“El trueno ataca de nuevo”

Crítica escrita por Vpower

Los Damien Thorne, seguramente su nombre no le suene a la mayoría de la gente, pero estos tipos llevan toda la vida en esto y saben lo que se hacen. Su primer disco data de 1986, material de culto en toda regla. Por desgracia se separaron y en 2001 sacaron el disco que deberían haber publicado en 1987. Ahora están recuperando el tiempo perdido y de qué manera. Mientras me sigan entregando material de la calidad de este Soul Stealer por mí como si llegan a los cien años, que no se jubilen nunca.

Según la Metal archives lo que hacen es Speed Metal, me parto la caja. Es mucho más que eso. Para empezar tienen unos teclados que se salen de lo normal, que recuerdan a los de bandas de los 70 con ese sonido tan característico y luego es que su gama de sonidos es mucho más amplia, tocando sobre todo el Heavy Metal con un sabor muy añejo.

Soul Stealer abre fuego con la característica voz de Warren Halvarson y unos riffs muy a los Guns del Apettite for destruction. Cambios de ritmo de todos los colores y un solo afilado como un cuchillo. Además, como os decía, tienen un deje setentero en gran medida gracias los teclados pero también por la base rítmica de corte muy clásico, que me recuerda mucho a los grandes Deep Purple.

Hell to Pay mete una velocidad más pero sigue con el aire “purpleliano”. Duelo de guitarras y teclados y luego un solo Heavy de esos que te hacen venirte arriba. De libro. Mientras que Dark Mission abre con un riff a lo Testament, un ambiente Evil total, parada atmosférica y una arrancada rompecuellos con un solo a lo Judas Priest.

Hell Rider es el tema prototipo de estos americanos, ese Heavy con sabor añejo pero que suena fresco. La verdad es que la combinación de riffs heavys con esos teclados setenteros le da un sabor muy especial a su música, y además te meten algún ritmo Speed para hacer la cosa más entretenida todavía. Frescura y clasicismo.

Tortured Dreams tiene un inicio a piano clásico muy lento, pero luego se desatan las tempestades y echan a correr como alma que lleva el diablo, con unos riffs Speed asesinos y los teclados acompañando y poniendo la nota Old school. Riding to Glory es un tema más convencional, mucho más clásico, a lo Rainbow o Black Sabbath de los 80.

Salem, Heavy con aire retro y solo a lo David Chastain para caerse de espaldas. Mientras que Remember the Fallen se mueve en la tesitura más habitual del disco, ese Heavy clásico con reminiscencias Deep Purple, condimentado en este caso por ciertos toques progresivos.

Trapped es otra vuelta de tuerca en el sonido de estos Damien Thorne, ya que nos presenta ritmos heavys pero con unos riffs muy neoclásicos, a lo Impelliteri de los buenos tiempos. Además, en este tema Warren Halvarson se sale literalmente del mapa. Y el disco se cierra con un tema lento, mezclando acústicas y riffs escritos en el libro de oro del Heavy Metal de los 80, punteos estratosféricos y Halvarson a lo suyo, un auténtico temazo añejo y grandioso para cerrar un magnífico disco. Puntuación: 8/10.

Track List

1.Soul Stealer      

2.Hell to Pay        

3.Dark Mission      

4.Hell Rider        

5.Tortured Dreams        

6.Riding to Glory    

7.Salem        

8.Remember the Fallen      

9.Trapped        

10.Tale of a King

Formación

  • Warren Halvarson: Cantante
  • Ken Mandat: Guitarras
  • Rick Browz: Bajo
  • Brian Buxbaum: Teclados
  • Mike Browz: Batería

 

Oficial

https://www.facebook.com/DamienThorneBand

 http://www.DamienThorne.com/

Deja un comentario