«Lección musical de un gran bluesman rindiendo tributo a los más grandes.»

Crítica escrita por Rockberto

Amigos de Dioses del Metal. Nuestra razón de ser es el metal y el hard rock en todas sus vertientes. Esto es cierto, pero no hay que olvidar que toda la música que se hace ahora tiene unas raíces y, evidentemente, el rock ha bebido en sus orígenes del blues. Por ello, permitidnos que reseñemos un disco de un hombre que respira blues por los cuatro costados, Mr. Joe Bonammasa, y por si no lo demostrase poco su trayectoria de bluesman, decide hacer un concierto en un marco incomparable, Red Rocks en las montañas rocosas y rendir homenaje a dos de los mejores autores de este estilo musical de la historia, Muddy Waters y Howlin Wolf

Así que, una vez terminada la aventura con Black Country Communion debido al poco compromiso que tenían algunos de sus componentes, este trabajador incansable ha seguido su camino y nos sorprende con este doble álbum (también disponible en DVD con más de dos hora y media). Por establecer un paralelismo, y, en mi modesta opinión, lo de Joe es bastante más puro que lo que hacía Gary Moore, que dejaba mucho más su impronta personal en las covers que hacía de grandes canciones del blues. Además, posee una voz más adecuada a los registros que se manejan en este tipo de música. Y claro, eligiendo temas de estos dos genios, no hay posible equivocación en la elección del repertorio, que mezclado con alguna composición propia estoy convencido de que maravilló a los 9.000 asistentes al evento.

We went to the Mississipi delta, You shook me, Spoonful, Tiger in you tank y tantas otras, que, aunque no las hayas oído en tu vida, te harán vibrar, seguro. Ni que decir tiene, que el virtuosismo de Joe hace el resto con un manejor de la guitarra espectacular. No le vamos a descubrir aquí, pero este tipo es uno de los grandes guitarristas del momento.  Por otra parte, el sonido del disco es espectacular; no es de extrañar, el productor es un asiduo de Joe, Kevin Shirley, conocido por ser el productor o mezclador de grupos tan importantes como Aerosmith, Iron Maiden o Led Zeppelin entre otros mucho. Resulta muy curioso también que se hayan intercalado algunos fragmentos a modo de introducción a algunos temas de los propios homenajeados y que hacen este artefacto musical aún más atractivo. Muy buen trabajo, sí señor.


Deja un comentario