“Nosotros teníamos claro que queríamos hacer un disco conceptual, que aportase al oyente la oportunidad de sumergirse en un viaje de reflexión, que es lo que a mí me ha aportado la música durante toda mi vida”

Entrevista realizada por: PolMetalhead

¿Hola, cómo estáis? Lo primero, gracias por aceptar esta entrevista

Muy buenas, soy Nacho Fernández, vocalista del grupo, y lo primero es daros las gracias a vosotros por la oportunidad de poder charlar sobre El octavo pecado.

Me encanta la portada del disco, algo así como el bien o el mal en un mismo dibujo… Pero realmente ¿Cuál es el significado de «El Octavo Pecado»?

La portada ha corrido a cargo del artista Ricky Torre, y lo cierto es que creo que ha hecho un trabajo esplendido con las pocas pautas que le dimos, plasmando esa dualidad de la que hablas y dejando una antesala de lo que queremos transmitir con el Disco.

El octavo pecado narra un viaje, que hace nuestro protagonista (El Olvidado) a través de un mundo que no es el que esperaba tras el FINAL (primera canción del álbum) a partir de ahí comenzará un camino en su búsqueda por encontrar el sitio donde debe acabar, encontrando distintos personajes que van recordando los pecados de la humanidad. Todo esto para plantear la trascendental pregunta “¿Qué hay más allá de la muerte?”. Pretendemos que el disco haga pensar al oyente y ayude a cada cual a plantear su propio camino.

En cuando al nombre del álbum, “El octavo pecado”, cuando nuestro protagonista está terminando el viaje, se encuentra al final de su camino con ese Octavo pecado que cada uno debe desvelar escuchando el disco. Ese Octavo pecado enlaza perfectamente con lo que hay tras la muerte, o mejor dicho, lo que cada uno cree que hay tras la muerte.

¿Qué me podéis contar de como fue la grabación del disco, donde fue grabado por quién…?

El disco se ha producido y masterizado en los estudios Sanctuarium de Alberto Rionda. A causa de ésta pandemia que ha asolado el mundo artístico, a la hora de las grabaciones finales, cuando ya lo teníamos todo preparado y organizado para grabar en los estudios Sanctuarium, llegó el confinamiento y se nos desbarataron los planes. Así que en vez de paralizar el proyecto decidimos reinventar un poco lo que teníamos organizado, y desarrollar junto al productor un sistema de grabación telemática, donde por ejemplo en mi caso, monté un pequeño estudio personal en casa para la grabación de todas las voces y coros y pudimos hacerlo monitorizando en la distancia la grabación y puliendo y perfeccionando todo lo que necesitábamos gracias a ese sistema.

El disco, como comentaba, lo ha producido el maestro Alberto Rionda. Cuando terminamos la composición de El Octavo pecado y teníamos un producto de calidad suficiente para mostrárselo, no nos lo pensamos y nos pusimos en contacto con él para pedirle que fuese nuestro productor. Desde siempre hemos admirado a Rionda y su trabajo, así que queríamos que fuese él el productor, no teníamos ninguna otra opción en mente. Una vez vio el trabajo que le presentamos se sumó al proyecto, perfilando y perfeccionando los temas con sus consejos y guía, organizando las grabaciones, colaborando en varios temas y masterizando el disco. El resultado de tener a Alberto como productor ha sido en nuestra opinión inmejorable.

En este vuestro álbum de debut destacaría los temas «Sidonie» con una letra que te toca el alma, y «Dogma» con la colaboración de Isra Ramos y Sonia Rubín, una canción muy épica y que me gusta desde el comienzo hasta el final ¿Qué me podríais contar sobre como surgieron estas canciones y las colaboraciones?

Sidonie habla de la soledad. Trata de los últimos momentos de una niña que está sola en el mundo, y de cómo puede haber esperanza en que alguien la acompañe o esté junto a ella en ese final. Las distintas guitarras simbolizan el baile de esa soledad, como al principio es intrínseca a la persona, como al arrancar el solo acústico que lo grabó Alberto Rionda, y expresa la lucha del narrador por no querer aceptar que ella tenga sus últimos momentos de esa manera, y con el solo final de Rafael Lázaro, guitarrista de Red Balance, queremos expresar la ruptura en cierta manera de esa soledad. La canción está ligada a la pereza o la falta de esfuerzo para querer ayudar a aquellas personas que son ajenas a nuestra vida diaria.

