Llamamos discos conceptuales a aquellos cuyas canciones están conectadas bajo un mismo nexo, tanto en lo musical como en lo letrístico. Puede ser alguna idea original creada por un artista o grupo, como también tomar su inspiración de otras fuentes: ya sean libros, películas o algún otro tipo de manifestación artística. En todo caso, son obras muy ricas tanto en lo musical como en las letras y ayudan a expandirse a los artistas a otro nivel. 

Estos son algunos de esos grandes discos conceptuales del Rock y Metal!!! 

Informe escrito por christian darchez

 

The Who –Tommy (1969)

Si hay algo que nunca va a ponerse en duda es la versatilidad de esos genios llamados Pete Townshend (que en esos tiempos estaba  metido con la cultura hindú, muy en boga por aquellos años) y Roger Daltrey, guitarrista y cantante respectivamente de esa gran banda inglesa llamada The Who, para su cuarto LP idearían lo que para muchos es la primera gran obra conceptual de rock, puede discutirse eso todo el día tanto como la calidad sonora del álbum pero lo cierto es que las canciones son dinamita pura, que narran la historia de Tommy Walker, un muchacho que queda ciego, sordo y mudo (no, no es antepasado de Shakira, jajaja) después de ver como su padre asesina al volver de la guerra al amante de su madre, pese a sus limitaciones desarrolla una increíble habilidad en el pinball hasta convertirse en una especie de líder mesiánico, una pequeña prueba es el gran clasico ¨pinball wizard¨. El álbum doble fue todo un éxito comercial y elevo a la banda a otro nivel, pero también le trajo problemas de censura dado los temas que trata, como la pedofilia, el consumo de drogas y la violencia. 

El disco fue llevado al cine en 1975 dirigido por Ken Russell y contó con la participación de los miembros del grupo como de actores y músicos conocidos como Jack Nicholson y Tina Turner, si bien recibió criticas mixtas, fue elevado al status de culto.

Una gran obra que ningún fan del rock o metal debe desconocer!

Rush – 2112 (1976)

Los astros canadienses del rock progresivo venían del fracaso comercial de su anterior ¨Caress of steel¨ (1975) donde incluyeron dos largas suites y haciendo caso omiso a las presiones de la discográfica, decidieron volver a incidir con la idea y en 1976 se despacharon con esta genialidad: ¨2112¨ en si no es enteramente un álbum conceptual ya que la primera canción es una larga suite progresiva dividida en 7 partes que cuenta una historia de ciencia ficción y tiene a Starman , un hombre que descubre un instrumento creado por deidades antiguas conocido como ¨guitarra¨  jejeje y cuando la aprende a tocar comienza a hacer música que es prohibida para el nuevo orden dictatorial creado por un sistema computacional, partes como ¨Overture¨ o ¨Temple of syrink¨ son un gran ejemplo de ello.

El resto del disco no tiene relación en si con la larga suite con la que comienza el álbum 

y termino por catapultar a la fama mundial al trío canadiense como además delinear por completo su sonido progresivo con el que amagaron con llegar en el anterior disco.

Una genialidad que vino desde Canadá.

King Diamond – Abigail (1987)

El ex Merciful Fate King Diamond en su segunda incursión solista tras el muy recomendable ¨Fatal Portrait¨ (1986) daba un mas allá de lo que estaba acostumbrado en su Heavy Metal contundente y oscuro y a partir de ¨Abigail¨ el rey diamante se convirtió en el ¨Stephen King¨ del metal contando una historia de terror sobre posesiones de espíritus sobre los vivos, las canciones narran el cuento en forma de saltos en el tiempo y se veía la obsesión del danés por la numerología (mas con el numero 9), el clasicazo ¨The family ghost¨ es el gran representante de este álbum, aclamado por la critica y los fanáticos no tardo en hacerlo mucho mas conocido de los que era. Fue en ese entonces que comenzó a tener problemas con mentecatos como el programa de TV danés que lo acusaban de incluir mensajes satánicos en sus canciones y ni siquiera se molestaron en informarse bien acerca del concepto del disco.

En 2002 King Diamond edito la segunda parte llamada ¨Abigail 2: The revenge¨ que recibió en lo general criticas negativas, en mi opinión no alcanza a su enorme primera parte pero tampoco es un desastre! aun así seguía siendo escuchable.

