“El mejor cartel de Europa”

Escrita por Pol Metalhead

Muchísimas ganas había de que llegara el que para mí era y es el mejor festival en cuanto a nombres de bandas al que había asistido jamás. Deep Purple y Aerosmith haciendo gira de despedida, el impresionante show de Alice Cooper, Running Wild después de 25 años en la ciudad condal, Queensrÿche, Pretty Maids, Airbourne, Emperor, Carcass…Un sinfín de nombres de los cuales era (desgraciadamente) imposible verlos a todos en plena condiciones.

Este Viernes 30 de Junio, lo tenía marcado en el calendario desde Septiembre que compre las entradas con solo dos nombres en el cartel hasta ese momento, Avantasia y Running Wild, pero algo me decía que no me arrepentiría de hacer un enorme desembolso en las 3 entradas que compre en su momento ( somos 3 personas, mi mujer, mi hijo y yo, a 130,80€ por entrada podéis hacer un cálculo). Luego fueron cayendo más nombres para el festival y cada vez que salían más emocionado me encontraba, bandas que he soñado ver y que por una cosa u otra no había podido ver en su momento (Deep Purple, Queensrÿche, Alice Cooper, Gotthard…) y solo puedo decir que lo vivido durante estos tres días será imposible de borrar para todos los que asistimos a dicho festival, inolvidable e impresionante, y por cierto muchas mejoras respecto a otros años que más tarde analizaré.

Llegamos sobre las 12 del mediodía y ya había una cola bastante considerable en la entrada para asistir al festival, en dicha cola estaba mi compañero de Dioses del Metal José que llevaba desde bien temprano y estaba en segunda posición para poder canjear la entrada por la pulsera, se lio un buen follón al mezclarse la gente que ya llevaba pulsera con la que venía a recogerla y esto se multiplico por 2, ¡¡¡Fue tal la que liaron en la entrada del festival que hubo gente que hizo hasta 2 horas de cola!!! Nosotros al estar mi compañero en tan buen sitio nos fuimos con él y al tener nosotros ya pulsera que fuimos a recoger el anterior día en el Fnac de la Maquinista aquí en Barcelona y separar las dos colas nos pusimos en una más que privilegiada posición y entramos de los tres primeros de todo el festival, al entrar ya veías una diferencia bastante notable a diferencia con otros años, entre otras cosas la primera que hay que destacar es el haber puesto césped artificial en el suelo y tapar toda la arena que hay en Parque de Can Zam, muchas carpas como el Rock Tent, donde a la postre veríamos a muchas bandas tocar, o una tienda solamente de cosas del festival , que me recordaba a parques mediáticos como Port Aventura y demás.

Al entrar tan pronto pudimos coger un puesto privilegiado para poder ver a la primera banda que tenía marcada para este viernes, un grupo que sigo desde el año 1984 que escuché su impresiónante “Red Hot & Heavy”, Pretty Maids. Estando allí vimos salir y escuchar un rato a los locales Astral Valley que me recordaba a bandas del estilo de Arch Enemy o In Mute, no puedo opinar mucho de ellos porque este (como a todo el mundo le pude pasar por un grupo u otro) no era mi estilo, y para opinar bien o mal prefiero no decir nada. Pasadas las 3 de la tarde salían al escenario la banda de Ronnie Atkins (que haría doblete en el festival con Avantasia) y Ken Hammer, Pretty Maids y ya el escenario “Stage Rock” presentaba una más que digna entrada( muchos se quedaron fuera, por las dichosas colas que se hicieron a la entrada) y lo hicieron con el tema que abre su anterior “Motherland”, “Mother of All Lies” , con un impresionante Ronnie que se dejaba la voz en cada tema y con la que estaba cayendo a este hora (unos 34 grados) era para aplaudir, les siguió su nuevo clásico y que da nombre a su nueva obra “Kingmaker”, en la cual se notaba que los fans de la banda danesa la teníamos más que aprendida. Lo que vino a continuación debe estar enmarcado en cualquier enciclopedia del Hard & Heavy, consecutivas tocaron “Back to Back”, “Red, Hot & Heavy” y “Rodeo”, simplemente para quitarse el sombrero, nos tenían a todos metidos en el bolsillo con tal principio. Luego hubo un pequeño bajón con los temas seleccionados por la banda y al tocar canciones de sus últimos discos, pero no por ello malos temas ni mucho menos. “Pandemonium”, “I.N.V.U”, “Bulls Eye” o la hard-rockera “Little Drops of Heaven” fueron las siguientes en descargar y acabaron con un apoteósico “Future World” ¡¡¡En la cual me deje hasta el alma!!! Muy buen concierto de Pretty Maids, que tuvo sus altibajos, en lo que yo creo se equivocaron en elegir el setlist, pero que a los fans de la banda como yo nos encantó. Sí es verdad que tocaron muy pocos temas de su obra maestra “Future World” (solo dos canciones) pero este año es su 30 aniversario y no me extrañaría que viniesen con esta gira a finales del 2017 o principios del 2018, a ver si no me equivoco y podamos disfrutar de algo inolvidable como esto.