Dogma es una canción que desde el principio fue ideada para que fuese coral. Narra la llegada al final del camino de nuestro protagonista, acompañado de algunos de los personajes que ha conocido. En ese final, se unen las voces de “El olvidado”, que canto yo, “El hombre inquieto”, que canta Isra Ramos, y “Sidonie”, interpretada por Sonia. Al final los cantos se enlazan en el estribillo, desarrollando cuál es el octavo pecado, que se va a reflejar en nuestro protagonista. Es una canción que queríamos tallar de un modo mas complejo, para poder evocar ese final del camino.

Luego dentro del disco también me gustan «Las Águilas Blancas», «Los Olvidados», y Rebelión» ¿Cuales son vuestros temas preferidos del álbum?

A pesar de que cada uno de los temas son para mí como hijos, y los quiero a todos iguales, si que es cierto que hay algunos que tienen algo especial.

Para mí “El hombre inquieto” es la canción que más me hace sentir, cuenta una historia en sí misma, un relato que realmente es una metáfora de determinadas relaciones que cada uno puede tener en su vida, que se enquistan y aparece odio por cualquier cosa que la otra persona hace o dice, y al final, cuando esta persona falta en tu vida, cuando ya no puedes discutir más con ella porque ya no está, te das cuenta de lo que tenías y lo que has perdido. Queríamos plasmar esa dualidad de la ira y el odio, con el frenetismo de la guitarra y voces agudas, para desembocar en la melancolía y tristeza en el estribillo.

También es muy especial para mí “Los Olvidados”, ya que es el tema con el que empezamos la composición del álbum, y a la misma vez el tema con el que finiquitamos dicha composición, así que refleja todo lo evolucionado y aprendido durante El Octavo pecado.

Hablando de «Las Águilas Blancas»… ¿Cómo surgió que este tema fuese el elegido para ser el primer single y video-clip del disco?

Cuando lo compusimos ya empezamos a tener en mente que lo elegiríamos como single. Cada tema tiene bastante pensada su estructura. 

Para el caso de “Las Águilas Blancas”, desde su misma composición iba encaminada a una obra con un estribillo explosivo, que alzase el vuelo, con estrofas que se encaminan a elevar el estribillo. Por ello la veíamos más como single. 

La temática habla de ciertos crímenes horrendos hacia la infancia y de la decisión de tomar la justicia por tu mano cuando piensas que los mismos no tienen castigo. Esa paradoja de combatir al criminal convirtiéndote en uno de ellos.

La grabación del videoclip fue sobre todo divertida, y una verdadera experiencia. Teníamos muchas trabas por el tema de la pandemia, pero al final conseguimos adaptarnos a todas las medidas y sacar la producción, a la que pusimos mucho cariño.

Dentro de «El Octavo Pecado» encontramos desde Power Metal, a Heavy más clásico pasando por el Hard- Rock… ¿Son estas vuestras principales influencias?

Con el octavo pecado presentamos nuestro álbum debut que lleva varios años de trabajo y esfuerzo, pero muchísima más ilusión y cariño. Reylobo ofrece una esencia propia que se inicia en el Power Metal Melódico, sin cerrarse a otros estilos. Nuestro trabajo se centra en la historia que queremos contar y en intentar llegar con ella al público. Intentamos dar lo mejor de nosotros y aprender todo lo posible para perfeccionar el producto que queremos presentar, sin miedo a experimentar o apoyarnos en las mayores figuras del género para pulir un álbum que es una oda al heavy metal en español con el que hemos crecido, como músicos y como personas.

¿Qué bandas os inspirado para hacer la música que hace Reylobo?

´Sobre todo bandas míticas del heavy en castellano, que son aquellas que nos iniciaron en el camino de la música y nos han acompañado en nuestro crecimiento, como Avalanch, Saratoga, Mago de Oz, Warcry, Rata blanca, etc. 

