“Rezuma potencia”

Por Juan Raul

Al fin pude escuchar al completo este nuevo trabajo del quinteto thrash metalero de la Bay Area. Si ya con los temas que habían adelantado habían hecho crecer exponencialmente mi hambre musical por lo nuevo de esta bandaza, pues ahora que lo escucho íntegramente, me parece alucinante, el disco del año en cuanto a Thrash Metal. Una verdadera joya.

The Evil Divide es su octavo álbum de larga duración de estudio, con 10 intensos cortes que explotaran tu puta cabeza una y otra vez, porque se pasa tan rápido que cuando termina querrás escucharlo una vez más.

Me quito el sombrero antes estos veteranos, que una vez más consiguen un gran disco, que yo situaría a la par con sus obras más veneradas. Aún recuerdo la alegría que me causo su reaparición en 2001 después de estar ausente durante casi la totalidad de la década de los ’90s. Volvieron y demostraron que no era ningún viaje nostálgico, consiguiendo buenos discos como The Art Of Dying (2004) y Killing Season (2008). Pero a través de sus trabajos más recientes, Relentless Retribution (2010) y The Dream Calls For Blood (2013), dejaron claro que están en la cima del Thrash Metal mundial.

Este es un disco que rezuma potencia y está cargado de apetitosos riffs marca de la casa, vaya con Rob Cavestany y Ted Aguilar, hay unos solos que literalmente quitan el hipo, o lo provocan. Los 10 cortes están impulsados por la poderosa sección rítmica conformada por los «nuevos» Will Carroll (batería), y Damien Sisson (bajo), así como la inconfundible y abrasadora voz de Mark Osegueda, que esta intratable en cada línea vocal. Apoyado por unos efectivos coros. En resumen 10 grandiosos himnos thrash metaleros los que han cuajado los Death Angel, mientras otros nos siguen vendiendo y que su siguiente disco será de Thrash Metal.

El grupo volvió a trabajar con el productor Jason Suecof (Trivium, Deicide) por tercer álbum consecutivo. Ellos se trasladaron del norte de California a la fortaleza de Suecof en Florida, Audio Hammer Studios. Estuvieron allí durante dos meses en el otoño de 2015. Después de tres registros consecutivos juntos, esta asociación está más cuajada que nunca. El resultado es brillante, al menos a mí me lo parece. No está sobre producido y suena orgánico. Thrash Metal ochentero con sonido puesto al día.

«The Moth« te conecta inmediatamente con el tono de The Evil Divide; una andanada thrashica con cambios de tiempo, a la que sigue la intensa Cause for Alarm, es una de las pistas más cortas del LP, pero son tres minutos y algo de bombardeo constante de Metal sin filtrar y hermosas guitarras, por cierto el productor Jason Suecof mete un solo de guitarra. En ‘Lost’ ponen de relieve el lado más tranquilo de The Evil Divide; mostrando su capacidad de componer una canción más melódica relativamente lenta. Es sin duda una de las más emocionales del catálogo de Death Angel, con un logrado tono de Mark Oseguada. Vuelven a sonar gruesos en «Father of Lies«, otro de los buenos temas del disco, presenta tendencias progresivas con unos pasajes increíblemente variables.

Dicho esto, tranquilo que no hay escasez de thrash, vamos bien servidos. Y la cosa sigue en la eléctrica «Hell to Pay«, breve pero demoledora. Siguen mostrando su cara más pesada en «It Can’t Be This«, un poco más lenta pero igual de arrolladora, sobre todo destacaría la sección rítmica, que se luce, aunque sería injusto no mencionar los potentes y adictivos versos de Osegueda, mientras que las rugosas guitarras combinadas con los ritmos de Carroll la convierten en una verdadera joya. Es que se me agotan los adjetivos, «Hatred United , United Hate« me flipa, que temazo, muestran una tenacidad brutal con ingeniosas  partes de guitarra. No por gusto tienen como invitado a Andreas Kisser de Sepultura. Una pasada, lo mismo que «Breakaway«, veloz e imbatible, con un coro muy bien puesto.

La agresión no cesa, «The Electric Cell« es una pista un tanto compleja pero igual de rápida y atractiva. Para cerrar con «Let the Pieces Fall«, la más extensa del redondo, sabrosa y muy convincente. De cierta forma es un regreso a los viejos tiempos, en los que siempre demostraron una constante evolución, sonido Death Angel 100%, con abundancia de solos de guitarra y un exultante Mark. Perfecto final para un impresionante LP que no solo destacara entre los lanzamientos de este año, sino que por derecho propio si sitúa en la cima del catálogo de la banda.

Recomiendo escucharlo, porque es buenísimo. Créeme que vale la pena cada segundo. Death Angel ha perseverado y evolucionado a lo largo de las tres décadas de vida que llevan, es impresionante y sin duda The Evil Divide es un verdadero estandarte del Thrash Metal, que será recordado como tal. Así que guarda un sitio para este disco en tu selección de lo mejor del año. Sale a la venta el 27 de mayo a través de Nuclear Blast Records.

Track List

01.The Moth
02. Cause for Alarm
03. Lost
04. Father of Lies
05. Hell to Pay
06. It Can’t Be This
07. Hatred United , United Hate
08. Breakaway
09. The Electric Cell
10. Let the Pieces Fall

Formación

Mark Osegueda. Voz
Rob Cavestany. Guitarra
Ted Aguilar. Guitarra
Damien Sisson. Bajo
Will Carroll. Batería

 

Deja un comentario