos. “Manowar” cuenta la historia de la formación de la banda y quizás resulta un corte en el que se puede notar más que son una banda en su disco debut.

Casi cerrando el disco llegan dos temas más anodinos, “Dark avenger” que por mucha voz que haya puesto Orson Welles es un tanto aburrido, más oscuro, lento. Llega después el curioso “William’s Tale”, un tema versión de la obertura de la ópera Guillermo Tell de Gioachino Rossini, en el que Dimaio se marca un solo de bajo. Una manera de reivindicar que no todo es guitarra en un grupo musical.

Es un disco 10 porque ya quisieran muchas bandas lanzar un primer disco como éste, porque Manowar se convirtió en uno de los grupos más grandes del heavy metal mundial y por haber lanzado una filosofía, estés o no estés de acuerdo con ella, que han mantenido siempre. Corre a tu estantería y busca este cd, ponlo al volumen adecuado y a gozar.

Manowar

Joey DeMaio: Bajo

Ross the Boss: Guitarra y teclado

Eric Adams: Voz

Donnie Hamzik: Batería

 

Canciones

Death Tone

Metal Daze

Fast Taker

Shell Shock

Manowar

Dark Avenger

William’s Tale (Gioachino Rossini)

Battle Hymn

Deja una respuesta