Carne De Ozzfest

Crítica escrita por Butch

Siempre que una banda aparezca en las promos con caretas de payaso asesino y rabioso van a encontrarme de su lado, y este es el caso de los barceloneses Dekta. Cansados quizá de hacer bolos como Cover Inc. y viendo que ya atesoran tablas, tesón, y una propuesta no muy trillada en nuestra tierra, parece que se han decidido a lanzarse al vacío. Y es curioso la retahila de bandas que con los años ha adoptado la pinta del Clown de Slipknot ( Pienso en el clip de JWG de los Omnikage, o en la imagen de los alemanes Kanzler Und Söhne). Realmente da cosa, y puedes pensar cuando disfrutaremos una pelicula de los 9 menos Gray haciendo una buena Chainsaw Massacre. Pero vayamos con Dekta, que traen discazo bajo el bate de beísbol ensangrentado.

Autoproducidos usando los Lexgo Estudios, destaca un sonido poderoso, limpio, crudo, que te recordará a veces a unos Slipknot suavizados, otras a Lamb of God o Godsmack. Para la masterización han contado con Mark Lewis, que ha trabajdo con tales Dioses Del Metal como Trivium o Deicide o Coal Chamber.

A principios del 2017 lanzaron el primer adelanto, la canción False, y aunque ha demorado el resto ( 9 temas), ya los tenemos aquí. Y lo que te encuentras es la pesadilla de un siquiatra, pues la mezcla pasiva-agresiva característica de las bandas que ellos mismos ven como infuencias ( “Pantera, Disturbed, Machine Head, Sepultura, Corrosion of Conformity” según su FB) es marca de la casa. Ya False te lleva a unos Disturbed a pleno rendimiento. Riffs puntiagudos, doble bombo apegado a su bajo, melodías con coro en medio para no matarte, gran intro. Cubitus, el cantante, te va a traer lo mejor de aquellos años nü-metal.

A New Age empieza puro Slipknot, y con las caretas puestas qué quieres que te diga. Yo encantado, y si tengo un bate cerca no sé si tu cabeza llegará a casa rodando. El riff carga el bajo de Billy. Notas un cierto acercamiento a esferas menos agresivas aquí, tipo lo que Godsmack de Sully intentaba allá por Moon Baby. Verás similares pasajes en Erased. Las guitarras de Randy y Lester se curran aquí sus partes, incluyendo fines de riff agudos, sincronía, en definitiva, metal de escuela.

My Paradise te hace fijarte en Rust, pues cumple con su cometido sin fallos, espectacular por momentos. Cubitus usa aquí efectos de micro tipo megáfono. Este grupo no se conforma. Quiere más, quiere que te fijes en ellos. Another Man baja el tono y entramos con una acústica que lanza a la banda a un riff poderoso, pesado, que se diluye en un medio tiempo. Espectacular corte, con un estribillo trabajado, muchas horas de curro aquí. El riff y el solo llegan de la mano, jugando uno con el otro. Puro hard rock de medio tiempo. Y pasamos a la que en mi opinión es la joya del disco, la bellísima y perfectamente montada The Same Lies. Un riff atomico y un doble bombo de otro planeta te levantan de la silla. Cubitus casi pasa desapercibido ante sus compañeros, en modo arrasar. Dobles solos en medio, lo tenemos todo aquí, y el riff en sí es pura escuela de metal de inicios del 2000. En esta canción no tienes la melodía del anterior corte, pero qué importa, vas a desear estar delante de ellos en directo con este bofetón. Se atreven a terminar metiendo coros detrás que aportan más detalle a The Same Lies. El último minuto me deja completamente convencido de que Dekta tienen un hueco en la escena, quizá no tanto en rollo tipo Leyendas pero si Ozzfest, Download, o en Viveiro, seguro. Y lo disfrutarás como un enano con un bate de béisbol y sangre en la comisura del labio.

Losing My Life te recordará mucho a Disturbed o Godsmack, incluso a Godsturbed, si se pudieran fusionar bandas. Quizá Cubitus para proximos largos, que los habrá, se atreva a probarse en registros más allá de su esfera de comfort, pues el chaval le zurra muy bien,y no estaría mal algo de riesgo, de creatividad, que ni mucho menos no la hay, sino que dado que el modo que ha adoptado lo clava, puede sin temor adentrarse en “caminos no pisados”. Look Into My Life tiene cierto teclado siniestro por ahi, de esos que Paradise Lost en su momento. Un corte pesado, espeso, duro, que cuando decide arrancar parece un tanque pisoteandote. Cancionaca. Acabamos con Bloody Land, rollo tribal Sepultura, un zambombazo sensiblemente más sucio, agresivo y poderoso que todo lo anterior.

Tienes todo lo que un concierto en sabado noche puede ofrecerte, payasos asesinos en escena, sonido brutal tipo 90s onda Sipknot o Disturbed, producción cuidadísima, y cinco tipos con muchas ganas de demostrar que ya han tocado más covers de las que debieran, y orgullosos de ello. De nosotros depende que Dekta de el salto a la Champions. Por que toque tienen.

Banda:

Cubitus (vocals)
Lester (guitars)
Randy (guitars)
Billy (bass guitar)
Rust (drums)

 

Tracklist;

1- False

2- A New Age

3- Erased

4- My Paradise

5- Another Man

6- The Same Lies

7- Losing My Life

8- Look Into My Life

9- Bloody Land

Deja un comentario