«Amantes de la Oscuridad y lo prohibido»

Crítica realizada por ElyAngelOfDeath

Black/Death Metal – Polonia

Desde su controvertido trabajo «The Satanist» en el año 2014, la banda polaca, Behemoth, vuelven con su nuevo álbum de estudio bajo el nombre «I Loved You At Your Darkest«. Se trata de una fresca marcha blasfema compuesta por doce canciones portadoras de brutalidad, tambores infernales y una escala operística al más fiel estilo de la formación. El disco salió el 5 de Octubre. 

Con un coro de niños recitando blasfemias, tiene comienzo el plástico con Solve a modo de intro que nos introduce de lleno en la oscuridad y el tenebrismo de Wolves Ov Siberia, llevado a cabo por un enérgico instrumental que nos deleitará con unos ritmos muy acelerados que irán acompañando a la cruda y fría voz de Nergal. La personalidad de Behemoth empieza a contemplarse en su máximo esplendor sin ningún tapujo llegando al máximo ya en la tercera pista de nombre God = Dog, con casi cuatro minutos de sonoridades pesadas impulsadas por la atmósfera caótica que predominan en ellas. La potencia sigue subiendo a pasos agigantados a causa de unos instrumentos desfasados a los que se le agrupan en las partes más prominentes un coro cuya misión es otorgarle negrura a la canción. 

En Ecclesia Diabolica Catholica, la banda se muestra menos dura (a sonido se refiere), con unos instrumentos no tan pesados pero los cuales no pierden su vigor e intensidad. La voz, si es cierto que se torna más agria, siendo la que le añade la robusteza necesaria al corte. Asímismo, la intervención de los coros vuelve a ser fabulosa. Le sigue Bertzabel, uno de los adelantos de este «I Loved You At Your Darkest«; de inicio sosegado para después romper en el caos absoluto. La peculiaridad de la pista es que los coros y tonos operísticos van alcanzando un mayor protagonismo (especialmente en el estribillo), respaldados en un Nergal acometedor y desafiante.  

If Crucifixion Was Not Enough, es una canción que recoge la auténtica personalidad de la formación polaca y la exprime hasta sacarle la última gota de oscuridad que lleva de serie. De hecho, recuerda a algunos de los trabajos anteriores de Behemoth. Es una de las joyas que resplandecen en el plástico. En el séptimo lugar, escucharemos a Angelvs XIII, donde la banda continúa recogiendo fuerzas para traernos la devastación en forma de tema. Lo más memorable del Black Metal queda recogido a través de sonidos desfasados en los que destacan en este caso, la batería a manos de Inferno. Otro punto a su favor, es la sutil así como ligera ambientación que acompañará al corte desde el primer segundo. Increíble. En cambio, con Sabbath Mater, Behemoth nos deleitan con sonidos ligeros en algunos de los fragmentos donde el punto principal sigue siendo la voz. Por supuesto, hay partes más recias donde la negrura y la desolación hacen mella sin pudor. Por el mismo camino, suena Havohej Pantocrator, cuya atmósfera misteriosa penetra en cada uno de los poros de nuestra piel helándola por completo. 

Poco a poco se acerca el final, pero antes hay que pasar por Rom 58, de cuerdas intrépidas y salvajes por parte de Nergal y Orion, que harán un despliegue de su belicosidad desde el primer segundo. Es una pista que transmite desasosiego y mucho desconsuelo por las raíces tan profundas que ha asentado la formación en el Black Metal, sin olvidar la blasfemia como parte de la esencia de los trabajos de Behemoth. Continuamos con We Are The Next 1000 Years, de ritmos muy rápidos que quitan el hipo. La batería es monstruosa a la que se unen con furor unas cuerdas llenas de agresividad y belicosidad como acompañantes de un graznido devastador. Es otra de las joyas del álbum. 

El nuevo trabajo de los polacos finaliza con la canción Coagvla, es la que menos duración tiene y se trata de un tema instrumental que recopila lo más destacado de la banda. Además, nos ayuda a coger aire para digerir toda la tralla que nos han dado Behemoth en los cortes anteriores. Lo considero un cierre muy adecuado. 

Este nuevo disco de Behemoth es, sin duda, lo mejor que ha salido este Otoño. Es frío, oscuro, tenebroso y blasfemo a partes iguales. La banda ha «vomitado» la pureza de su personalidad y esencia que durante tanto tiempo han consolidado. Recomendable al 100%. 

Track List:

  1. Solve
  2. Wolves Ov Siberia
  3. God = Dog
  4. Ecclesia Diabolica Catholica
  5. Bartzabel
  6. If Crucifixion Was Not Enough
  7. Angelvs XIII
  8. Sabbath Mater
  9. Havohej Pantocrator
  10. Rom 58
  11. We Are The Next 1000 Years
  12. Coagvla

Banda:

Nergal – Guitarra/Voz

Inferno – Batería/Percusión

Orion – Bajo/Voz

 

Deja un comentario