Nos quedamos en el escenario “Stage Rock” esperando la descarga de una de las bandas que más ganas tenia de ver de todo el festival, los norteamericanos Queensrÿche, mientras tanto en el otro escenario el “Stage Fest” los británicos Paradise Lost descargaban todo su Doom Metal, no soy muy seguidor de la banda pero os puedo asegurar que sonaban que atronaban, acabaron con su tema más conocido de su impecable Draconian Times, la canción “The Last Time”.

Sobre las 17:15 salía ha escena la banda que más ganas tenia de ver este día y, porque no decirlo, ¡De todo el festival! Queensrÿche comenzó con mucha fuerza con un tema de su último trabajo “Condition Human” y la canción “Guardian”, esto fue lo único que te tocaron de su último disco, lo demás impresionante, unas pantallas reflejaban los videos de los temas e introducciones sobre ellos y la siguiente en venir era ni más ni menos que “Operation Mindcrime”, seguida con su respectiva introducción del Video:Mindcrime, “I Don’t Believe In Love” y acabaron estos primeros temas del Operation con “The Mission”. Esto se venía abajo, mi emoción y de mucha gente era extenuante. Muchos se preguntaban como defendería los temas Todd Latorre, y solo puedo decir que no podían buscar mejor sustituto, estuvo simplemente soberbio. Esto seguía y lo hacía con su disco más vendido hasta la fecha y el tema que le da título, “Empire”. A continuación Todd Latorre lanzó una pregunta, ¿No sé si alguien recordara este tema del 84? Y “Queen of the Reich” nos hizo a todos dejarnos el cuello y la voz literalmente. Una introducción de teclados daba paso a “Rage for Order” y la canción “Screaming in Digital”, pero lo mejor estaba por llegar, en las pantallas se veía el principio de su obra maestra el “Operation Mindcrime” y como empieza siguió “I Remember Now”, “Anarchy X” y lo que no me esperaba: “Revolution Calling”, después de esto ya me preguntaba ¿Alguien superara este concierto? Por lo menos este Viernes 30 de Junio os puedo asegurar que no. Llegaban los bises y el primero un tema del “Warning”: “Take Hold the Flames” con un gran Latorre dejándose la voz en cada entonación, y acabaron con uno de mis temas preferidos de la música, “Eyes of a Strangers” con su apertura en vídeo correspondiente. Desgraciadamente esto se acabo con los típicos ole, ole, ole y gritos de «¡¡¡Queensrÿche, Queensrÿche!!!» Un concierto soñado en el que solo tengo un punto negativo, para mi deberían haber estado en mejor posición en el cartel y evidentemente más tiempo, pero no todo no se puede tener, como anécdota, añadir que Geoff Tate su cantante original (Que por la noche estuvo con Avantasia) estaba en el lado derecho del concierto aplaudiendo en cada tema y disfrutando como nadie.

Después de estar más de 4 horas en el escenario para poder estar en primera fila con estas dos bandas que tanto me gustan y tanto han dado por el metal, fue el momento del descanso hasta poder ver a los hard-rockeros suecos Eclipse que tocaban en el escenario pequeño llamado “Rock Tent”.

