¨Cuando el diablo mete la cola¨

Crónica y fotos christian darchez

Extraña y lamentable noche que se vivió el miércoles pasado en la víspera del día de la independencia argentina en Steel Pub junto a Lúcuma, Padres Del Yermo y Delirium Extremus, las irregularidades cometidas esa noche por los dueños del lugar fueron tan graves que empañaron lo que debió ser una fiesta.

Para cuando llegue al lugar, casi las 23, la cosa ya no arranco bien; nos encontramos con que las bandas aun no habían podido hacer la prueba de sonido, obligándolas a llegar a las 23:30 para empezar a tocar a la medianoche. Desde ya el horario no fue respetado por los dueños del Steel Pub. 

Si bien ya había experimentado las tardanzas en los shows de capital federal se notaba un clima negro en el ambiente y no era precisamente los oscuros nubarrones que cubrían el firmamento de la fría noche del miércoles, como lo pude comprobar cuando nos pusimos a charlar con los miembros de Lúcuma que no se los veía para nada contentos pese a los chascarrillos para descomprimir la situación. Ahí fue cuando nos enteramos de la segunda inoperancia y falta de escrúpulos de los dueños del lugar al anunciarnos que el show de las 3 bandas debía ser llevado a cabo en tan solo una hora y media (¡!) ya que había 5 bandas mas para tocar, algo que, convenientemente, fue comunicado a ultimo momento. Por lo que las bandas en señal de protesta no les cobraron entrada al público.

Cuando ingresamos al lugar nos encontramos con el tercer avatar de la noche: el subsuelo donde esta implantado el escenario, acá voy a ser justo: bien el diseño del lugar no es el indicado para tocar es dentro de todo bastante aceptable y no supera en desastre a lo que son El Chaperio, Mvseo Rock y el Pana Rock. Pero claro, esto no puso para nada contentos a los grupos dado que la paupérrima iluminación del escenario y su ubicación que le resta los pocos a favor que tiene. 

Para cuando LUCUMA se hizo con el control del escenario apareció, junto con los dueños del lugar, otro de los grandes villanos de la noche: el sonidista, comunicándole a las bandas que ya debían empezar su set sin prueba de sonido. Es como que te manden a combatir al frente con fusiles defectuosos! por lo que el grupo ya con los huevos rotos por la situación debió empezar a tocar a las apuradas con su sutil y efectiva mezcla de rock y metal progresivo y lo que debió haber sido la gran noche de presentación de su (muy recomendable) segunda incursión discográfica ¨Destruye la ciudad psicologica¨ fue totalmente arruinado por la actitud avariciosa de los dueños del Steel Pub que estaban mas preocupados en aglutinar bandas y gente para vender bebidas que en cumplir lo pactado con los músicos. Aunque el sonido dentro de todo nunca estuvo por debajo de lo decente, por momentos daba la sensación de que los parlantes iban a estallar, y así pudimos escuchar canciones como ¨Omniconia¨ ¨Rio de serpientes¨ (un tema que les calza perfecto a los de Steel Pub) y ¨Capitulacion¨, tocados por la banda que pese a los avatares dieron una gran muestra de calidad y profesionalismo. Pero cuando pidieron tocar una canción mas esta vez fue el sonidista que cortó abruptamente su show poniendo música desde la consola ante la mirada de decepción y bronca de los miembros de LUCUMA, que no les quedo otra que agradecer al público presente.

Para casi la una de la mañana les toco el turno a las segundas victimas de la noche: PADRES DEL YERMO con una particular e interesante fusión de Stoner, Space rock y progresivo con muchos pasajes instrumentales que son una delicia para el oyente, mas con la habilidad de los músicos en ensamblar los riffs y solos de guitarras y las bases rítmicas con intrincados arreglos de teclados, ambientales por momentos que recordaban a los Pink Floyd de la época de ¨A saucerful of secrets¨, Genesis , ELP y hasta sonidos de Hammond a los Jon Lord. Algo que no me quedo muy claro fue por que el tecladista abandono el escenario, a lo mejor no estar conforme con el poco tiempo que tenían para llevar a cabo el set (algo que no me sorprendería para nada) o si la canción restante no requería de sus artes mágicas. Nuevamente el corte abrupto impuesto por el sonidista no solo molestaba a los músicos sino al público presente, que ya notaba que algo no andaba bien.

A la 1:30 se acercaba el final de la tortura y la falta descomunal de respeto del Steel Pub con DELIRIUM EXTREMUS con su propuesta decididamente ligada al Stoner rock de garage, con kilos de distorsión y desierto. No solo hicieron su set donde dejaron en evidencia lo bien que conocen el estilo que le debe mucho a Kyuss y Nebula sino que su cantante y guitarrista les dio un claro mensaje a los dueños del lugar en nombre de todas las bandas haciéndole ver la grave afrenta que les propino tanto a los músicos como al publico, entre aplausos y aprobación a los huevos de acero que tuvo el tipo al gritárselos en la cara. Y no era para menos, y otra vez ese maldito corte abrupto del sonidista termino el set del grupo, tal vez enojado por la justificadadisima reacción del cantante y guitarrista. DELIRIUM EXTREMUS esa noche de ser profetas hubieran visto una tumba.

Luego de una breve charla con la banda felicitándola por el show y la valiente actitud que tuvo me hicieron entrega de su primer disco, sin perder una milesima de segundo me aleje del lugar para. Mi convenio fue con esas 3 bandas, lo lamento mucho por las 5 bandas que tal vez me necesitaban ahí, pero tengo un gran sentido de la justicia y no podía seguir tolerando semejante faltas de respeto por parte del Steel Pub.

Para solventar el mal trago de la noche, me fui con los miembros de LUCUMA a un bar irlandes donde charlamos con amigos de la banda y Daniel Acosta, cantante y guitarrista de LUCUMA, sobre metafísica, Alejandro Jodorowski, Ardzej Zulawski, Lars Von Trier, Elias Mehige, civilizaciones antiguas y demás menesteres, para casi las 3 de la mañana me despedí del grupo agradeciendo la invitación que me hicieron, pidiéndome que la próxima fecha no falta. Y asi sera.

Como corolario de la noche me gustaría agregar que las bandas deberían repetir la fecha, seria revertir una historia que esa noche quedo empañada por la codicia inescrupulosa de los dueños del Steel Pub. Como dije en Facebook cuando hice mi descargo: de los músicos depende que no le den oportunidad a lugares y gente como la del Steel Pub que se aprovechan de la buena fe de las bandas al contratar y pactar fechas para luego arruinar la fiesta con maniobras dudosas con el único fin de faltarle el respeto al público y a las bandas. Esto sin dudas tiene que saberse y ser pasado de boca en boca.

La fecha, ojala se repita. Lo de esa noche en Steel Pub, nunca mas.

MUCHISIMAS GRACIAS A LAS BANDAS, A PESAR DE TODO!

Deja un comentario