«Los leones británicos vuelven a rugir»

Crítica realizada por ElyAngelOfDeath

Hard Rock – Reino Unido

British Lion, el proyecto paralelo del bajista Steve Harris, sacan material de larga duración este año tras su debut en 2012. El álbum lleva por nombre «The Burning» y está compuesto por once temas. Vio la luz el pasado 17 de Enero.

Con una buena dosis de energía comienza el plástico a través del tema City Of Fallen Angels, que ya desde el inicio cuenta con unas guitarras repletas de vigor acompañadas por un bajo lleno de brío llevado a cabo por el gran Steve Harris, una batería imponente a la par que desafiante y a la cabeza la voz, que cuenta con garra y fuerza por parte de la garganta de Richard Taylor. La intensidad sube a medida que el corte avanza hacia el estribillo siendo su punto fuerte ya que los mejores fundamentos del Hard Rock invaden el entorno del oyente hasta llegar a un sólido solo de guitarra que quita el hipo. Empiezan muy bien. Le sigue la pista homónima, The Burning, donde la tralla continua de manera desmesurada gracias otra vez a unas cuerdas desfasadas que se convierten en las auténticas protagonistas. Si la anterior canción era un buen comienzo, en esta la formación te engancha a su personalidad y a la esencia del álbum. Ritmos pegadizos, un estribillo acelerado y una voz firme y consolidada a partes iguales, son los elementos estrella que hacen del tema una verdadera joya que no pasa desapercibida ni un solo segundo. El tercer puesto es para Father Lucifer, donde aún sigue habiendo combustible de sobra. Los británicos continúan en la misma línea de un Hard Rock fuerte, combativo y dinámico en el que la palma se lo lleva el instrumental pero en este caso, ya se pueden vislumbrar algún que otro detalle diferente, como por ejemplo, algunos discretos cambios de ritmos y una voz un poco sosegada que en algunas partes se sitúa en un segundo plano para darle más protagonismo a los instrumentos, en especial a las guitarras en las manos de Grahame Leslie y David Hawkins, que nos pondrán el vello de punta con un par de desmesurados solos marca de la casa.

Elysium, es un corte más «calmado» que se introduce de lleno por las corrientes del Hard Rock puro. No pierde nunca la esencia de la banda pero deja coger un poco de aire siendo el fragmento más salvaje el estribillo, que desprende una considerable garra muy enriquecedora y que aporta robustez. Asimismo, Steve Harris hace de las suyas con el bajo haciéndose notar y fortaleciendo a su vez a la voz en las partes sosegadas que lo requieren. Con un ritmo frenético y pegadizo, nos recibe Lightning, de instrumental pesado a rabiar donde Harris se pone a la cabeza. Perfecta combinación entre el bajo y la voz que vuelve a crear una atmósfera tranquila hasta que se unen las guitarras y la batería, esta última en las manos de Simon Dawson. Nos encontramos ante otra de las joyas de «The Burning«, que sin duda, en el directo tiene que ser una auténtica delicia pues cuenta con todos los componentes necesarios para su éxito rotundo. Desde luego, la potencia de los leones británicos es de verdadero sobresaliente dejándola bien plasmada en esta pista que tiene mi admiración más absoluta. En la misma línea escucharemos Spit Fire. En Last Chance, vuelve a llegar la calma al principio hasta que rompen con una sonoridad enérgica y combativa por igual. Diversos cambios de ritmos liderados por una voz melódica en todo momento, serán las características principales de la canción donde British Lion han optado por mostrar su faceta melodiosa impulsada sobretodo por la garganta de Taylor aportando así, toques innovadores de frescura a su Rock tan activo y sugerente. Por el mismo camino sigue Legend, donde esa cara melódica predomina con más representación que antes y haciendo un enorme despliegue en el estribillo.

Me quedé gratamente sorprendida con Land Of The Perfect People, que a pesar de que los británicos continúan deleitándonos con una cara melódica pero empapada de puro Hard Rock en algunas partes, desprenden una garra así como una personalidad de lo más única. La voz te atrapa por completo en los electrizantes sonidos de la formación a los que hay que sumarles una batería repleta de adrenalina y unas cuerdas desafiantes desde el primer instante. Una canción muy buena desde la primera hasta la última nota, sí señor. Continuamos con Bible Black ocupando el penúltimo lugar del plástico donde apreciaremos las mismas características con las que la agrupación ha seguido deleitándonos a lo largo de «The Burning» y que les ha llevado a crear este álbum tan poderoso. El punto final lo ponen con el tema Native Son, en el que vuelven a entrar dentro de su faceta melódica y tranquila para volver a dejarnos respirar después de tanta ferocidad. Considero que ha sido un cierre más que acertado ya que British Lion continúan demostrando de lo que son capaces dentro de una robusta personalidad y de la versatilidad que poseen en el interior de un género tan marcado como es el Hard Rock. Deja un buen sabor de boca.

Tengo que reconocer que perdí la cuenta de las veces que he escuchado el disco para «pillarle el punto» y también digo que a medida que lo iba escuchando cada vez más fue cuando empezó a gustarme porque la primera vez las canciones de índole melódica me parecían frías y sin vida a comparación de las otras. Me equivocaba por completo. Me ha parecido un set list muy completo donde los pilares esenciales del Hard Rock están presentes en todo momento. 

Track List:

  1. City Of Fallen Angels
  2. The Burning
  3. Father Lucifer
  4. Elysium
  5. Lightning
  6. Last Chance
  7. Legend
  8. Spit Fire
  9. Land Of The Perfect People
  10. Bible Black
  11. Native Son

Banda:

Richard Taylor – Voz

Steve Harris – Bajo/Teclados

Grahame Leslie – Guitarra

David Hawkins – Guitarra

Simon Dawson – Batería/Percusión

 

Deja una respuesta