“La vacuna musical ya está lista”

Crítica escrita por Moralabad

Reino Unido – Progressive Metal

Apenas diez años después de salir a escena con su debut “Aquarius”, Haken vuelven, en plena pandemia del coronavirus, con su sexto disco de estudio, al que han titulado, ¿casualidades de la vida? “Virus”, que verá la luz el próximo viernes 5 del presente mes. Que no son de títulos largos, se nota, ahora, que tenga tanto que ver con la situación actual puede ser indicativo de que lo han llamado así a propósito o que es pura casualidad. La verdad, me importa poco, así que vayamos a su contenido.

Contiene once pistas y está dividido en dos partes, la primera con cinco y la segunda con seis predominando la suite “Messiah Complex” compuesta por cinco partes consecutivas y separadas en pistas. La producción sigue con la calidad de los discos anteriores, así como la variedad instrumental y técnica que ya los diferencia del resto.

Comienzan directos, agresivos y veloces con su primer single, además de videoclip, “Prosthetic”, corte oscuro con una presencia vocal algo insípida y melancólica que en los coros encuentra un apoyo a su altura. Guitarras siguiendo la línea de batería y teclados que se centran en dar apoyo en lugar de marcarse en solitario. Buen comienzo. “Invasion”, por su parte, es más calmado en lo instrumental, la letra es otro cantar, muy crítica y dura que habla del presente social referido a esos errores del pasado que vuelven a aflorar… me suena…

Carousel” presenta diez minutos llenos de intensidad, en los que esa sensación de oscuridad se hace más patente como novedad de este lanzamiento. Las melodías vocales y estrofas principales parecen eclipsadas por el resto de elementos, salvo en los estribillos, que lucen con fuerza junto a los coros de todos sus miembros. Pasajes cercanos al djent se unen a estrofas marcadas por batería y bajo de altura técnica. Buen corte que seguro irá para el directo de la próxima gira. El segundo single, “Canary Yellow”, color con el cual presentan la portada junto al bacteriófago T4 (un tipo de virus), es un guiño a sus canciones más calmadas de los anteriores trabajos, sin abandonar esa sensación de angustia creada por la actual situación mundial, tanto la pandemia viral como la política.

Y pasamos a la segunda parte del disco, la suite mencionada anteriormente, que no voy a detallar cada parte. Las dos primeras partes tienen el sonido actual, pero con ideas puramente de los primeros discos, se podría decir que resumen en este tiempo la evolución propia de la banda. Porque los dos siguientes cortes, de apenas dos minutos cada uno, agregan los elementos djent y progresivos de sus discos de mediados de década, hasta culminar con “Ectobius Rex” y sus cinco minutos en los que se puede notar el porqué del nombre del disco, musicalmente es más extravagante, aunque finaliza con un señorial solo de guitarra. Finalmente, el disco termina con los dos minutos calmados y ambientales de “Only Stars”.

Una vez más, lo han hecho. Para mi gusto es mejor que “Vector”, parece más elaborado y pensado, con la calma necesaria para mostrar que están en un buen estado de forma, teniendo en cuenta que han pasado dos años desde su anterior lanzamiento junto a una extensa gira de presentación.

Nota: 9/10.

Canciones

1. Prosthetic

2. Invasion

3. Carousel

4. The Strain

5. Canary Yellow

6. Messiah Complex I – Ivory Tower

7. Messiah Complex II – A Glutton For Punishment

8. Messiah Complex III – Marigold

9. Messiah Complex IV – The Sect

10. Messiah Complex V – Ectobius Rex

11. Only Stars

Haken

Richard Henshall – Guitarra

Raymond Hearne – Batería

Charlie Griffiths – Guitarra

Ross Jennings – Voz

Diego Tejeida – Teclados

Conner Green – Bajo

Deja una respuesta