“Abriendo la puerta al infinito”

Crítica escrita por Moralabad

Noruega – Progressive Rock/Metal

Sexto álbum de estudio de los noruegos Leprous que, en su afán de conseguir sacar disco cada dos años, parece que tienen de su parte muy buenas ideas para plasmar en sus composiciones, porque, una vez más el resultado es llamativo por su calidad, variedad y originalidad. Nuevamente, bajo el sello InsideOut Music, esta joven formación que apenas supera los 30 años de media de sus integrantes vuelve a traer a nuestros oídos pasajes progresivos mezclados con varios estilos musicales de fuera y dentro del rock que, unidos, forman una original melodía llamada Leprous.

Nueve cortes más forman este “Pitfalls” en algo menos de una hora total, siguiendo la temática compositiva de sus dos discos anteriores y, por momentos, recordando la fiereza de sus tres primeros discos, podría decirse que estamos ante una nueva entrega de lo que las mentes de estos cinco miembros pueden llegar a alcanzar, sin todavía ver o notar cuál es el límite. Yo mismo pensaba que en “Malina” ya habían alcanzado su esencia, pero qué equivocado estaba…

Entrando en materia, quiero empezar el análisis haciendo referencia a los dos singles que, en forma de video lyric, en el caso de “Alleviate” y de videoclip con “Below”, hacían los adelantos para este sexto disco de estudio. La verdad es que, ahora, habiendo escuchado el disco al completo lo que puedo decir al respecto es que no representan lo que es el disco al 100%. En ambos casos el ambiente es puramente fiel a sus discos predecesores, un rock progresivo sin mucho virtuosismo, que se torna algo más enfadado en la parte final, centrando los esfuerzos en hacer de la voz de Einar el elemento más protagonista de todos, “popizando” los estribillos.

Por otro lado, hay momentos más enfocados en dar rienda suelta a sonidos puramente creados por los sintetizadores, así como una música más alejada del rock convencional, “I Lose Hope” podría ser firmada por bandas del estilo de Muse, por citar un ejemplo muy notorio. Con “Observe The Train” en el tercer lugar de la lista y siguiendo la línea compositiva de la que abría este “Pitfalls” no parece que hubiera esa evolución de la que hablaba al comienzo…

Pero, en cuanto se desarrolla la primera estrofa de “By My Throne” junto a su estribillo, todo parece empezar a tener sentido. Estamos ante una de las mejores canciones del disco, así como la que más mezcla los estilos, generalmente rock, clásico y electrónica, así como la primera gran exhibición de batería, que con lo que viene quedará en poca cosa en el global. Si hay algo que en los últimos discos han desarrollado es un mejor sonido para elementos graves, por ello incluyen esa octava cuerda en las guitarras, así como distorsión al bajo. Este hecho lo podemos notar y disfrutar de su calidad en la cambiante “At The Bottom”, primer hit del disco cuya musicalidad deja sin palabras en su segunda mitad.

Por otra parte, “Distant Bells” posee un ambiente más melancólico, con una gran parte interpretada por Einar Solberg junto a elementos orquestales oscuros, de forma progresiva, las guitarras y batería se animan hasta que, tras la aparición del chelo por segunda vez en el disco, culmina el tema de forma grandiosa y con otro espectáculo de batería marcando el ritmo base. Como si de otro disco se tratara, “Foreigner” y sus casi cuatro minutos, nos hacen recordar canciones pasadas de discos como “Coal” y “The Congregation”, con unas partes de guitarra muy bien sincronizadas con los teclados en un estilo puramente melódico que termina sacando la garra que parecían haber dejado atrás.

Terminando el disco está la que para mi gusto es la mejor, “The Sky Is Red” es un espectáculo auditivo y estoy seguro que también lo será en vivo, sobre todo si centramos la mirada en el vocalista y batería. Espectacular Baard Kolstad en el trabajo de platillos, se marca tres partes muy virtuosas marcando a sus compañeros el ritmo que la voz y guitarra necesitan para desarrollar los once minutos totales. Sin duda el segundo de los mejores temas, distinto, original y con un sonido espectacular. Estamos ante uno de los mejores baterías del panorama progresivo.

Conclusión: gran disco de los noruegos que les aporta un grado más de originalidad a los temas anteriores, un resultado global con un sonido envidiable para muchos que parece abrirles una puerta a una infinidad de posibilidades. Esperando poder verlos en directo, una vez más.

Nota: 9/10.

Canciones

1. Below

2. I Lose Hope

3. Observe The Train

4. By My Throne

5. Alleviate

6. At The Bottom

7. Distant Bells

8. Foreigner

9. The Sky Is Red

Leprous

Tor Oddmund Suhrke – Guitarra

Einar Solberg – Voz y teclados

Baard Kolstad – Batería

Simen Daniel Börven – Bajo

Robin Ognedal – Guitarra

Invitados

Raphael Weinroth-Browne – Violonchelo

Chris Baum – Violín

Deja una respuesta