En lo personal, aunque se salga un poco del género, una gran inspiración para mi es Queen (seguramente es una gran inspiración para más de medio mundo). Tanto su historia, su increíble creatividad, su valentía, falta de miedo a experimentar, y no cerrarse a un solo estilo, pero mantener de esa manera tan férrea su propia esencia, lo pone en lo alto de mi panteón.

Las letras de las canciones son muy inspiradoras en muchos casos, háblame un poco de las letras, ¿Algunas de ellas son experiencias o vivencias personales?

Nosotros teníamos claro que queríamos hacer un disco conceptual, que aportase al oyente la oportunidad de sumergirse en un viaje de reflexión, que es lo que a mí me ha aportado la música durante toda mi vida. El Octavo Pecado nos narra el viaje que va a hacer nuestro protagonista, tras el final de su vida, a través de un camino donde busca el lugar al que tiene que llegar. Todo ello intenta hacer plantearse, junto a nuestro protagonista, qué hay más allá de la muerte, qué esperamos, y qué deberíamos esperar. 

Además del concepto del disco en sí, cuando empezamos su composición teníamos claro que cada canción, aparte de ser parte de un núcleo central, tenía que funcionar de forma independiente, y desarrollar otros temas que pueden inquietar e interesar tanto a la banda como al público, como los juicios populares, la soledad, la justicia, etc.

Por supuesto en mayor o menor medida, todas las letras se basan de experiencias personales o sentimientos sobre un determinado tema, al menos sí que hay un trocito de alma dentro de cada una. Es imposible abrir el corazón en una letra si no es algo que te haga sentir. 

Sois de Murcia, una tierra a la quiero mucho y tengo una persona muy querida de allí, últimamente están saliendo muy buenas bandas de vuestra zona (Nudo, S.NA.K.E, Hitten , IronCurtain…) ¿Podemos decir que ha nacido un Boom del Metal nacional surgido en Murcia? ¿Qué opináis de las bandas mencionadas, las conocéis a todas las nombradas?

Respecto a las bandas mencionadas, las conozco todas, aunque he escuchado algunas más que otras. También destacaría a nuestros paisanos Headon o Doblesfera, a los que nos gusta mucho escuchar. Murcia siempre ha sido cuna del buen rock y heavy metal (Y de la muy buena comida, jejeje) y nos sentimos muy orgullosos de formar parte de su panorama musical, ya desde el nombre de nuestra banda reivindicamos nuestras raíces murcianas. No sé si ha nacido un Boom del metal nacional en Murcia, pero vamos a dar el todo por el todo para que nuestra tierra resuene en la esfera nacional, y más allá.

Ahora sería el momento de poder presentar el disco por toda España e incluso en festivales, pero esta maldita pandemia nos está haciendo mucho daño ¿Cómo lleváis este tema dentro de la banda y cuando pensáis o creéis que se podrá presentar en una gira “El Octavo Pecado?

Aunque ya se va viendo algo de luz al final del túnel, sí que es cierto que la pandemia ha trastocado todos los planes y organización que teníamos planteada. Desde las grabaciones, que ya comentábamos como cambiaron, hasta los ensayos, que hemos adquirido un sistema telemático y priorizando el aprendizaje personal al 200 por ciento, guardando los ensayos conjuntos para pulir; o la presentación del disco. Ya hemos podido presentar el directo en Madrid, en una noche increíble y llena de ilusión, y estamos cerrando fechas que ya anunciaremos para comenzar a girar con El octavo pecado por España tras el verano.

Bueno hasta aquí la entrevista, espero que te haya gustado ¿Te gustaría añadir algo?

Muchas gracias por vuestra labor, para nosotros es un apoyo muy importante, y más en éstos tiempos. Esperamos que El octavo pecado llegue a todo el mundo, y sobre todo que pueda tocar un poco el corazón de cada oyente. Seguiremos trabajando en éste y nuevos proyectos que ya iremos anunciando con toda la ilusión del mundo, porque todo el trabajo merece la pena gracias al público.

Podéis seguir las novedades del grupo en nuestra página de Facebook, en Instagram, o nuestra página Web Reylobo.band.

Un fuerte abrazo de REYLOBO.

Deja una respuesta