Seguimos rescatando los primeros discos 10 publicados en la web. Esta vez le lavamos la cara al primero de Moralabad, artículo publicado por primera vez hace seis años.

Escrito por Moralabad

Helloween es una de las bandas más prominentes del power metal mundial, a su vez, en Europa son considerados los grandes ídolos de las generaciones posteriores, todos han sido influenciados en su forma de tocar, componer, sonido de estudio, así como siguen demostrando en directo que no han perdido las ganas de seguir al pie del cañón. En 1988, publicaron el que para mí es su primer disco 10 de su extensa carrera, pocos discos de power tienen la intensidad y han envejecido tan bien como este.

Comienza con “Invitation”, como el nombre nos indica, es una invitación a escuchar el disco. Una simple introducción para que “Eagle Fly Free” resuene como uno de los primeros himnos del metal moderno junto a otras canciones de este mismo álbum, como veremos. Es una de mis canciones favoritas de esta banda, la cual siguen tocando en los conciertos en su set principal, ya que la voz de Kiske es irremplazable.

You Always Walk Alone” continua en tercer lugar. Quizá es la menos recordada del disco, pero no por ello es peor. Es aquí donde veo más influencia de bandas como Judas Priest o Iron Maiden en esos riffs de guitarra que marcaron la archiconocida era del NWOBHM, cosa que Kai Hansen adapta a su propio estilo acelerando lo justo perfectamente convirtiendo a este tema en un claro ejemplo de innovación técnica. Con “Rise And Fall” siempre se me vienen a la mente momentos fiesteros, de celebración, debido a su atmósfera alegre y felicidad. Es lógico que muchos ya conozcan el término Happy Metal, pero no es más que una parodia de este tipo de canciones con el estilo musical. Del estilo también es “Dr. Stein” ideal para eventos de celebración gracias a su ritmo aparentemente simple y estribillo pegadizo que le han permitido hoy día ser considerada una de las insignias de calidad de los teutones.

Todo disco power tiene una canción como mínimo más lenta con ritmo medio tiempo y en este caso ocurre a la mitad porque “We Got The Right”, pese a engañar con su comienzo consigue frenar el éxtasis de velocidad de sus predecesoras. Buena actuación de Ingo tras los parches y de Kiske en los agudos. “March Of Time” es otro himno de los que más veces he visto versionado en directo, un estilo de música que más tarde ha desarrollado más Gamma Ray que Helloween debido a la importante mano de Kai Hansen en su composición. La verdad es que el estribillo se me parece también a alguna parte de Stratovarius, más que nada por su forma y similitud del tono de voz que tienen Kiske y Kotipelto.

Acercándonos al final, “I Want Out” es el claro ejemplo de tema significativo de estilo musical y de banda. No creo que haya nadie que al pensar en Helloween no recuerde este corte. De pequeño me harté de ver el vídeo de esta canción que rodaron en las Bárdenas de Navarra lo que convirtió esta canción en mi favorita de Helloween. He tenido la oportunidad de verla en concierto hasta cinco veces, pero con cuatro grupos distintos, aun así, me quedo con la original, que en la reciente reunión de las calabazas ha sonado a gloria.

Keeper Of The Seven Keys” fue la primera canción “tan” larga que escuché. Si esta sección se trata de elegir un disco 10, esta canción sin duda es un 10 que no solo muestra aspectos de este disco sino también de su predecesor (primera parte). No se trata de una canción de la que solo te acuerdes del estribillo o solo de guitarra, sino que se puede llegar a memorizar completamente con facilidad. Tras el parón musical, vuelve una música que bebe de influencias del NWOBHM al unir dos guitarras y bajo representando una de las mejores secciones instrumentales que tiene la banda. Por último, “Save Us” aporta un final de categoría, tema en el que Ingo vuelve a demostrar que fue uno de los más influyentes en lo que a doble bombo se refiere. La primera vez que escuché esta canción fue de un concierto de Gamma Ray con Ralph Scheppers a la voz y he de decir que poco cambia porque ambos cantantes son (y siguen siendo) excepcionales. Lo que más curiosidad me dio fue que su estribillo lo cantan solo los coros, dejando al cantante a un lado.

Gran disco, que merece estar en lo más alto de las listas musicales.

Canciones

1. Invitation

2. Eagle Fly Free

3. You Always Walk Alone

4. Rise And Fall

5. Dr. Stein

6. We Got The Right

7. March Of Time

8. I Want Out

9. Keeper Of The Seven Keys

10. Save Us

Helloween

Kai Hansen – guitarra

Markus Grosskopf – bajo

Michael Weikath – guitarra

Michael Kiske – voz

Ingo Schwichtenberg – batería

Deja una respuesta