“Un tipo con mucha personalidad”

Escrito por Hombre Rancio

Musicalmente los Ramones están en las antípodas de mi gusto, pero siempre me quedé hipnotizado por su simpleza…. y es que esa era el arma de la banda: una simpleza y naturalidad tan objetiva, que es imposible que no te llamen la atención, para bien o para mal.

Hoy le toca el turno al líder de los Ramones: Jeffrey Ross Hyman,  más conocido por Joey Ramone.  Nació en Nueva York en 1951. De ascendencia judía, le debe la pasión por la música a su madre. De niño padeció un trastorno compulsivo-obsesivo, ejemplos de este comportamiento por ejemplo sería cerrar una puerta y acudir 3 o cuatro veces al mismo lugar, para asegurarse de que está bien cerrada.

Estudió en el barrio de Forest Hills, en el distrito de Hills, dónde con sus compinches se sentía atraído por la música de New York Dolls o The Stooges, su primera banda se llamó Sniper, pero le echaron de ella porque decía que su aspecto físico no pegaba mucho con la de una banda de Rock.

Joey Ramone medía 1.98, tenía una mata de pelo tal que le tapaba toda la cara, era muy blanco de piel y enjuto y presentaba una miopía muy pronunciada.  Jeffrey junto con su amigo Douglas Colvin, solían permanecer en la galería de arte de la madre de Jeffrey mientras aspiraban pegamento y se drogaban.   En esos años haría otros dos amigos más de instituto: Josh y Tommy Erdelyi, es este último el que insiste una y otra vez para hacer una banda.

Para crear una sensación de unidad, todos pasan a llamarse Ramones. Su primera actuación fue en el CBGB,  un concierto al que no asistió casi nadie, al igual que los cuatro primeros álbumes de los Ramones, tuvieron unas ventas muy reducidas, álbumes por cierto,que hoy se consideran clásicos del Punk Rock, cómo es » Rocket to Russia«.

Te gusten o no, hay que admitir que los Ramones cambiaron la historia del Punk por completo.  Hay una anécdota que me hace gracia. En un ensayo el guitarrista de los Ramones se desmarcó con un solo minutero, el resto de componentes paró de tocar y le dijeron: ¿Qué haces?. En la música de los Ramones estaban prohibido los solos.

Ofrecían un sonido excitante a base de guitarra, bajo y batería: canciones contundentes donde estaban prohibidos los solos, energía concentrada en píldoras que no llegaban a los dos minutos, en cuanto a las letras de los Ramones, te lo puedes imaginar: todas trataban de obsesiones juveniles: drogas, anécdotas, psicodelia, chicas, surf….

Todos tenemos su imagen en mente. Una banda que te tocaba temas de dos minutos y enlazaba uno con otro con su ya clásico » Hey Ho Lets Go«, ellos son los que popularizaron lo de » Un riff, un tema», la simplicidad máxima en las canciones. Pero es que los Ramones eran una banda inconformista e intentaron una y otra vez crear nuevas formas de música. Sólo que quedaron marcados por sus inicios y cuando se salían de madre, musicalmente hablando, el público les daba de lado.

Grabaron con Phil Spector (productor de los Beatles) su quinto álbum, «End of Century«, un nuevo fracaso en ventas. Ahí nace la enemistad eterna de Joey Ramone con Johnny Ramone, estuvieron 18 años juntos…. y sin dirijirse la palabra.

Ramones siempre fueron una banda que podríamos comparar con un monstruo de dos cabezas, había dos líderes o dos personas que querían irse de líderes y se llevaban a muerte. Joey Ramone (Effrey Hyman) el cantante y su guitarrista Johnny Ramone (Jhon Cummings) siempre tuvieron una relación tormentosa.

Para empezar Joey Ramone era liberal y Johnny conservador (conservador…. y guitarrista de una banda de Punk) algo que Joey le echaba en cara siempre. Pero el motivo de que se dejaran de hablar fue una mujer, Joey Ramone se enamoró de Linda Danielle, se conocieron en 1979 y Joey no podía parar de hablar de su amor por Linda, hasta que entró en escena Johnny y se la arrebató, se casó incluso con ella.

Linda siempre se negó a salir con Joey, el cuál aunque se casó con Johnny, siempre estuvo enamorado de ella. No se volvieron a dirigir nunca más la palabra y cuando falleció Joey a casa de un linfoma, Johnny cayó en una profunda depresión, fruto de los remordimientos que sentía, de hecho falleció unos pocos años después.

Retomemos la música y dejemos de lado el factor humano. Ramones nunca conocieron el éxito comercial, ni vieron dinero a ex puertas, simplemente para vivir holgadamente, y eso se lo daban las giras, sobre todo las internacionales. La importancia de los Ramones en la música es vital, su actitud, sus letras, influenciaron a cientos de bandas e incluso su importancia va más allá de la música, por ejemplo, los Ramones son icónicos en la movida madrileña, por cierto que tocaron muchas veces en España.

El grupo sufrió problemas de alcohol y drogas, con las inevitables disensiones internas y cambios de personal. Dejaron de firmar colectivamente para especificar quién escribía cada canción, un detalle importante cuando convivían sensibilidades tan diferentes como el alma punki de Dee Dee Ramone -que insultaba al presidente Reagan por visitar un cementerio de las SS alemanas- y la de Joey, cuyas simpatías por el Partido Republicano eran más que una pose.

Los Ramones nunca consiguieron pasar del número 48 en la lista de ventas, siempre fue una banda sin éxito comercial ninguno, pero cambiaron la historia del Punk y nació una nueva tribu urbana gracias a ellos. El sueño de Joey Ramone era poner el nombre de los Ramones en el Hall of Fame, sueño que no vio cumplido en vida, falleció en el 2001 y la estrella en el Hall Fame of Rock fue puesta en el 2002.

La banda se disolvió en 1996, simplemente porque no les era rentable y porque Joey empezó a encontrarse mal y aflojó su ritmo de trabajo. Retomando la mala relación de Joey y Johnny, no tuvo importancia en el funcionamiento de la banda ya que Jhonny tenía un papel residual en la banda, simplemente era el guitarrista que no hacía nunca ningún solo. Dee Dee (el bajista, que falleció un año después de Joey) era quién componía todos los temas con Joey.

Los Ramones lo intentaron todo para triunfar, tocaron Punk, se vieron influenciados por el Dark Rock y el Surf, incorporaron desde solos de guitarra a sintetizadores a su música, pero jamás tuvieron éxito comercial y por eso lo dejaron.

En cuanto a Joey, pues se dedicó a componer temas, de hecho a título póstumo salió editado un álbum en solitario. También fue manager de la banda los Independents.

Joey Ramone falleció a los 49 años de edad víctima de un línfoma, falleció mientras escuchaba una canción de U2 en la cama del hospital, dónde llevaba mucho tiempo ingresado. Fue un hombre muy familiar, siempre estuvo acompañado por su madre y por su hermana.

Deja un comentario