Larga vida al rey…diamante!

Nevermore – Dreaming neon black (1999)

Al parecer el vocalista Warrel Dane y los suyos no quedaron conformes con haber dado cátedra en el genial ¨The politics of ecstasy¨ (1996) por eso los oriundos de Seattle daban otro paso triunfal en ¨Dreaming neon black¨, con una idea creada por el vocalista que contaba la historia de un hombre que se volvía mas y mas loco por la perdida de su amor, por lo que decidía buscarla, hasta en la muerte. A simple vista parece una reescritura de la historia de Orfeo y Eurdice de la mitología griega pero estuvo inspirada en un suceso real ocurrido a Dane con una novia que se involucro con una secta religiosa hasta rechazarlo y tratarlo de malvado solo por ser metalero, hasta que ella desapareció y nunca más supo de ella. Y la música? como siempre insuperable, su metal esta vez se volvió mas negro, melancólico y visceral, aunque también mas accesible que el resto de su discografía, bastaba escuchar joyas como ¨The dead of passion¨  o ¨Forever¨ son autenticas axiomas de la catarsis que Warrel Dane plasmo en este disco imprescindible. 

W.A.S.P – The crimson idol (1992)

Ya todos sabíamos a esa altura lo que los W.A.S.P eran capaces de hacer, tanto musical como escénicamente, tanto que Blackie Lawless y los suyos fueron en los 80’  los enemigos jurados del nefasto PMRC, aquella asociación moralista, liderada por esa gran imbecil llamada Tipper Gore y esposa de Al Gore, que pretendía cuidar a los jóvenes de la (para ellos) maliciosa influencia del Heavy metal. Como siempre Estados Unidos, una nación que apoyo en todo el mundo golpes de estado, invadió países e instauro centros clandestinos de tortura depositando toda su hipocresía atacando algo tan inofensivo y artístico como la música pesada.

Por eso, como si se tratara de la productora Troma cuando filmaron ¨Combat  Shock¨ en 1986, los W.A.S.P abandonaron la libido sexual y los excesos y en 1992 los muchachos se pusieron serios y parieron a ¨The crimson idol¨, un proyecto que les llevo 3 años concretar y que estaba destinado a ser el primer trabajo solista de Blackie Lawless pero por presiones debió ser lanzado como W.A.S.P que contaba la historia del ascenso y caída del rockero Jonathan Steel y su guitarra roja. Desde la entrada con ¨The Titanic overture¨ y su aire a Queensryche! pasando por la archi conocida ¨Chainsaw charlie¨ son las pruebas del concepto, que era una gran critica a la sociedad yanqui y a la industria discográfica. Considerado para sus fans y la prensa un gran clásico de W.A.S.P, lamentablemente a partir de eso Blackie Lawless con sus vueltas al salvajismo y la colección de operas rock posteriores no igualarían jamás a este hito en su carrera.

Emerson, Lake & Palmer – Tarkus (1971)

El primer súper grupo del la historia del rock! el tecladista Keith Emerson (ex The nice) el cantante, guitarrista  y bajista Greg Lake (ex King Crimson) y el baterista Carl Palmer (ex Atomic Rooster, posteriormente en Asia) ya había dejado sus credenciales en su gran debut ¨Emerson, Lake & Palmer¨ (1970) y para su segundo LP el trío de aces ingleses como si fuera poco aumentaba su cuota de virtuosismo progresivo en ¨Tarkus¨ (que en estonio significa ¨sabiduria¨) matizando mucho mas el costado jazz rock, la locura y los ensambles de Hammond tan característicos de la banda, la historia iba de guerras y aventuras, contaba la llegada a la tierra del arma bélica mas poderosa y que venia fruto de la naturaleza! la larga suite progresiva e intrincadísima de 20 minutos dividida en 7 partes llamada ¨Tarkus medley¨, el resto del disco si bien no guarda relación con el concepto sirven como complemento de lo que era el grupo en esos tiempos. Que significo aun más la consagración del grupo y encima un año después llegaría otra gran obra: ¨Trilogy¨. Una gran banda en su mejor momento, antes del declive.

Y aquí concluye la primera parte de otra gran retrospectiva (esta vez más positiva) de esos grandes discos conceptuales que constata una vez más que el rock y el metal también tienen cosas para contar.

Hasta la próxima entrega!

Deja una respuesta