Para poder ver a los suecos Eclipse tuve que hacer un gran sacrificio y no poder asistir al concierto de los heavies metaleros norteamericanos Metal Church, es lo que tienen los grandes festivales con más de un escenario, que a veces coinciden bandas que te gustan y tienes que elegir y esta ocasión me perdí una banda que me gustan desde siempre, en fin en otra ocasión será. Nos trasladamos a coger sitio para ver a una de los mejores grupos de Hard-Rock de la actualidad, los suecos Eclipse, y como podía verse la expectación por ver a esta banda de Estocolmo era máxima, ya que el escenario Rock Tent estaba a reventar. La banda venía presentando su nuevo disco “Monumentum” del cual tocaron hasta 6 temas. Comenzaron como en su nuevo álbum, con “Vertigo” y la empalmaron con su primer single de este “Never Look Back”. Ya con todo el mundo pegando saltos y cantando a la vez, tenían al público donde querían, totalmente en el bolsillo. Llegaba el momento de dos grandes clásicos que tocaron sin parar “The Storm” (¡¡¡Qué temazo!!!) y “Wake Me Up”. El concierto estaba siendo genial, lo único que no acompañaba el sonido que al estar tan cerca de los escenarios grandes se acoplaba bastante en ciertos momentos. Seguíamos con su nuevo disco con “Killing Me” y “Jaded” en la cual el roadie que les acompaña, Carles, es de Barcelona y le invitaron a subir a tocar con ellos este tema en lo que fue un momento bastante bonito, la verdad. Llegaba uno de esos momentos mágicos que solo se pueden encontrar en un festival y en un concierto de rock/metal, Erik Martesson (cantante) cogió la guitarra acústica e interpretaron uno de los mejores temas de la banda sueca, “Battlegrounds” en un formato distinto, pero lo que de verdad fue espectacular es ver al público moviendo los brazos de una lado a otro y coreando el tema como si fuese el último, se vio a la banda en general totalmente emocionada, hay vídeos en youtube que lo testimonian y si tenéis la ocasión de verlo no os lo perdáis, vale mucho la pena.

El concierto seguía para adelante y lo hacía con la lenta y segundo single de “Monumentum”, “Hurt” nos ponía a todos los bellos de punta, volvíamos al mejor hard-rock con su tercer single “Downfall of Eden” y con el tema más heavy de su último disco “Black Rain” que en directo suena aún mas cañera, con unas guitarras machaconas a más no poder que hizo que todos moviéramos la cabeza al ritmo de la música, esto se acababa y lo hacía a lo grande con los dos singles/videos de “Armageddonize”, “Stand on Your Feet” y “I Don’t Wanna Sorry”, enorme concierto de una banda que merecía estar en los escenarios grandes y que cada vez son mejores y más grandes. Por cierto en Diciembre nos volverán a visitar como cabezas de cartel por distintas salas de la geografía española(Barcelona, Madrid y Bilbao), nosotros por lo pronto lo podremos volver a ver en el Leyendas del Rock este Agosto en Villena.

Era el momento de ir a cenar y pillar posiciones para uno de los platos fuertes de esta edición del Rock Fest, los piratas del Heavy Metal y por primera vez en 25 años en Barcelona, los germanos Running Wild.

Muchísima expectación había para ver a Running Wild, se veían muchas camisetas y gente disfrazada de pirata para la ocasión. Yo era muy fan de la primera época de la banda, con los discos “Gates to Purgatory”, “Under Jolly Roger” o “Port Royal”, lo que vino después exceptuando “Death or Glory” o algún tema suelto me parece excesivamente repetitivo. A las 23:45 en punto se apagaban las luces y la introducción con la cual abren sus conciertos “Chamber of Lies” iba anunciando lo que vendría a partir de ya y siguieron sin respiro alguno con “Fistul of Dynamite” con bombas y pirotecnia que acompañaron a la banda durante todo su concierto. Les siguió uno de sus grandes himnos y posiblemente de lo mejor de su show, “Bad To the Bone” que acabo con una explosión en las luces más altas del escenario que nos dejo a todos con la boca abierta, venia el momento de presentarnos un tema de su nuevo disco, la canción que le da nombre “Rapid Foray”. Seguíamos con otra canción de los 90’ “Soulless”, con esas guitarras afiladas que tanto identifican a la banda germana. A partir de aquí igual es por el setlist que eligieron o no sé porque el concierto a excepción de la pirotecnia se me hizo largo y cansino, siguieron con “Riding the Storm”, “Lear of Gold”, un solo de batería (como detesto los solos de batería en un festival, cuando el tiempo de los conciertos son cortos), “Locomotive”, “Running Blood” y el final con “Under Jolly Roger”, “Stick to Your Guns” y “Conquistadores”, buen concierto por momentos de Running Wild, el comienzo fue espectacular pero se fueron apagando poco a poco.

Después de Running Wild nos dirigíamos a presenciar el concierto de Avantasia pero el cansancio hizo mella en nosotros y casi con lágrimas en los ojos tuvimos que abandonar Can Zam, que aún quedaban dos días (antológicos como iré explicando) de festival y ya bien temprano Lords of Black saldría al escenario el sábado.

Deja una respuesta