“Un hippie que cambió para siempre el mundo del Metal”

Por Hombre Rancio

 

Cliff Burton nació en San Francisco (California) en 1962 en pleno movimiento Hippie, sus padres formaban parte de esa comuna y tanto él como sus dos hermanos mayores, se criaron en un país que veía por la televisión cómo el tío Sam perdía la primera guerra de su historia, hablo de Vietnam.

Desde muy niño le empezó a llamar la atención la música, a los seis años acude a clases de piano. A los 13 años Cliff sufre el primer revés de su vida, su hermano mayor David Scott fallece de un aneurisma cerebral.  Un hecho que le marcó de sobremanera, siempre dijo que quería ser el mejor en lo que hiciera y dedicárselo a su hermano.

Dejó el piano y empezó a tocar el bajo, al principio no se le daba nada bien. En este periodo empezó a tocar con bandas como AD 2 Million, Agents of Misfortune, junto a Jim Martin, quien más adelante sería integrante de Faith no More, las vueltas que da la vida.

Al cabo de un año de tomar clases, su profesor le dijo que era mucho mejor que él y que no tenía nada que enseñarle. Pero consideraba que aún tenía que aprender más así que acudió a Steve Doherty, un bajista de Jazz, importantísimo en su vida y que le sirvió para marcar definitivamente su manera de tocar. Doherty le enseñó a tocar otros estilos, cómo el Jazz entre muchos otros.  No descuidó sus estudios y se graduó en 1980 en la High School de Castro Valley.

Ese mismo año pasa a formar parte del grupo Trauma, su primer grupo reconocido…. que al cabo de muchos años, se considera un grupo de culto, sólo por la presencia de Cliff Burton, con ellos grabó un par de demo y popularizo el » Headbanging« invención de Cliff.

Fue en 1982 cuando la suerte llamó a su puerta. En una actuación con Trauma en el mítico pub Whiskey a Go Go, se le acercaron dos miembros de Metallica (Hetfield y Ulrich) que se quedaron impresionados por su actuación, Burton efectuaba solos con su bajo y por aquella no era nada habitual, además los Metallica buscaban bajista.

Burton se hizo de rogar porque no quería cambiarse de ciudad, no quería estar en Los Ángeles dónde operaban los Metallica, así que los convenció finalmente para que se fueran a San Francisco, dónde estaba explotando el boom de Bay Area, Cliff tenía visión de futuro.

Para el primer álbum de los Metallic, los temas ya estaban todos compuestos, aún así Cliff asombra con su técnica, utiliza siempre distorsión con Tapping y el pedal Wah Wah.

En pleno auge del Thrash y la Bay area, Cliff tenía otra clase de música en su cabeza, de hecho en la popular batalla de las bandas se creó una con dos amigos suyos: Jim Martin (guitarrista de Faith no More) y  Dave Didonato (que tendría un breve pasó por Ozzy Osbourne) no consiguieron pasar a la final, pero la música que propusieron se acercaba a lo que después serían los noventa: Groove, Grunge, Metal alternativo que de aquella aún no estaba ni siquiera gestándose.

En 1984 llega el Ride the Lighting, seguramente el álbum más famoso de los Metallica y aunque nunca me gustaron estos les reconozco su mérito, al menos por este trabajo, un álbum que está fuertemente marcado por la inspiración y sonido de Cliff al bajo.

El éxito más rotundo a nivel comercial llegaría dos años después con el Master of Puppets, un álbum dónde por ejemplo Burton creo el tema instrumental Orion.

Se embarcaron en una gira por todo Estados Unidos con Ozzy, en la que reventaron los pabellones, después de eso seguiría una gira por toda Europa, por desgracia el artista fallecería en Suecia. El 26 de Septiembre de 1986 Metallica tocaba en Estocolmo. Nada más finalizar el concierto los miembros de Metallica cogieron un autobús que les llevaría hasta Copenhague, la capital danesa dónde tocarían al día siguiente. A las 6:15 de la madrugada el conductor perdió el control del autobús, patinando fuera de control y rodó varias veces. Cliff salió despedido del autobús y este le paso por encima.

La banda salió del autobús y encontraron a Burton aplastado por el bus de la espalda hacia arriba, cuando consiguieron desplazar el bus, obviamente Cliff estaba muerto. El conductor dijo que derrapo porque había topado con unas placas de hielo, que un Hetfield y Ulrich furibundos buscaban nerviosos, para intentar de justificar al menos la muerte de su amigo, ellos pensaban que el conductor se había dormido al volante. Al final la policía dictaminó que el conductor no se había ni dormido ni estaba ebrio cómo aseguraban la banda, efectivamente una placa de hielo había hecho la fatalidad.

El 7 de Octubre se ofició su funeral en Estados Unidos, en Castro Valley dónde Cliff se había graduado, en su entierro sonó el tema que compuso en Metallica, Orion. Este pelirrojo hippiesco, con su forma tan agresiva de moverse sobre el escenario, era un chico de sueños humildes, solo quería comprarle una casa mejor a sus padres, no soñaba con la fama y el dinero, era Hippie. Revolucionó el sonido de Metallica a base de una técnica nunca vista, pues el truco de Cliff es que mezclaba varios estilos musicales además de tener conocimientos muy profundos de música, era un apasionado de la literatura de terror y escribió varios temas para los Metallica.  Esta fue la historia de otro músico que de seguir vivo, podría haber cambiado el mundo del Metal: Cliff Burton.

Deja un comentario