Con el agua hasta el cuello”

Crítica escrita por: Christian Darchez

Son tiempos realmente duros para el Stoner. O directamente el estilo esta en el lugar de donde nunca debió moverse: el underground musical, lejos de cualquier atención mediática o mención cada 2 segundos ya que como se comprobó con el tiempo no le hizo ningún bien a dicha escena. La saturación que produjo dicha atención hizo que implosionará, dejando a los grupos haciendo malabares para poder subsistir. Bueno, lo mismo va a ocurrirle a la llamada ¨Nueva ola del metal tradicional¨ de acá a unos años. Sea como fuere en todo esto tenemos a Brant Bjork,  mas conocido por haber sido baterista de los recordados Kyuss desde 1987 hasta 1993, y luego continuo sus derroteros en bandas como Fu Manchu y posteriormente en su carerra solista bastante prolífica, aunque de vez en cuando (salvo Josh Homme) nunca pudo escaparle del todo al fantasma de Kyuss (llamese Kyuss live y posteriormente Vista Chino). Pasados ya 20 años de su andadura solista y un buen piñado de discos creo que en el ultimo tiempo a Brant se le pego el mismo problema de Nick Oliveri. O aún peor.

¨Jacoozzi¨, décimo primer disco de Brant Bjork, es la prueba cabal de lo mal que dicha saturación y exposición le ha hacho al estilo en estos últimos 10 años. Que un músico experimentado y hábil compositor deba de por si abandonar los climas y el riff minado en fuzz para directamente recurrir a la musicalidad sin norte y grabar ¨a la que me importa¨ es porque la cosa ya es grave. El gran problema que tiene este ¨Jacoozzi¨ (ademas de una pésima y facilista portada) es que todo el maldito disco es una jam sin sentido, con ideas que abarcan diferentes estilos pero nunca desarrollándolos en profundidad ya que solo se limita a repetir yeites y pasajes hasta el hartazgo. Desde la apertura con la inexplicable Can’t out run the sun y su pasaje interminable en plan psicodélico no hace otra cosa que colmar la paciencia. Guerrilla funk es justamente eso, funk setentoso pero aburrido. Mexico city blues y Oui dentro de todo me entretuvieron con sus aires del Santana mas primigenio, aunque recuerdo que el gran Carlos volvió a sus raíces en sus últimos trabajos y la referencia de Brant queda mas que obsoleta. No hay mucho mas que eso después, solo repetición de yeites y pasajes como en la jazzistica Mixed nuts y en Polarized que se acordó de enchufar la guitarra y que pese a sus buenas ideas nunca terminan de explotar. Lost in space y sus percusiones místicas apenas se deja escuchar y el final con la desmayada Do you love your wold? La única canción cantada del disco termina por sentenciar al resultado final.

Desde el lado de la producción el disco suena muy bien, dentro de todo cumple con el lineamiento musical escogido por Brant. Pero debo decir que con eso no alcanza, y mas cuando se quiere apelar al eclecticismo lo ideal es desarrollar cabalmente las ideas sin convertirlas en una jam larga de esas que uno puede hacer con amigos estando totalmente pasados de alcohol. Mejor para la próxima tomate 2 o 3 años de descanso para volver con ideas mas creativas y mejor trabajadas o sino vas a terminar como Nick Oliveri: desnudo y a los gritos como Tarzan en primavera…o mejor dicho arriba de un escenario.

Banda:

Brant Bjork; voz, guitarra, bajo y batería

Track list:

1 can’t out run the sun

2 guerrilla funk

3 mexico city blues

4 five hundred thousand dollars

5 black & white wonderland

6 oui

7 mexed nuts

8 lost in space

9 polarized

10 do you love your world?

Deja un comentario