¨Los cuentistas aún tienen muchas historias¨

Crítica escrita por Christian Darchez

Tony Clarkin y Bob Catley vuelven al ataque con su décimo noveno disco, sucesor de los exitosos Escape from the shadow garden de 2014 y su versión en vivo del año pasado. Sacred Blood Divine Lies es un muy buen trabajo que se diferencia de su sucesor del 2014 al presentar un perfil más Hard rockero y melódico, directo pero que no descuida los aspectos más cuidados y elaborados que la banda supo tener en toda su carrera a la altura de trabajos como On a storyteller’s night (1985) o The eleventh hour (1983) por citar unos pocos ejemplos, aunque sin llegar al nivel de estos la balanza se inclina a su favor merced al gran paralelismo con aquellas obras.

Tenemos la entrada Hard de la canción homónima con la guitarra siempre efectiva de Tony Clarkin y la gran voz de Bob Catley siempre al servicio de la fuerza y la emoción. El comienzo suave de la sensible Crazy old mother, Hard rock a medio tiempo como Princess in rags (the cult) y Afraid of the night de marcha dura, la muy movidita A forgotten conversation que encierra quizás los mejores conceptos del disco aunque están muy esparcidos. El final llega con la muy linda melodía setentera y sincopada Don’t cry baby rozando el Pop Rock y Art Rock cerrando de manera hermosa el disco.

Como siempre, la producción sigue siendo muy cuidada y al servicio de amenizar las melodías creadas por esos dos genios que son Tony Clarkin y Bob Catley, que facturan un álbum a la altura de su leyenda, y que ningún fan de la banda y el Hard Rock melódico tiene que perderse. Otro a mi lista de favoritos del año, gracias magnum por volver a conmoverme!!!!.

Formación

Bob Catley: voz

Tony Clarkin: guitarra

Mark Stanway: teclados

Al Barrow: bajo

Henry James: batería

Track list

1 Sacred blood ¨divine¨ lies

2 Crazy ol mothers

3 Gypsy queen

4 Princess of the rags (the cult)

5 Your dreams won’t die

6 Afraid of the night

7 A forgotten conversation

8 Quiet rhapsody

9 Twelve men wise and just

10 Don’t cry baby

 

Deja un comentario