“Átomo a la undécima potencia sueca”

Crítica escrita por Tony Barrios

El undécimo larga duración de los suecos es todo un hecho. La progresión de estos suecos es totalmente alucinante, pues de los confines de sus inicios con un Death Metal brutal, al Death Melódico con tintes electrónicos y góticos, es todo un hecho. Las huestes de Mikael Stanne estarán de enhorabuena al ver la evolución de los suecos en este trabajo. Producido por la propia banda y grabado en los estudios Rogue Music de Gothemburgo, propiedad del teclista de la banda, Martin Brändström. Las mezclas están formadas por David Castillo, el mismo hombre que efectuó las de los últimos trabajos de Candlemass u Opeth. Toda una buena apuesta a la calidad, que se ve reflejada en este disco.

Después de más de 20 años, esta banda sigue apostando por un sonido potente, pero adaptándose a las modernidades de estos tiempos, ajustando los sonidos que su teclista ha sostenido, cada vez más, en sus discos, para hacer un trabajo excelente en este Atoma. Y eso que la salida de Martin Henriksson no ha variado en absoluto el sonido reflejado por los suecos.

Pero haciendo un poco de historia, recuerdo que la banda ha tenido tres, digámosle, etapas. La primera y directa de Death Metal, sin teclados y expresada con toda la furia que su juventud les permitió. Sus tres primeros discos enfocaban el sonido técnico de los grupos suecos de Death Metal, como la de sus vecinos In Flames, pero al llegar al disco Projector, fue donde cambiaron parte de su disciplina y metieron los teclados, junto con un sentimiento oscuro en sus canciones, para dar un enfoque personalizado a la banda. La progresión estaba en marcha y el sonido único que proponían, hacían tener interés a un público más variado, para proponer un sonido que llamó la atención al mundo del Death Metal, en su brazo más progresivo.

Pero no contentos con eso, y lejos de estancarse dieron un cambio de ritmo en el 2007 con Fiction, para dar tonos más minimistas y perseguir el sonido actual. Sonidos precisos de todos sus instrumentos y efectuar temas que destaquen su esencia en cada momento, y eso es lo que hace de una banda oscura brille con tanta luz.

Y este disco es una mezcla de su anterior época, y la actual, para ofrecer a sus más fervientes seguidores una mezcla muy atractiva, que engancha desde la primera escucha. Guitarras que brillan solas, partes orquestales exactas, rítmicos impresionantes y voces poderosas y melancólicas. Eso es Dark Tranquillity, y es más, en este disco han conjugado cada ejercicio en un disco para ofrecer lo mejor que poseen. La entrega. Un disco variado, y bajo mi opinión, el mejor trabajo desde aquel grandioso Haven del 2000.

Y la verdad, ver a bandas de la vieja guarda innovar sonidos y luchar por sorprender a propios y extraños, es algo que valoro enormemente, pues denotan un gran interés en seguir luchando por ser unos grandes del genero, y lejos de etiquetas, siguen apostando por cada vertiente del Death Metal melódico, poniendo su impronta personal en cada disco, y este no iba a ser menos, pues posee la magia que la misma banda exhala en cada tema. Un grandioso trabajo, que lejos de tener un tema enorme, es dentro de cada uno de ellos donde se ofrece un interés continuo para regocijo de la gente que ama esta banda. Y yo soy uno de ellos.

Una vez más, los grandes de la escena sueca, dentro del panorama musical del Death Metal, me han vuelto a sorprender gracias a la variedad de sonidos y planteamiento general del disco, pues sin duda, es uno de los discos más grandes que he escuchado en muchos años, que en años venideros se convertirá en un referente a nivel mundial.

Tracklist

01.Encircled
02. Atoma
03. Forward Momentum
04. Neutrality
05. Force Of Hand
06. Faithless By Default
07. The Pitiless
08. Our Proof Of Life
09. Clearing Skies
10. When The World Screams
11. Merciless Fate
12. Caves And Embers

Formación

Mikael Stanne – Voz

Martin Brändström – Teclados

Niklas Sundin – Guitarra

Anders Iwers – Bajo

Anders Jivarp – Batería

Escrito por Toni Barrios

Deja un comentario