“Happy Metal en tiempos de cólera”

Escrito por Moralabad

Ayer, 19 de noviembre, me acerqué a la sala Silikona, sita en el barrio residencial de Moratalaz (Madrid) para ver a los alemanes Freedom Call junto a dos promesas nacionales, a cada cual, con más calidad por desarrollar. A pesar de que la apertura de puertas estaba fijada a las 19:45, no fue hasta una hora después que nos dejaran entrar. En seguida, cuando todos los que esperamos fuera ya estábamos pidiendo bebida, comenzaron Midnight Minuet. Desarrollando un Heavy Metal de corte clásico en castellano, se fueron creciendo en medida que avanzaba su set, desplegando un potencial que se iba transformando en Power, con el que finalizaron a lo grande.

Con apenas diez minutos de diferencia, suficiente para cambiar los “trastos” del escenario, subieron los siete integrantes de Taken. Apenas había escuchado tres o cuatro canciones de ellos, cosa que me arrepiento, porque ojalá fuésemos más conscientes del tesoro que tenemos hundido en nuestras tierras, antes de fijarnos en la que hay fuera, que no está mal, pero esa balanza debería estar más equilibrada. Desde el principio hasta su final, esta joven banda transformó la sala en un ambiente festivo y de hermandad. Me gustaría destacar la actuación vocal de su frontman, el cual admitió ser esa una noche especial para él. Grande, fue muy grande la actuación de Taken.

La última parte de esta mini crónica está dedicada a los principales de la noche, los teutones Freedom Call, que, con un setlist que dio un repaso general a toda su discografía, desplegó a golpe de doble bombo la calidad con la que han llegado a donde están. Happy Metal en vena, haciendo honor a su propio nombre, hicieron una “Llamada a la Libertad” en un mundo en que la música debería unir a la gente y así poder dejar de lado los problemas que, a diario, nos atormentan o pretenden hacerlo. En este caso, voy a destacar la actuación de su batería. Energía, potencia, malabarismo, bestialidad, ese tipo lo tiene todo para hacer que una actuación sin micrófonos haga parecer que ni siquiera hacen falta. Al final, a poco más de las 00:15 de hoy, terminaba la noche de Power Metal, de la que guardaremos buenos y felices momentos.

Deja un comentario